miércoles, 13 de marzo de 2013

ARENCAS (ARENQUES) EN ACEITE




Lo que ocurre en el pasado vuelve a ser vivido en la memoria. John Dewey.

Hay productos, ingredientes, olores y sabores que me hacen revivir mi niñez, escribir sobre ello algunas veces es duro y difícil para mí; me hace sentir físicamente una opresión en el pecho, un nudo en la garganta y se me empañan los ojos, dejando escapar lágrimas y dolor en el alma recordando a mis padres.

Miro ahora en el supermercado la barrica mágica de arenques, arencas como las llamaba mi madre,  un barril que me ha hecho soñar, que me obliga a revivir una vez más, que aunque me cueste me traslada a mis tres o cuatro añitos a las tiendas de comestibles del Palo,  sobre todo a aquel ultramarinos que estaba cerca del Paso a Nivel donde vivían mis abuelos paternos.      

Aquella tienda donde mi madre me mandaba a comprar el pan, una telera, donde sostenido en una esquina, para que se vieran bien, siempre había un barril de arencas justo al lado del peso de platillos doble con sus pesas delante; en otra esquina la máquina para rellenar las botellas de aceite a granel y la cizalla para cortar el bacalao que colgaba junto a las morcillas y chorizos, no faltaba el queso de bola, el aroma de la malta recién molida, una enorme lata de mantequilla amarilla y las negras tabletas de chocolate partidas en onza.

Todo ello en el mostrador, donde justo delante y a los lados casi en fila, estaban los sacos de arpillera con garbanzos, habichuelas blancas, lentejas y patatas.   En el aire flotaban los olores que invadían la tienda, pero era especial la del pescado en salazón que se desprendía de las sardinas arenques alineadas y apretadas en el barril de madera.     


Envueltas en papel de estraza llevaba las arencas desde la tienda a mi casa. 

Aún suena el chasquido de las arencas apretadas por mi madre dentro del papel de estraza en el quicio de la puerta.

Aún huele la arenca desmigada sobre la rebanada de pan, aún me llega el olor de ése desayuno para mi padre, que tanto nos gustaba: arencas fritas y en el mismo aceite un huevo frito.

Aquellas arencas que me contaba mi madre, alineadas en los salazones donde trabajaba en su más tierna juventud y que preparaba al igual que las anchoas; aquellas salazones que alejaba al terrible jinete del hambre en la época de la post-guerra y que sufrieron tantísimos malagueños, entre ellos mi madre y sus hermanos.

Las arencas, un producto que las personas de mi edad recordamos, pero que con el paso del tiempo se ha ido perdiendo la costumbre de prepararlas y consumirlas.

En ésta entrada, intentaré explicar como limpiarlas y prepararlas para consumirlas ya limpias y en aceite.


Siempre tendrán la oportunidad de liarla en papel de estraza y aplastarlas en el quicio de una puerta.  En unos días publicaré una entrada con la arenca frita, con su huevo correspondiente y mañana, sin más dilación una deliciosa forma de comerlas: una pipirrana con arencas.

¿Cómo limpiarlas?

Cortar la cabeza por detrás de las aletas pectorales con unas tijeras.

Cortar los bordes del cuerpo de la sardina por el dorso y el vientre.

Con un cuchillo raspar las arencas desde la cola hacia la cabeza a fin de quitar las escamas.

Quitar las vísceras del interior del lomo de la arenca.

Sacar los lomos pegando el cuchillo a la espina central, primero un lago, posteriormente el otro.

Enjuagar los lomos, poniéndolos debajo del grifo a fin de quitar la sal y las posibles escamas que hayan quedado en la piel.

Con un cuchillo afilado quitar las espinas adheridas a la zona de la ventresca, procurando que en los lomos no queden ninguna espina

Perfilar los lomos para que queden rectos y repasarlos con los dedos para asegurarse de que no tengan espinas.

Colocar los lomos boca abajo en un cuenco y cubrir con aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño).  

Aconsejo esperen para consumirlas, unas 24 horas.

En ésta ocasión:

Vueltas con el lomo hacia arriba, bien regadas de aceite de oliva, ajo y perejil picadito, para colocarlas sobre un trozo de pan tostado.

¡¡ Buen provecho !!  

