miércoles, 3 de octubre de 2012

HUEVOS FRITOS





Sol de oro en cielo blanco, perlado de crujientes nubes amarillas….quizás ésta es la definición perfecta que le viene como anillo al dedo a uno de los platos nacionales por antonomasia: los huevos fritos.

Dicen que freir un huevo es lo más sencillo que se puede cocinar, cuantas veces habremos oído e incluso dicho la popular expresión “no sabes ni freír un huevo” cuando nos referimos a alguien que es un negado en la cocina, que no sabe hacer absolutamente nada en los fogones; aunque algunos maestros cocineros suelen decir que un buen cocinero, pasa su “examen” si sabe freir bien un simple huevo”.

No pretendo con la entrada de hoy emular a grandes y famosos cocineros, como Simone Ortega o incluso Ferrán Adriá, quienes han escrito y enseñado la manera perfecta de hacerlos, incluso en el caso de Adriá, le llamó a la receta “El huevo frito soñado”….     Ni tan siquiera enseñar a hacerlos “perfectos”, líbreme Dios de tan tremenda prepotencia por mi parte, ante todo porque no soy una “chef”, ni una gran cocinera, ni es tan fácil, ya que  influyen muchos factores, el más importante quizás el gusto personal de cada comensal; así que en ésta entrada en el blog solo intento explicar y compartir con quienes tienen la paciencia de leer ésta entrada al blog, como suelo hacer los huevos fritos en “Mi cocina”

Sí, han leído bien:  huevos fritos, en plural porque son varias las formas dependiendo de a quién se lo prepare.

Si me permito darles algunos consejos previos:

-Un buen aceite de oliva virgen extra, (siempre suelo usar malagueño, bien de Periana, Ardales, Antequera, Riogordo….).
-Que sean frescos y de calidad; los huevos hace décadas (por lo menos cuando era pequeña, 50 años atrás….) tenían un color amarillo intenso (cuando las gallinas se alimentaban con maíz o con pan duro remojado y mezclado con alfrecho…o bien comían lo que encontraban en el campo), una alimentación más natural y saludable, quizás algo ya no habitual hoy en dia.
Si es fresco la yema estará densa, bien centrada en la clara y abombada.
-Para comprobar la frescura, pueden sumergirlo en agua con sal, si flota es que no es fresco; cada huevo contiene una cavidad de aire, que va aumentando de tamaño según va perdiendo frescura, ello hará que flote.
-El color de la cáscara de los huevos viene determinado por la raza de la gallina, no hay diferencia nutricional entre un huevo blanco o uno “moreno”.          
-Se mantienen mejor su calidad si éstos se guardan con el extremo “picudo” hacia abajo.
-Guardarlos alejados de los alimentos con sabor fuerte, la cáscara al ser porosa absorbe el sabor de otros alimentos.
-No exponerlos a la luz, ésta destruye el contenido vitamínico de los huevos, así que ya saben: un lugar fresco y oscuro.
-Sacar previamente del frigorífico, que estén en lo posible a temperatura ambiente.
-usar una sartén antiadherente  (aunque no es totalmente necesario, ya que la abundancia del aceite hará que el huevo no se pegue en el fondo).  
-Usar una espumadera metálica y dejarla calentar en el aceite, cogerá la misma temperatura, con ello se conseguirá que el huevo no se pegue a la paleta cuando se saque de la sartén.
-Al freírlos deben tener sumo cuidado ya que el aceite al estar muy caliente puede “saltarnos”. Suelen ser varios los motivos, entre ellos la cantidad de agua que tienen en su interior o al salarlos mientras se hacen.
-Si no se atreven a cascarlos y echarlos directamente en la sartén, pueden romperlos previamente en una taza.
-si no tienen mucha experiencia y tienen que hacer varios, preferible que los hagan de uno en uno.

Si se les ocurre alguno más….les ruego dejen sus consejos…seguro que serán útiles para quienes lean o quieran saber algo más en tan difícil arte culinario y sin más preámbulos explico los diferentes huevos fritos que suelo preparar.

Con puntillitas o como también suelo llamarle, con volantes :
El aceite debe estar muy, pero que muy caliente, casi humeante.
Cascar la cáscara en el borde de la sartén y echar el huevo, salar al gusto, esperar unos segunditos y con la ayuda de la espumadera echarle aceite por encima hasta comprobar que esté hecho al gusto del consumidor.
Sacar y emplatar.

Con puntillitas y ajitos:
Mientras se caliente el aceite echar las láminas de ajo, antes de que se quemen sacarlas del aceite y reservar.
Cascar el huevo y echarlo en la sartén cuando el aceite esté en su punto, añadir las láminas de ajos que se han confitado previamente.
Echar con la espumadera aceite por lo alto, varias veces, hasta que se haga al gusto de quien lo va a consumir.
Sacar y emplatar.

