viernes, 3 de diciembre de 2010

SOPA VIÑA AB

 



















¿ Hay una sopa más malagueña que ésta ? Yo diría que no.

Este plato nació de la sencillez de un gazpachuelo (pueden ver la receta en primeros platos), a su humilde origen: patatas y huevo, se le fue añadiendo ingredientes que hoy por hoy son habituales, tanto en el gazpachuelo como en la sopa Viña AB, gambas, langostinos, mejillones, almejas y pescado.

 
Un simpre chorreón de Viña AB, un vino amontillado de la casa Gonzalez Byass, le dió el toque y el nombre a éste exquisito plato tan de mi tierra. No es necesario que sea exactamente ésta marca, pero eso sí que sea un Montilla.
Fernando Rueda Garcia, tiene escritos libros sobre recetas y costumbres gastronómicas malagueñas, estupendos y que recomiendo; gracias a él supe como el humilde gazpachuelo, pasó a tener ese toque de refinamiento que hizo de ésta sencilla receta popular un plato digno de los mejores restaurantes malagueños, convirtiéndose en la sopa Viña AB.

En los años treinta, José Garcia Cabrera, era representante de la firma Gonzalez Byass, gran bebedor y solterón empedernido, vivia en el Hotel Europa (ya desaparecido), en la Acera de la Marina; tenía la costumbre de comer en El Mesón y en La Alegria, restaurantes donde él empezó a verter el chorreón de vino en el gazpachuelo ¡¡ Maravilloso descubrimiento !! .
 
Uno de los mejores restaurantes donde la preparaban de maravilla era el tristemente desaparecido Casa Pedro, en El Palo. Pero mejor aún la preparaba mi madre.

¿Como se prepara en Mi cocina, siguiendo sus pasos?

En ésta ocasión y rompiendo mi costumbre de poner cantidades, ya que sigo pensando que la cocina es experimentar y poner más o menos condimentos en base a los gustos de cada comensal, pondré las cantidades para dos personas.

Este en concreto es el que he preparado éste mediodia para dos comensales, no obstante, vuelvo a insistir en que pueden añadir o quitar los ingredientes que prefieran.


Seis mejillones, una docena de langostinos, un cuarto de almejas, cinco trozos de rosada (pueden poner merluza, rape ó bacalao), la espina de la rosada, un calamar pequeño, un trozo de jibia, dos huevos, dos puñados de arroz, una patata, un puñadito de chicharos (guisantes), aceite de oliva virgen, sal.


Limpiar los mejillones de impurezas y reservar.
Mantener las almejas en agua con sal, una media hora para que pierdan la posible arenilla que traigan en su interior.
Pelar los langostinos y reservar.
Cortar en trozos pequeños el pescado (con cuidado de que no tenga espina), los trozos de jibia y los trozos de calamar. Reservar.

Antiguamente mi madre hacia la mayonesa a mano, con las yemas, echándole un hilito de aceite (que ponia en la cáscara del huevo) poco a poco, con un tenedor, hasta que quedaba bien espesa.
Hoy, les aconsejo: Preparar una mayonesa con las dos yemas y una clara, con aceite de oliva virgen y un poco de sal y reservar.
La otra clara del huevo, ponerla en un vaso y reservarla igualmente.

En una cacerola plana con dos litros de agua aproximadamente poner a hervir la espina de la rosada, los mejillones y las almejas.

Espumerear y cuando estén abiertos los moluscos, sacar de la olla.
Quitarles las conchas y reservar la carne de las almejas y de los mejillones.
Retirar la espina de la rosada y si es necesario colar el caldo.
Poner en la cacerola la jibia y los trozos de calamar y dejar hervir unos diez minutos.

Echar una patata cortada a cascos; cuando ésta esté tierna, agregar los dos puñaditos de arroz, dejándo hervir unos quince minutos.
Añadir los langostinos, el pescado y los chicharos (los guisantes). Probar de sal.
Dejar cocer unos cinco minutos, pasado éste tiempo añadir la clara de huevo y sin remover dejar que cuaje.
Agregar la carne de las almejas y los mejillones.
Apartar del fuego y echar un buen chorreón de vino amontillado, a ser posible Viña AB.