14 comentarios:

  1. No puedo decir que me traen recuerdos porque los he descubierto recientemente, y tengo que decir que me han encantado. Además Hice una receta con ellos hace poco. Me llevo la tuya, porque quiero seguir disfrutando de ellos.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. En muchas casas de Andalucia si se recordaran, pero las que tenemos una edad, las recordamos mas por haberlas vivido, y tu tienes la virtud de saberlas contar y asi rememorarlas.
    A mi particularmente no me gustan demasiado, pero mi marido aun las compra y los arenques tambien, muy buena explicacion, como siempre eres un libro. besos guapa

    Esta es la nueva dirección de mi pagina, podéis copiarla en la barra de direcciones,
    pero os la pongo aquí para que la veáis, me han avisado que hay problemas para entrar en el blog, podéis copiarla y cambiarla por la anterior, muchas gracias a todos por las molestias.
    http://www.lascosasdelamamma.com/

    ResponderEliminar
  3. delicia de tapa!!!! esto esta de lujo!!!
    saluds

    ResponderEliminar
  4. Acabo de descubrir tu buenísima receta de las arencas.
    Soy catalana, y en mi casa mi abuela i después mi madre las preparaba igual i están riquísimas, ahora son yo quien las prepara i además les doy un punto de ahumado con el aceite, deliciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. cuando he leido arencas, he pensado....mi madre se las comía con un huevo fríto, y cuando después de empezar a leer la entrada he leido que también tu padre se las comía me ha dado un vuelvo el corazón, madre mía,yo ni las he probado, como era tan malisima para comer de pequeña, me perdí muchas cosas, como ésta, mi madre las compraba en el central, como ella dice al mercado, en fin,olía mucho a pescado, eso lo recuerdo bien, ! igual me compro un par y las pruebo!...besitos

    ResponderEliminar
  6. Carmen Rosa en donde vivo es tipico preparar la sardiná con los arenques, se frien primero unos ajos enteros, después los arenques y se sacan, en ese aceite se fríe después mucha cebolla y mucho pimiento entreverado cuando está casi hecho se ponen las sardinas y se deja caer un huevo por comensal o se fríen aparte.
    Ahora que vienen los días de Pascua se suele comer para almorzar.
    Asi en aceite y con un buen trozo de pan es una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Esta receta me habria venido genial hace cuatro años en el mercadona traian las arencas me quede con las ganas de comprarlas pues yo no tenia ni idea de como se comian .
    La proxima vez que vaya mirare si aun las traen y palabrita que las hago y las publico en el blog.
    La ensalada divina pero la menestra como la havia tu abuela espectaculaasr.
    Siempre es un placer venir a visitarte pesiosa ,me encantan tus post y tus recetas.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  8. En mi casa también las apretaban en el quicio de la puerta.
    Me ha encantado tu entrada, no solo por los recuerdos que me trae, sino por que así preparadas, son una exquisitez.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  9. Aqui estamos las dos coincidiendo otra vez con recuerdos entrañables de nuestra infancia, yo no las comia aunque en Madrid también era habitual encontrarlas en el mercado o en las tiendas de ultramarinos que olían a bacalao y a arenca, no sé porque en casa no las compraba mi madre, sin embargo Luis me cuenta que él si y que hacía lo de la puerta je, je, je.
    Ha sido al venirme a vivir aqui cuando las he comprado y las he hecho con huevo frito. Un placer casi tan grande como visitarte y leerte. Un beso grande corazón y feliz finde!

    ResponderEliminar
  10. Carmen, me siento totalmente identificado con tus sentimientos, con tus palabras y con los aromas, colores y sabores de este entrañable plato que tengo muchas ganas de cocinar.

    No te lo vas a creer pero mi esposa María sabe que llevaba meses comentándole que teníamos que ir a "Casa Cuenca" o al ultramarinos "El Mundo" en A Coruña para comprar unos arenques y cocinarlos como mis padres lo hacían en casa cuando éramos niños hace muchos años.

    Bueno, te has adelantado peroooooo!!-eso me pasa por esperar-, mejor que mejor porque cuando se comparte se gana y tomando apuntes de tu rica cocina yo también prepararé unos arenques y ya te contaré compañera de camino. Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Donde consigo arenques salados de barril envuelto en papel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias.....aqui en Málaga la suelen vender incluso en grandes superficies como Carrefour, etc. en los mercados municipales y en las tiendas de ultramarinos. Si es Vd. de fuera de la provincia malagueña, la verdad es que no puedo indicarle como o donde conseguirlas.
      Gracias por su visita...

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...