Sin que se quemen las puntas:
Cascar la cáscara y echar el huevo en la sartén con el aceite casi frio.
El huevo se irá haciendo poco a poco, no echarle aceite por encima, así conseguiremos que la clara esté cuajada, muy blanca y la yema cruda…para mojar mucho pan!!!  
Sacar, emplatar y salar al gusto

Con la yema rota:
En ésta ocasión tampoco debe estar el aceite muy caliente….
Cascar la cáscara, echar el huevo en la sartén y en ése momento romper la yema, salar al gusto y enseguida comenzar a echar con la espumadera aceite por encima a fin de que tanto la clara como la yema cuajen, sin que se lleguen a dorar las puntas.
Sacar y emplatar.

Sea como sea, se hagan como se hagan, un huevo frito es todo un manjar, el protagonista de muchas de mis recetas, el eterno y fiel acompañante de muchos de mis platos; estarían unas patatas fritas tristes sin él, no sabrían igual unos boquerones victorianos fritos sin uno al lado, el plato de los montes malagueño no sería el mismo sin un huevo frito, o dentro de un bocadillo ¿lo han probado?, ¿quién no disfruta con unos huevos fritos rotos con un trocito de foie de oca a la plancha, con sus patatitas fritas?..... miren, miren que delicia:


Así que no me extraña que le haya escrito ésta oda:
“Redondos y brillantes, vibrantes, fundentes, de fina puntilla, dorada y crujiente, como único adorno, van festoneados,
Y siempre, digo siempre, siempre muy calientes.
Finísimo velo recubre la yema,
Haciéndole guiños al buen comensal, y la clara densa, cuajada y muy blanca, rodea, amorosa, todo su caudal.
Mas si tu introduces el pan en su vientre,
este estalla, libre y te hace gozar de todo su aroma, de toda su esencia, e invade en segundos todo el paladar.
Tu sigues mojando el pan en la yema, hasta que la apuras y no queda más,
Y dejas la clara, vacía y desnuda, luego te la comes y …..vuelta a empezar”
Su Autora Tatiana Suarez Losada, estupenda cocinera que escribe sus recetas en la web nutrición y recetas.

O que el gran bloguero Juan Carlos Alonso dedicara éste estupendo reconocimiento al popular huevo frito, rimas al huevo frito, haciendo alusión al nombre de su blog, “Gastronomia en verso”, convirtiendo las poesias de Gustavo Adolfo Bécquer en un gran homenaje al HUEVO FRITO.
No dejen de leerlo, es un simpatico alarde de originalidad  RIMAS DEL HUEVO FRITO


¡¡ Disfruten de tan sencillo y suculento alimento!!

20 comentarios:

  1. Mis hijas les encantan los huevos fritos, que ricos. nunca me canso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Carmen yo te hago la ola y te aplaudo esta entrada con cariño porque así la has construido y cocinado, con esmero y con mucho cariño.

    Una entrada que nos ilustra y nos hace disfrutar a un mismo tiempo y es que un par de huevos fritos con patas acompañados de un buen pan a nuestra diestra o siniestra y un vaso de buen vino es un manjar irresistible.

    Te envío desde A/La Coruña, un beso grande compañera de camino y mi sincero agradecimiento personal por ser tan generosa compartiendo hechos y conceptos con afecto.

    ResponderEliminar
  3. ay chiquilla, siempre me dejo tu blog para el final para poder leerlo todo y nunca llego a él, me gustan mucho tus historias y no soy de poner "que rico" o cualquier frase hecha, me gusta poner mi opinión o decir las palabras que van saliendo de mi mientras leo, como si estuviera a tu lado hablándote, pero el huevo frito no he podido dejarlo para luego, he tenido que leerlo ya, porque es uno de mis vicios (me estoy dando cuenta de que tengo un montón de vicios, así me va). A mi me gustan blanquitos, sin "encajitos" como yo los llamo y con la yema bastante cruda para mojar sin parar, y la de discusiones que he tenido con mi madre por este tema, porque a ella le gustan con encajitos, así que creo que tuve que aprender a freírlos solamente para hacerlos a mi gusto. Con los ajitos están espectaculares, pero ¿que me dices de los huevos fritos con cebolleta fresca? has tenido que probarlos seguro, verdad? De tu modo de preparación, sólo hay una cosa que yo no hago, y es echarle la sal en la sartén, me gusta echársela cuando ya lo he sacado al plato, así noto mas el saborcito de la sal al mojar la yema y se ensucia menos el aceite, con la sal el aceite puede llegar a quemarse antes, o eso tengo entendido.
    Anda que no dan de sí los huevos fritos eh? Si hasta mi comentario parece un testamento! jeje
    Bueno, y ahora quien es el guapo que espera hasta mañana para comerse uno? ;)
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu estupendo comentario....¿ves? me has dado otra idea, nunca lo habia probado con cebolleta fresca, los haré en tu honor....
      Por cierto, a mi me ocurre igual que a ti...soy adicta a los huevos fritos desde que tengo casi uso de razón.....
      Un beso a ti tambien....