Al emplatar, sacar los ingredientes, echar un cucharón de caldo caliente, pero no hirviendo para que no se corte, en el recipiente donde se ha preparado la mayonesa y remover con cuidado de que no queden grumos, añadir al caldo removiendo poco a poco.

Una vez ligado el caldo, echar éste en el plato con los ingredientes de la sopa.


Un plato consistente, rico y ya saben muy, pero que muy malagueño.


Buen fin de semana.

17 comentarios:

  1. Toma ya! Pedazo de sopita paras estos dias de frío...que rica!

    ResponderEliminar
  2. Una sopa como esta es rica por partida doble; por sus ingredientes y por la historia que la acompaña. Magnifica receta.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  3. pues te doy un aplauso te ha quedado excelente
    un biko

    ResponderEliminar
  4. Toma sabor malagueño, insuperable este gazpachuelo, como todo lo que haces lo bordas.

    Besitosssss wapi

    ResponderEliminar
  5. Que receta tan original!lo que se aprende contigo..un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una sopa muy rica para ayudarnos a combatir el frío. Se ve muy apetitoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Que sopita de pescado más buena y calentita para cenar a esta hora. Me invitas?.

    Me paso corriendo.

    ResponderEliminar
  8. Esa sopa se vé riquisima, y en estos días de frio apetece mucho. Como tú dices cada una con sus ingredientes y cantidades. El importante es darle el toque personal.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Pues qué rica!. O sea, que debe llevar un chorreón de MOntilla, no?
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Ummmmmmmmmm seguro que esta deliciosa ,tomo nota de esta riquisima sopa Malagueña,te ha quedado divinaaaaa.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena receta.
    Un placer leerte,
    Un beso
    Chelo

    ResponderEliminar
  12. Vas a decir que soy una inculta Carmen Rosa, pero lo del chorrito de vino no lo conocía. En mi pueblo se le llama gazpachuelo tanto al tradicional como al moderno con gambas o arroz,... Ya he aprendido contigo otra cosa mas de nuestra tierra.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  13. La he visto en el FB y he tenido que venir a leer la receta. Que rica Carmen Rosa. Imagino que como todas las sopas tendrá muchas variantes. Mi madre, que no era malagueña, la hacia pero sin arroz y sin patata, lo demás tal cual, se que ponía un vino que la verdad no recuerdo cual era, pero puede ser ese probablemente, ya que en mi casa el vino de Málaga dulcecito no faltaba. La recuerdo con gran cariño y me parecía un plato exquisito, muy de días de fiesta que era cuando mama la hacia.
    excelente receta.
    Saludos desde Almeria.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda esta sopa, buena, rica y sabrosa.
    Y sin duda el toque de vino de Montilla le viene fenomenal,como dice el amigo Fernando Rueda en su libro LA COCINA POPULAR DE MALAGA.

    ResponderEliminar
  15. Toñi conocía el tradicional gazpachuelo pero para mi esta variante es una completa novedad, a esta zona no ha llegado esta variante de este plato tan tradicional, es curioso que, como bien dices lo convierten en un plato festivo y riquísimo.
    El vino amontillado siempre me gusta tenerlo en casa y lo utilizo mucho en la cocina, sin duda para mi ha sido todo un descubrimiento esta maravilla de receta.

    Buen finde y un besazo gordo para ti tambien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Helena, tengo que animarte a que eches un vistazo, con calma y tiempo (aunque sé que te debes también a much@s y magnifi@s bloguer@s cociner@s, a los platos tradicionales malagueños, a éstos de toda la vida que fui publicando al principio del blog (ten en cuenta que ya tiene más de cuatro años)...igual hay algunos platos que son de tu agrado.
      Gracias por tus cariñosas palabras y espero que pruebes ésta sopa, que por cierto hoy hemos degustado en Mi cocina.
      Un beso y buen fin de semana.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...