miércoles, 1 de junio de 2011

CAZUELA DE PAPAS CON ARROZ, GAMBAS, ALMEJAS Y BOQUERONES MALAGUEÑOS



























En mi correo personal suelo recibir de vez en cuando comentarios y alguna que otra consulta sobre los platos que cocino. Lógicamente suelo contestar a todos los correos con la mayor celeridad posible, pero siempre con ilusión y ganas de ayudar en la cocina dentro de las posibilidades que nos brinda internet o demostrando mi agradecimiento por sus visitas al blog y las palabras que me han dedicado.

Igual me ocurre personalmente en cuanto a consultas sobre cocina, hoy, por ejemplo, a primerísima hora en la pescadería, pedí pintarroja; un pescado muy tipico en Málaga, este pequeño escualo es una presa muy habitual de los palangres de fondo y, en general de cualquier aparejo que trabaje sobre el lecho marino a cierta profundidad, es inofensivo y realmente exquisito al paladar y una señora justo al lado me pregunta como lo preparo, que su madre tiene Alzheimer y no logra recordar como se preparaba.

Suelo ser una persona muy extrovertida, por lo que en la compra o en cualquier circunstancia, si me preguntan o preguntan por una receta, condimento o forma de preparar algo, suelo contestar sin cortarme en absoluto.

Me vengo dando cuenta que los platos antiguos, se van perdiendo. Sí, tal y como lo cuento, es mi total y segura apreciación de la cocina actual con respecto a la tradicional que yo conozco; con ello no quiero decir que sea la auténtica, no quiero parecer prepotente, pero sí he procurado a lo largo de mi vida en los platos tradicionales, seguir las directrices de mis mayores.

En uno de esos correos, una persona de la barriada malagueña de El Palo, lugar de origen de mi familia, donde yo nací, me escribió indicando que habia “encontrado” mi blog y recordó cocinando algún que otro plato las comidas de su madre ya fallecida, y que no había vuelto a probar, sus palabras: “ se me han caído dos lagrimones, pero de verdad al volver a comer esos platos que creía perdidos”; después de ese encuentro contactó con paleños que viven en el extranjero dándoles a conocer “Mi cocina” virtual. Este es uno de los mejores premios a éste blog que puedo recibir.

Hacen a éste blog una media de 500 visitas diarias, con ello siento que transmito la cocina antigua, la humilde y sencilla, la forma de cocinar ante todo de mi tierra, Málaga, de que le sirve a alguien para recordar los sabores y olores de las cocinas de mis origenes.

Gracias desde aquí a todas aquellas personas que me visitan, que leen mis recetas, que aguantan mis historietas de abuela cebolleta (como dice mi marido) y en especial a tod@s los paleñ@s y malagueñ@s que pueden volver a saborear nuestros platos más marengos y que se reencuentran con ellos a través de ésta cocina virtual, que ya no es "Mi cocina", es la cocina de tod@s aquell@s que la siguen.

Y no podía ser de otra forma que con ésta cazuela tan malagueña, tan de mi casa.

¿Cómo la he hecho?

En una cazuela (olla plana) o cacerola poner agua y echar las almejas (mantener en agua una hora antes a fin de que suelten la posible arena que tengan en su interior) y llevar a ebullición.
En el justo momento que se abran los moluscos sacarlos y reservarlos (el motivo, que la carne no se consuma demasiado).
Pelar mientras las gambas y reservar la carne.
Poner las cáscaras y las cabezas en un colador grande, dentro de la cacerola y mantenerlas hirviendo unos minutos; pasado éste tiempo tirarlas y espumerear el caldo (ya hemos conseguido que quede la sustancia y el sabor en el caldo).
Añadir azafrán (en su defecto colorante alimentario, una cucharadita)
En una sartén poner aceite de oliva virgen extra y pochar a fuego lento uno o dos pimientos verdes (depende del tamaño), media cebolla, dos o tres dientes de ajo y un tomate gordo, maduro sin piel, todo ello cortado en trocitos pequeños, salándolo al gusto.
Una vez listo el refrito apartar del fuego y añadir una cucharada pequeña de pimiento molido (pimentón dulce, usé de la Vera) y mezclar.
Añadirlo a la cacerola, dejar hervir unos diez minutos y agregar una o dos patatas cortadas en rodajas y un puñado de arroz por comensal.
Una vez pasados unos quince minutos aproximadamente, echar los langostinos, las almejas, unos cuantos chicharos (guisantes) y una ramita de hierbabuena, dejándolo cocer a fuego lento otros diez minutos aproximadamente, hasta que el arroz esté cocido al gusto.
Probar de sal, apartar del fuego y echar los boquerones (se cuecen al ser pequeños con el mismo calor de la cazuela).
Al emplatar, poner una ramita más de hierbabuena en cada plato.
¡¡ Buen provecho !!

