jueves, 21 de febrero de 2013

MANITAS DE CERDO CON GARBANZOS




Según el dicho popular "del cerdo, hasta los andares".

Del cerdo en la cocina se utilizan todos sus elementos, un animal del que todo se aprovecha para nuestra alimentación; no obstante lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en los productos de tan hermoso animal, son los jamones y los embutidos, aunque no puedo dejar atrás una buena chuleta, su exquisito y delicado solomillo, el lomo y un largo etcétera.


Andalucia es tierra de buenos jamones, mundialmente famosos los de Huelva y Granada y sin olvidar la chacina malagueña, la ancestral tradición en cuanto a fabricación de chorizos, salchichón y morcillas; sin olvidar las conservas de las partes nobles ¿quién se resiste a un lomo en manteca? ¿O a desayunar la rica zurrapa? ¿o el lomo adobado tan presente en nuestras cocinas?.


Hay partes del cuerpo que generalmente no suelo utilizar en mi cocina, como es el hígado, y otras  que compro cuando preparo los callos malagueños (podrán ver mi receta en primeros platos, o en el buscador del blog), como son las patas, que son también conocidas como manitas de cerdo por quienes muchas personas sienten auténtica devoción.     Esas manitas, un alimento contundente pero sin un ápice de grasa, gelatinosas, bien blanditas y muy sabrosas, son todo un manjar.


Y eso es lo que piensan mis suegros, les encantan las manitas de cerdo, así que se las preparo de vez en cuando.    En ésta ocasión con legumbres un “puñadito” de garbanzos.

¿Cómo las hice?


Las manitas de cerdo, las compro en el mercado de Atarazanas, en mi carnicería de confianza (Federico), donde las tienen ya totalmente preparadas para su consumo, sólo un enjuague en agua en Mi cocina y listas.    Les pido que me las parta en cuatro trozos y que les quite la pezuña.


Ingredientes: 


Dos patas de cerdo, garbanzos (la cantidad al gusto), un tomate maduro, un pimiento verde, media cebolla, una cabeza de ajo asada, una rama de canela, azafrán (en su defecto colorante alimentario), medio vaso de aceite de oliva virgen extra ( a ser posible malagueño, uso actualmente de Periana), dos cucharadas soperas de manteca “colorá” (pinchando en este ENLACE pueden ver mi receta, si se animan a prepararlase puede comprar fuera de Málaga en cualquier supermercado), dos o tres pimientos chiles pequeñitos (como los que se aprecian en la foto) si gusta un poco picante, dos hojas de laurel y sal.

Foto de mi horza de lomo en manteca "colorá"....



Dejar los garbanzos en remojo durante la noche anterior en agua con un puñadito de sal.

Escurrir los garbanzos y enjuagarlos.

Enjuagar las patas de cerdo y echarlas en una olla con abundante agua, junto con los garbanzos y llevar a ebullición, espumerear bien.

Agregar un tomate y un pimiento verde (sin las semillas) cortados por la mitad, media cebolla blanca dulce, los ajos asados, la canela, el laurel y la sal.    Dejar cocer todos los ingredientes durante quince minutos y volver a espumerear nuevamente si fuese necesario.

Añadir el aceite, la manteca y el colorante alimentario dejándolo hacer durante una hora aproximadamente. Comprobar si los garbanzos están tiernos, si es necesario dejar el tiempo que necesiten a fin de que se consiga que estén mantecosos y que el caldo se vaya cuajando.

Echar los pimientitos chiles y apartar dejándolo reposar.


Para mis queridos suegros Pedro y “Paquita” con todo mi cariño, quienes ayer las disfrutaron.

16 comentarios:

  1. QUE PLATO MAS RICO PARA ESTOS FRIOS.BSSSSS

    ResponderEliminar
  2. Que plato más ideal con el tiempo tan frio. Y las manitas le da un sabor de vicio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. I've never cooked pigs trotters - but these look delicious!
    Mary x

    ResponderEliminar
  4. Me pido un platico!!! Me encantan estos tipos de comida.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Probaremos estas manitas de cerdo siguiendo tu receta y ya te contaremos. Besos!

    ResponderEliminar
  6. Que dios te bendiga. Me quedo por aquí. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. A mi las manitas no es que me gusten es que me chiflan
    Mi madre las hace en guisado con morcilla y patatas.
    Me encanta!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que rico!! Pensar que en casa nadie las quiere, pues me quedo con las ganas snif.. Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Vaya delicia y qué poquitas veces las disfruto yo...Me encantan!!! Qué suerte tus suegris!!!

    ResponderEliminar
  10. una autentica delicia!!! aunq luego vaya a sitios insospechados.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Fenomenal Carmen, hace tiempo que no las como y este fin de semana voy a intentar que me salgan que para eso medio ayuno durantes los laborables. Gracias

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Del cerdo, todo o casi todo, porque yo con el hígado no puedo, pero los pies me encantan con toque picantito o sin el. Se ven buenísimos, seguro que tus suegros disfrutaron mucho, hasta chuparse los dedos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Las manitas me encantan, lástima que en mi casa sólo me gusten a mi, estos garbanzos me pierden, a ver si tengo algún días invitados que los quieran, así me vengo a tu blog y me pillo la receta...besitos

    ResponderEliminar
  15. It looks comforting and delicious.

    ResponderEliminar
  16. Se ve tan lindo y delicioso este plato que quiero recordar mamá me lo preparaba y recuerdo bien los entrantes que hacía eran muy ricos,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...