jueves, 10 de febrero de 2011

BIZCOCHO DE MOCA Y CHOCOLATE

Desde que en "Mi cocina" entró el libro 500 pasteles de Susannah Blake, no hay una semana que no prepare un bizcocho, se ha convertido en una dulce rutina, aunque el preferido de mi familia es el más simple, el que sepa a limón, en ésta ocasión el pasado Domingo me atreví con éste pastel que a mi personalmente me ha encantado.
Es un bizcocho que se funde en la boca, con su centro suave y espumoso, una verdadera exquisitez.

Lo único, que la presentación, los detalles elegantes y que parezca una tarta elavorada, vistosa y original no es lo mio; falta de tiempo, de paciencia o inexperiencia. ¡¡ Quizás cuando sea mayor lo logre !!

Aunque voy a decir a continuación como la he preparado, siguiendo el paso a paso de mi querido libro y de mi admirada autora, he de aconsejaros que visiteis el blog de mi buena amiga y estupenda cocinera Laube http://laube-sanoyderechupete.blogspot.com que curiosamente hemos coincidido en estos dias en preparar ella un maravilloso pastel de moca y de chocolate, verán que rico, que preciosidad, como lo termina, lo decora y con qué cariño lo ha hecho.

A Laube (Laura) hace dos años que la conocí en un foro de cocina, desde el principio vi que teniamos muchos puntos en común: amante de la naturaleza, de las flores, apasionada por su tierra, adora la mar y una lectora empedernida.
Laube: éste trocito de mi bizcocho va para ti, hasta Arucas; pon tu la copita de ése riquisimo ron único en el mundo.


¿Como lo hice?

Precalentar el horno a 180º y engrasar el molde (ya tengo de silicona, por fin) con mantequilla.
Partir 150 gramos de chocolate negro en pedacitos y ponerlo en un cazo con 90 gramos de mantequilla y derretirlo a fuego lento, removiéndolo, hasta que se hayan derretido.
Retirar del fuego y dejar que se enfrie cinco minutos.

Añadir 100 gramos de azucar sin dejar de remover y dos huevos gordos, uno a uno removiendo continuamente.

Tamizar 100 gramos de harina a la que se le ha incorporado un sobre de levadura, sobre la mezcla y remover bien.
Sin dejar de remover agregar unacucharada sopera de café soluble disuelta en una cucharada de agua hirviendo.

Echar la mezcla en el molde y hornear durante 45 minutos aproximadamente (depende del horno).

Sabrán que está listo cuando salga un palillo seco pinchando el bizcocho.
Dejar enfriar.
Servir acompañándolo de nata montada.

¡¡ Que lo disfruten !!

11 comentarios:

  1. Hola Carmen Rosa, he llegado desde el blog de Margret y me gusta mucho tu cocina, este biscocho debe estar de bueno, que café y chocolate se llevan de maravillas. Y no te preocupes por la presentación, que lo importante es lo de adentro, digo yo, que tengo el mismo problema que tu, por más que me aplico, nunca me quedan esas tartas como de pastelería, pero todos se las comen igual felices y contentos. besitos y te sigo leyendo

    ResponderEliminar
  2. Un trocito para Laube, y otro para mí, ¿vale?, vi el suyo y me encantó al igual que este. Me gustan los bizcochos!, son mi debilidad, ¡que le vamos a hacer1
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Madre mía que maravilla Carmen Rosa!! Yo no soy nada chocolatera pero a este me apunto que menuda pintaza tiene.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. que delicia!!! me encantaria comerme un trozo ahora mismo!! a mi todo lo que sea de chocolate me fascina. Por las fotos ni te preocupes que te ha quedado bonita!

    ResponderEliminar
  5. Carmen que rico para mojarrrrrrrrrrrrrrrrr

    ResponderEliminar
  6. No conocía tu blog y me alegro de haber pasado por aquí. Me quedo de seguidora, tú si quieres pásate por el mío.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Carmen Rosa, mi niña, no sabes cuánto me ha emocionado y, sobre todo, porque yo siento lo mismo respecto a ti. Sí que es verdad que estamos lejos, pero una sabe cuándo al otro lado del cable hay una persona con la que se comparte más que una afición. Y a mí me pasó lo mismo cuando topamos en ese foro de cocina. Me dije... esta mujer y yo tenemos muchos puntos en común y no sólo la cocina.
    A quienes nos encanta el mar, la mar, solemos ser amantes de la naturaleza por encima de todo. No es que nos guste darnos un chapuzón, es que nos gusta oler a salitre y que las olas rompiendo contra las rocas nos salpiquen. Eso nos da vida. Y, bueno, si ya hablamos de los manjares que nos ofrece ese precioso azul. Si es que el agua mientras lleve sal... jejejejeje
    Y leer... y hablar... y compartir... y contar mil historias. Estamos muy lejos y nos separa alguna que otra generación, pero...¿y qué más da?. Es lo bueno de internet: no hay prejuicios de ninguna clase.

    Y bueno... qué voy a decirte del bizcochito de moka y chocolate. Nos leemos el pensamiento!. Es verdad que yo lo he adornado, pero no creo que sea lo más importante de una comida. Queda bien en las fotos, pero lo importante es que cuando una se mete un trozo en la boca, cierra los ojos y piensa... ummmmmmmmm, cosa fina!. O no?.

    Carmen Rosa, eres un crack... malagueña!.

    Un besote con achuchón!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Madre mía que pinta!! tiene que estar delicioso! no ha podido quedar mejor, que rico!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No te preocupes, te ha quedado precioso, y se vé muy esponjoso y bueno. La presentación es lo de menos, en esta ocasión. Yo me llevo un buen cacho!

    ResponderEliminar
  10. Lo importante es el sabor y la combinación de chocolate y moka es un acierto, seguro que no habéis dejado ni las migas.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...