17 comentarios:

  1. Es muy parecida a la cazuela de arroz que preparo yo, será por la cercanía. Estos platos son verdaderos tesoros. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que razón llevas, y me da gusto que personas a través de tu cocina, encuentren recetas tradicionales.
    Esta cazuela tiene que estar riquísima, parece que me llega el olor.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Yo ya estoy cogiendo pan para mojar, madre que buena tiene que estar.

    ResponderEliminar
  4. Es que es la mejor manera de seguir con la dieta mediterranea, asi los jovenes seguiran las recetas de las abuelas, para eso estamos aqui, ojala lo consigamos.
    Y que te digo de este guiso tan marinero, que me encanta y que seguro que estaba de rechupete, un besito

    ResponderEliminar
  5. Que bien se come en Málaga por dios.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Vengo a entregarte un premio qué me hace mucha ilusión que tengas, es el Indalo de Oro, después se lo puedes entregar a otro blog que sea relacionado con la cocina y que tenga más de 300 seguidores.
    Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  7. Una joya, eso es tu blog y tus recetas y aunque tu marido diga que tus historias son de abuela cebolleta,jejeje seguro que es para pincharte, dile de mi parte que tus historias nos transportan a la infancia y nos reviven viejos recuerdos que parecian olvidados, y por supuesto la joya más grande de todas eres tu.

    Besitossssss

    Besitosssss

    ResponderEliminar
  8. Di que si que estos platos son los que perduran y los que recordamos y la esencia de la cocina de ahora y de siempre, lo único es que tu plato le cambian el nombre, lo ponen en una copa todo licuado y al final te quedas con hambre.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No hemos de dejar que se pierdan las recetas tradicionales, en nuestras cocinas hay cabida para todas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Deliciosa receta...ya sabes lo que me gustan a mi este tipo de guisos.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  11. Un plato perfecto que no se puede superar. Un verdadero tesoro! Voy a cotejar un poco las recetas anteriores, ya que he estado fuera dos semanas, no sé lo que me he perdido!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Qué cazuela más rica! Me encanta que tu cocina sea la cocina de todos los malagueños, de recetas antaño y de siempre, gracias en buena parte a tu divulgación en la blogosfera, que a malagueños no tan arraigados en la tradición como yo, les hace una ilusión y una falta grandísima.Reme y tú (además de mi madre) sois las que hacéis querer y cocinar los platos de mi tierra.

    (Guárdame un platito de cazuela!)

    Muchísimos besos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Carmen, muchísimas gracias por aceptarme en el Facebook! Me ha encantado descubrir tu cocina, sin duda me quedo a seguirte, y de momento me llevo un poquito de este guiso tan apetitoso, menuda pinta tan rica! :)

    Te mando un besote y por supuesto te invito a pasarte por mi blog :)

    http://mysweetcarrotcake.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, Carmen Rosa, debe haberte emocionado mucho lo que te comentaba esa señora. No es para menos... A mí me encanta basarme en la cocina tradicional, pero sí e sverdad que cada día, se come menos del modo tradicional...En fin...
    Tu cazuela ya sabes que me encanta. Esos platos son los que más me satisfacen.
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Me encanta tu cazuela, se ve riquisimo!!!! Estos platos tradicionales son fantásticos. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Carmen Rosa.
    Es estupendo que se recupere la forma de cocinar de antes, esos platos tradicionales que todos recordamos, y que dejan un olor en la cocina y en nuestra memoria, difíciles de olvidar.
    Ahora tenemos este medio tan fantástico, y a personas como tú que pueden enseñarnos esos platos, y esas recetas que tanto añoramos.
    Por que mis padres se movieron mucho de ciudad, no tengo recuerdos fuerte de cocina tradicional de un solo sitio: Recuerdo la cocina de Granada, la de Jaén (la que más marcó mi infancia y adolescencia), la de Bilbao, la de Málaga (donde más años llevo). Pero evidentemente me incoporé a esta tierra con cierta edad, y sólo recuerdo la cocina de mi suegra, y esta cazuela es tal como la prepara ella. Y aunque la memoria no sea de antaño, sí me gusta rescatar esas recetas, que para mis hijos, serán sus recetas, las de su tierra.
    Gracias por tus aportaciones. Tu blog también lo recomiendo mucho cuando alguien me pregunta por cocina malagueña, auténtica. El tuyo y el de mi amiga Reme, de alsurdelsur.
    Besos.
    cocinasinmiedo.

    ResponderEliminar
  17. Ole, qué plato más delicioso !!!
    Tomo nota de la receta, es estupendo.
    Un abrazo.
    Sara

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...