martes, 27 de septiembre de 2011

ALBONDIGAS DE JIBIA EN SALSA CON LANGOSTINOS Y GULAS














Hace unos dias “El Comidista” Mikel Lopez Iturriaga, al que desde “Mi cocina” felicito por su magnifica aportación al mundo de la gastronomia, escribía en su estupendo blog una frase que al leerla parecía que en alguna ocasión me había leido el pensamiento, textualmente decía su autor:

"Me horroriza pensar que en España, un país con una buena tradición alimentaria que desde hace unos años es famoso en todo el mundo por sus chefs, cada vez cocina menos gente. Entre el bombardeo publicitario de la comida procesada y las prisas permanentes en las que vivimos no parece haber ni ganas ni tiempo para entregarse a tres de los mayores placeres al alcance del ser humano, como son el guisar, el comer bien y el dar de comer bien a los que te rodean"

Intento guisar y dar de comer bien a las personas que quiero y para quienes cocino y por ende, cada vez que abro un post en mi blog, animar a quienes me visitan que entren en sus cocinas, que la falta de tiempo no sea una excusa, el trabajar fuera de casa no es óbice para no cocinar comidas caseras, la comida sana, honesta, tradicional o moderna, a fuego lento ó rápidamente (valga como ejemplo un bocadillo), sabrosa, natural y hecha con amor, pero en casa, en definitiva comida casera autentica.

El cariño, el tiempo y la paciencia los mejores ingredientes que usaba mi madre, ella no solo era ama de casa, también era costurera.

En ésta ocasión he preparado éste plato que aunque parezca complicado sólo en menos de cuarenta y cinco minutos, y yo también trabajo fuera de casa, soy ama de casa y bloguera gastronómica ¿se dice así? aunque aún me cueste creerlo.

Suelo comprar en el malagueño mercado de Huelin las jibias, hermosísimas, siempre procuro la más grande (pueden ver qué cantidad de recetas suelo hacer con ellas pinchando en pescados y mariscos o bien en el buscador poner la palabra jibia); en ésta ocasión lo he preparado de tres formas diferentes: fritos, a la plancha y los trozos quizás más duros (aletas, patas etc.) he aprovechado para hacer estas albóndigas.

¿Cómo las hice?

En una cacerolita poner a cocer los trozos de jibia durante diez minutos aproximadamente, salando al gusto.

Sacar la jibia, reservar el caldo y parte de las patas,

Una vez cocida, poner los trozos en el vaso de la minipimer junto con una cebollita fresca pequeña cortada en trozos, uno o dos dientes de ajo y una ramita de perejil y triturar lo más fino posible..

En un bol colocar la masa resultante, un vasito de leche, un huevo, tres o cuatro rebanadas de pan y salpimentar, mezclando bien todo el conjunto.

Hacer bolas, pasarlas por pan rallado y reservar.

Poner en una sartén aceite de oliva y freir las albóndigas. Reservarlas.

Pelar los langostinos.

En una sartén echar un chorreón de aceite de oliva y freir las cabezas y las cáscaras de los langostinos, retirar del fuego, echar un vaso pequeño de coñac y flambear fuera del fuego.

Una vez apagado el flambeado agregar las cabezas y cáscaras en el caldo de cocer la jibia y llevar a ebullición, espumerear, dejar cocer cinco minutos colándo el caldo y reservándolo.

En una cacerolita con un chorreón de aceite de oliva freir los langostinos y las patas de la jibia durante un minuto (vuelta y vuelta) y reservar.

En el mismo aceite pochar media cebolla y dos dientes de ajo, sin que se llegue a dorar, agregándole el caldo y un vaso de vino blanco, pasándolo a continuación con la minipimer.

Echar las albóndigas en la cacerolita, llevar a ebullición y añadir un puñado de chicharos (guisantes), los langostinos, las patas de la jibia y dejar hervir unos quince minutos aproximadamente.

Mientras en una sartén pequeña con un chorreoncito de aceite calentar las gulas, manteniéndolas caliente hasta el emplatado, que se colocarán por encima o a los lados a la hora de servirlas.

Acompañar con arroz blanco (cocido)

El resultado, un plato completísimo, casero y hecho con cariño.

¡¡ Buen provecho !!

