jueves, 31 de enero de 2013

CHIVO MALAGUEÑO AL AJILLO


 Leer, leer, leer, vivir la vida

que otros

soñaron.

Leer, leer, leer, el alma olvida

las cosas que pasaron.

Se quedan las que quedan, las ficciones,

las flores de la pluma,

las solas, las humanas creaciones,

el poso de la espuma.

Leer, leer, leer; ¿seré lectura

mañana

también yo?

¿Seré mi creador, mi criatura,

seré lo que pasó?

Miguel de Unamuno  
(1864–1936)



Leer es vivir, imaginar, viajar en el tiempo o volver quizás a lugares que has visitado; leer es aprender y compartir experiencias.   Para mi leer es algo muy importante y creo que gracias a la lectura nuestra historia, nuestras costumbres, las ideas, la vida en sí se ha ido transmitiendo desde épocas prehistóricas, de generación en generación, subsistiendo en el tiempo.  


Leer forma parte de la comunicación, máxime hoy en día que incluso para aquellas personas que no les gustan la lectura, casi sin darse cuenta, leen a diario a través de teléfonos móviles, medios sociales, páginas webs, blogs, etc.    Comunicarse entre seres humanos es esencial en la vida y hoy en día las comunicaciones pasan en gran medida por internet y a para ello es indispensable “leer”.    Leer y escribir.


Mi gusto y pasión por la gastronomía hizo un día, con la ayuda de mi marido, que empezará a escribir y compartir en ésta ventana al mundo las recetas de los platos que preparo en “Mi cocina”.  A través de ésa ventana he podido llegar a muchos fogones e ir “conociendo” y leyendo otros blogs de much@s y buen@s cociner@s.   

Parece mentira que sin conocer personalmente a una persona, leyendo sus escritos, sus recetas, sus comentarios, viendo sus platos, puedas llegar a sentir empatía por quienes no has visto nunca y aunque resulte en gran medida increible, descubrir afinidades, gustos y puntos en común, llegando a decir que existe la amistad virtual.


Esto último puedo y debo decir que me ocurrió con la autora de un más que magnifico blog, MI PUCHERO, con Helena, cuyo nombre, de origen griego significa antorcha o bella aurora; dicen que quienes se llaman Helena, es afectuosa, tierna, altruista, se preocupa por los demás, es muy activa y curiosa…..yo añado, que Helena de Mi puchero, es mi amiga “virtual”, una buena cocinera, alegre, generosa, agradecida y ante todo la vitalidad personificada.


Solemos comentar nuestras recetas, nuestras ideas y los muchos puntos que tenemos en común, detalles de nuestras vidas y gustos en los que hemos coincidido….entre ellos LEER.


Gracias Helena, por estar siempre en “Mi cocina” y por tus cariñosos comentarios.   No sabía si dedicarte una receta de nuestro querido “Cai”, esa tacita de plata andaluza donde dejó tu abuelo su huella llevando a cabo ése precioso edificio en la misma orillita de la mar, o una receta “chulapa” de tus madriles, ése Madrid donde he trabajado muchos dias de mi vida, en la famosa Torre de Madrid; o una de esa preciosa Barcelona a la que las dos adoramos, no sabía si preparar algo de ésa maravillosa costa “granaína” donde yo acudo a bucear….pero me decidí por mi querida Málaga, por una de las recetas más de típica y antigua de mi tierra: chivo al ajillo.


¿Cómo lo hago?


En una cazuela echar un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño, uso actualmente de la zona de Periana) de forma que cubra el fondo.

En ésta ocasión he dejado la patita del chivo entera (pidan al carnicero que les trocee el chivo en el tamaño que deseen).

Colocar los trozos de chivo en la cacerola junto con dos o tres cabezas de ajo partidas por la mitad (transversalmente), cinco o seis granos de pimienta negra, salar al gusto y a fuego medio dejar que se doren.

Sacar los trozos de ajo y reservarlos.

Cubrir la carne con un vaso de vino blanco (uso un fino Montilla-Moriles, siguiendo el gusto que tenía mis padres por el vino Montilla para cocinar), dos vaso de agua y llevar a ebullición, dejándolo hacer a fuego lento durante una hora aproximadamente (si es preciso ir agregando más agua caliente).

A media cocción volver a incorporar los ajos en la cacerola junto con dos o tres hojas de laurel y una ramita de tomillo.  Probar y rectificar de sal.

Dejar reducir la salsa hasta obtener la consistencia deseada.

Acompañar con "PAPAS" A LO POBRE (la receta pinchando en el nombre tienen el enlace).
 

14 comentarios:

  1. Que delicia, y nadie puede decir que es una cosa complicada.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Qué rico!! Voy a comer todos los años a comer chivo a casa de unos amigos de Mollina y lo hacen así...está delicioso.

    Un beso,
    Susana

    ResponderEliminar
  3. Que rico! tiene que estar exquisito. bss

    ResponderEliminar
  4. Conincido contigo en lo del blog de Helena, estupendo, tradicional e innovador a la vez. Lo conozco hace poco pero me tiene cautivada :D. En cuanto a la receta... estupendo plato aromatizado con hierbas y ajo, qué carne más deliciosa se ve. Y la guarnición de lo más acertada, me encantan esas papas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta espectacular y si, además, el chivo es malagueño, ya tiene que ser la repera.
    La presentación es de sobresaliente.
    Un abrazo
    Jorge.

    ResponderEliminar
  6. Una buena receta para Helena, seguro que le encanta, es una persona encantadora igual que tú.
    Las recetas al ajillo me gustan, aunque nunca las he hecho con Montilla-Moriles, siempre le había puesto coñac, va bien tener ideas nuevas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Toñi, dos lágrimas lentamente me caen por las mejillas, mezclan el agradecimiento, la satisfacción, el orgullo de lo que siento. No sé como ni de que manera pero este rato de felicidad que me has dado, tendrá su vuelta. Porque es muy grande, porque los sentimientos nos dan la vida. Porque eres muy grande cariño!!

    ResponderEliminar
  8. Esto es un manjar de dioses, que de tiempo que no como la carne de chivo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Toñi este plato es insuperable, me encanta, tan sencillo como rico, seguro que Helena se sentira feliz de tener una amiga como tu, un besito Gaditano

    ResponderEliminar
  10. Toñi ayer estaba tan emocionada cuando lo lei que no te he dicho nada del cabrito, lo voy a hacer seguro como tu y buscaré un momento especial para ello, un día que celebre algo importante, asi tu receta quedará en la historia de mi vida para siempre. Montones de besos más!!

    ResponderEliminar
  11. Que rico el chivo malagueño, y así con pocos ingredientes para saborear bien esa carne tan delicada.

    Muy bonito el homenaje que le haces a helena, la verdad es que es fácil quererla, ella como tu reflejáis el cariño en cada letra que escribís, como siempre digo estais tocadas por una varita mágica.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  12. qué bonitas cosas dices siempre!!! es un placer leerte y desde luego un lujo son los que te rodean!!

    el chivo delicioso... un poquito de pan y listo!!! ñam ñam!!

    un besote

    ResponderEliminar
  13. ciao sono un'appassionata della spagna e della cucina spagnola e nel tuo blog ho trovato ricette molto interessanti complimenti!!!se ti fa piacere passa da me....

    ResponderEliminar
  14. I've never had goat before... it looks tasty.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...