lunes, 11 de junio de 2012

GAZPACHO DE CEREZAS CON AJONJOLI




¿Gazpacho, salmorejo, zoque, porra…? ¡¡ Menudo dilema tengo con la receta de hoy !!

Sí tengo relativamente claro, que tan exquisitos platos ya se consumía en nuestras tierras cuando aún pertenecíamos a la antigua Roma, llamado salmorium, a base de pan aceite, ajos y sal (igual de salmorium, deriva la palabra salmorejo), predecesor del gazpacho, porra y salmorejo que se les añadieron verduras y sobre todo el tomate llegado de las Américas a mediados del siglo XVI.     

Pienso que en Andalucía hay tantos “gazpachos” como personas que lo preparen, es una receta donde impera los gustos de cada cociner@.

El gazpacho es uno de los alimentos más saludables de la dieta mediterránea. Pepino, pimiento, tomate, cebolla, aceite, vinagre, agua, pan y sal.

La porra antequerana y el salmorejo cordobés son variantes del gazpacho, la diferencia entre ellos es la textura, siendo la porra y el salmorejo mucho más densa, como una crema y el gazpacho más bien liquido como una sopa bebible.
La porra procedente de la localidad malagueña de Antequera se elabora con tomate, pimiento verde tipo italiano y miga de pan, ajo, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Su textura es espesa, se acompaña de huevo duro, jamón serrano y atún en aceite porra antequerana (1ª receta) y la segunda que subí al blog , aqui verán como suelo preparlo .

El Salmorejo típico de Córdoba, lleva solamente tomate, un poco de ajo, un poco de miga de pan, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Igualmente suele enriquecerse de jamón, huevo duro o atún
Aunque al salmorejo en Málaga, por lo menos en mi entorno familiar se le llama Zoque (aqui pueden ver mi receta)

Así que llego a la conclusión de que la diferencia entre las dos recetas está en que la porra lleva pimiento verde y el salmorejo no lo lleva.

Hoy en día resulta bien fácil con los “artilugios” de cocina de los que podemos disponer preparar una de éstas riquísimas sopas frias andaluzas, pero no hay que olvidar que hasta hace no tantos años la forma de hacerlo era en mortero, a base de paciencia y “brazo” para ir majando todos los ingredientes hasta obtener una crema bien fina; todo un mérito de nuestros ancestros a la hora de hacer un gazpacho, un salmorejo o una porra antequerana.

Es de lo menos complicado para elaborar en éstas fechas tan calurosas, consta de pocos pasos básicos: comprar los productos, introducirlos en batidora o licuadora, batir bien durante varios minutos hasta que se obtenga una salsa sin grumos, introducir durante varias horas en la nevera y listo para disfrutar.

En los últimos años se ha ido enriqueciendo nuestra crema más internacional con frutas, como la sandía, el melón, el melocotón, las cerezas, incluso más exóticas como el mango, dando un toque de frescura y riqueza realmente fantástica.

Desde que lo descubrí en “Mi cocina”  les aseguro que suele ser un plato estrella en los días veraniegos.
En ésta ocasión aprovechando la época de cerezas

¿Cómo lo hago?

Ingredientes:
Para dos personas un tomate bien maduro sin piel, un trozo de pimiento verde, un trocito de pepino (pelado dejándole un poco de piel), un diente de ajo pequeñito (quitándole la parte central),  un trozo pequeño de cebolla dulce, un trozo de pan (asentado, del día anterior), vinagre de vino blanco, aceite de oliva virgen extra (uso de Periana, malagueño), un cuarto kilo de cerezas (quitarles los huesos, lógicamente),   agua y sal.

Para prepararlo:
En el vaso de la minipimer poner todos los ingredientes sólidos: tomate, pimiento, pepino, ajo, cebolla, cerezas, pan, sal al gusto.
Echar los liquidos: medio vaso de agua, un chorreoncito de vinagre y un chorreón de aceite de oliva.
Batir durante unos minutos, hasta que la crema esté bien mezclado, sin grumos.
Probar y rectificar si es necesario de vinagre y sal.   Para rectificar la textura añadir agua o si desean que la crema sea más espesa añadir más pan.  
Guardarlo en el frigorífico hasta el momento de servir.
Adornar con ajonjolí tostado (para ello utilizar una sartén con una gota de aceite).
Como habrán podido comprobar la base de ésta receta es el gazpacho andaluz, pero la textura la preparo como si de una porra antequerana o salmorejo se tratara.
El nombre que le voy a dar….francamente no lo sé….igual me decido por “gazpacho” aunque haya que comerlo con cuchara.

 

Las cerezas casi, casi podía haberlas cogido de éste cuadro que pintó mi suegro hace unos años ¿A que parecen reales?

Para nuestros amigos José Manuel y Marta que fueron los que disfrutaron del primer gazpacho de cerezas de éste año, ya sabeis que “Nuestra cocina” es “Vuestra cocina”.

12 comentarios:

  1. Me encantan los gazpachos, pero de cerezas no lo había probado nunca, así que tomo nota por que tiene una pinta estupenda.
    Un abrazo
    Jorge.

    ResponderEliminar
  2. It looks refreshing and flavorful.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu visita me ha hecho mucha ilusión, aqui no somos mucho de gazpachos pero con esa pinta y los ingredientes que lleva tiene que estar buenisimo. besitos

    ResponderEliminar
  4. El caso es que con cerezas no he probado, algún dia tiene que ser, lo que es cierto es que tenemos una riqueza de cremas y caldos frios que, además son todos sanísimos, que tenemos que degustar. Que grande son nuestras raices y que llenas de cultura tan variopinta que nos permite disfrutar de todo esto. Un beso wapisima

    ResponderEliminar
  5. Te he dejado un comentario en facebook, pero hija, sin leerte, como que no me luce.
    Y así me quedo más tranquila, jejejjee. Buen gazpacho de cerezas. Y ese cuadro... precioso, los echaba de menos.
    Besazos

    ResponderEliminar
  6. Pues entonces yo lo que hago es la porra, porque para mí el pimiento verde es un imprescindible!. Es que el toque fresco que da... Sí que es complicado, pero bueno, tampoco hay que ceñirse tan estrictamente a los vocablos, porque todo depende de lo que se tenga en casa. En cualquier caso, se llame como se llame y lleve lo que lleve, a mí todos esos platitos me pueden... me chiflan... me privan... me encantan. Como ese gazpachito de cereza con ajonjolí... qué bueno!.
    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Nunca he probado a usar frutas en el gazpacho. La verdad es que me gusta este tal cual, como lo comimos siempre en casa. Pero no digo nunca jamás...si tu dices que está bueno, pues yo lo pruebo!!! jajajaja
    Saluditosssssssss

    ResponderEliminar
  8. Los gazpachos de frutas están riquísimos, igual lo puedes hacer con fresas o sandía que sale rico, rico. Este de cerezas nunca lo había probado pero seguro que lo haré. Además mi último árbol plantado es un cerezo enano, así que espero algún día recolectar algunas cerezas propias. Besos

    ResponderEliminar
  9. Andaaaaa, que ricoooo. Me encanta poner frutas en los gazpachos y salmorejos para darle un toque distinto.
    Te echamos de menos el sábado, nos lo pasamos muy bien.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Se ve apetitoso. Nunca lo he probado pero se ve muy rico

    ResponderEliminar
  11. Pues se ve muy rico a tentador, la verdad que tengo ganas de probarlo, el cuadro genial besos

    ResponderEliminar
  12. Esto hay que probarlo sí o sí! No quiero que nadie me lo cuente, quiero catarlo!!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...