“No hay nada más querido para un padre anciano que una hija”

Eurípedes (480 – 406 a.C.) Poeta griego

Hoy hace 18 años que falleció mi padre, y debo decir que así hizo que me sintíera la persona que él más quería. Le echo de menos y le recuerdo cada dia de mi vida.

17 comentarios:

  1. Madre mía Carmen Rosa...a ver por donde empiezo.
    Veamos, lo más importante para un padre, si es una hija, te lo digo tambien por experiencia, además yo soy hija única por lo tanto estaba muy, muy unida a él. Como a las dos ya nos faltan, te acompaño en ese sentimiento que hace que los extrañemos todos los dias de nuestra vida.
    Segundo... claro que eres una bloguera gastronómica, y de las mejores y con menos infulas. Creo que antes de mejor bloguera, eres mejor persona.
    Tercero...esas albóndigas de jibia, yo me quedo aquí con la barra de pan. Con eso te lo digo todo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, a una persona que se quiere no se le olvida nunca, nunca. Pero ellos, desde su estrella lo saben... El plato de hoy, lo preparaste muy rápido y el resultado es de 10. Tiene una pinta estupenda. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Te acompaño en ese recuerdo de los seres que se nos han ido y que por mucho tiempo que pase no se olvidan de nuestro pensamiento.

    El plato tiene que ser bueno,pero para mi hay unos ingredientes que no me van, así nque buen provecho para los que les guste.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bonito recuerdo para tu padre, te envío un abrazo de ánimo.
    Por otra parte tienes en que razón que la falta de tiempo no debe ser excusa para no cocinar y por ello comer mal, sé que a través de los blogs gastronómicos contribuimos a potenciar los buenos hábitos, un beso.

    ResponderEliminar
  5. DIOS MIO ..digo lo mismo que REME ..por donde empiezo?..es que se me aturden los sentidos ..jaja me encantan estas recetas completas ..ESOS RECUERDOS QUE NOS HACEN PENSAR EN LOS QUE AMAMOS Y AMAREMOS SIEMPRE .bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  6. La receta muy buena, parece mentira pero se me hace la boca agua solo de ver la foto. Y así es, ultimamente, menos gente cocina, y además los jovenes, prefieren, unas hamburguesas, patatas fritas y pizza. Cómodo, fácil y sin perder tiempo en la cocina. Pero es lo más adecuado??? Yo estoy segura que no!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Como e entiendo y comparto en ese recuerdo de tu padre. Siempre estarán con nosotros, en nuestor corazón y en nuestra mente.
    Un plato sin duda delicioso. Y sí, estoy de acuerdo contigo, la falta de tiempo no es excusa para no meterse a preparar algo rico y sano en la cocina .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Te mando animo desde gran canaria, los seres queridos que se van nunca se olvidan, y siempre estan con nosotros... Esa receta riquisima, para copiarla y hacerla...
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Unas albondigas divinas y seguro que deliciosas.
    Como te entiendo y comparto en ese recuerdo de tu padre. Siempre estarán con nosotros, en nuestor corazón y en nuestra mente.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  10. Carmen Rosa, qué razón tiene Mikel con su comentario....pero aquí estamos los blogueros cocineros para reivindicar la comida casera, hecha con cariño y para los demás, además de reflejar nuestro placer por cocinar.

    En cuanto a las albóndigas, no sé si me gustan más las albóndigas o la salsita, ¡qué rica por favor! No harás mermeladas, ni pan, ni le tiras mucho a los dulces, pero que buen cocinera eres, chiquilla.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las albóndigas de pescado y estas se salen de buenas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Por muchos años que pasen a un padre siempre se le recuerda y se le echa de menos. Tu padre tuvo que estar muy orgulloso de ti.
    Las albóndigas se ven estupendas, tan redonditas y estoy segura aún sin probarlas que están muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. No tengo ni palabras para describir esta delicia, me gusta es lo más que se me ocurre en este momento.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  14. Lo primero decirte que te acompaño en el recuerdo a tu padre, yo hace bastantes años más que no lo tengo conmigo y no hay dia que no piense en él.
    Y lo segundo felicitarte por esas albóndigas, que maravilla, no pueden ser más originales, intentaré un día hacerlas !

    besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...