      Eliminar
  4. Bueno bueno,cómo de algo tan simple se pueden sacar tantas conclusiones,por lo pronto yo he aprendido dos cosas,lo de guardarlos con la punta hacia abajo,y lo de calentar la espumadera en el mismo aceite de freir.
    Decirte que para mi marido y para mí,por muchos gustos culinarios que tengamos,es nuestro vicio de los domingos,fijate! que simple! y que rico! nosotros los domingos
    PAPAS FRITAS Y HUEVOS FRITOS, con ajitos.
    Fantástica tu forma de escribir.

    ResponderEliminar
  5. Los huevos fritos son un plato espectacular y has hecho una entrada fabulosa sobre ellos, que bien explicado. Me han entrado ganas de comerme uno ahora mismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre un post fantastico me ha encantado de cabo a rabo ( con perdon quizas esta expresion sea fea para tan bonita entrada ) .
    Sean como sean los huevos fritos en casa nos encantan y mira con tan fantastico recorrido pir la manera de elaborarlos me has recordado una manera de hacerlos que es sencillisima pero edta de lujo a ver si un dia de estos los hago y lis publico en tu honor.
    No hace falta que diga que te han quedado de lujo porque a la vista esta.
    Bicos mil wapisimaaa.

    ResponderEliminar
  7. Después de tus explicaciones quien no haga bien un huevo frito es porque es negad@, negad@
    Para mi es un manjar, sobre todo si puedo acompañarlo de un buen pan. Me gustan con la clara cuajada y la yema más bien cruda y una pizca de sal
    Para mi marido, con ajitos y una vez fritos(para él más cuajaditos) con un chorreoncito del aceite de freírlos y vinagre por encima. Deliciosos

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Que buenos los huevos fritos, y con ajitos exquisitos. en cualquier mesa un plato que le gusta a todo el mundo. seguro.jajaja. saludos.:-)

    ResponderEliminar
  9. los huevos fritos es el mejor plato que me puedes dar, me encanta y nunca me canso de tomarlos, bicos

    ResponderEliminar
  10. es que es lo mejor que hay.. que viene un comensal tiquismiquis... huevo frito, que no tienes nada preparado.. huevo frito, que te apetece algo para mojetear.. huevo frito.
    es el rey!

    ResponderEliminar
  11. Donde se ponga un plato con patatas fritas y huevos, para mi que se quite todo lo demás. Y si le añadimos unos pimientos y un choricito, vamos....eso es la creme de la creme, hija mia.

    besines

    ResponderEliminar
  12. Aunque sea un simple huevo frito, es lo mejor que se puede comer, creo que hay pocas personas a las que no les guste, y asi con puntillitas divinos, besos guapisima

    ResponderEliminar
  13. Siempre será un plato exquisito y con éxito para mi es lo máximo,me gusta como lo freístes,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa tu

    Que tendran los huevos fritos que agradan a todo el mundo ?, que ricos, que bonitos, que versatiles, humm

    mil petonets Susnna

    ResponderEliminar
  15. Qué gracia Toñi yo también publique la forma de freir un huevo porque me quema mucho lasangre cuando pido huevos fritos por ahí y veo que hay muchos restaurantes incluso de mucho nombre que no saben freir los huevos en condiciones.

    Que te voy a decir del post, de la cantidad de variedades que le has dado a su elaboracion, de ese salero de buscar esa oda tan graciosa.. en fin como siempre un placer y un disfrute de haber pasado por aqui. Besitos

    ResponderEliminar
  16. Me encantan los huevos fritos, ayer me zampé un par de ellos, de gallinas criadas en mi Extremadura, con esa yemita tirando a naranja, con una delicada puntilla y... Madre mía qué buenos!! Creo que es de los alimentos más agradecidos que hay en la cocina y bien hechos deberían considerarse un pecado, bueno, pero pecado!!!
    Un abrazo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  17. Son un manjar y las patatas fritas la mejor compañía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Muy interesante todo lo que dices que hacer un huevo frito con arte no es una tontería.
    Besazos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...