lunes, 12 de agosto de 2013

CAMARONES (LANGOSTINOS) EN SALSA CUBANA




Hay en ti  la ternura de cosas pequeñas y el señorío de las grandes cosas. Sigues siendo la tierra más hermosa que ojos humanos contemplaron… (Dulce Maria Loynaz, poeta Cubana).



Cuenta la historia que Cristobal Colón cuando desembarcó en Cuba exclamó arrodillándose en la arena: “Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto jamás”.  Y yo, emulando al famoso almirante, la primera vez que ví Cuba, La Habana, sus islas, sus bosques, sus playas, sus fondos marinos, dije y mantengo:, si el paraíso existe, el paraíso es Cuba.

La mayor isla de todo el Caribe, Cuba, conocida también como "La perla de las Antillas"; aquella que los indios caribeños la usaban como refugio cuando huían de las guerras tribales entre ellos, los taínos, guanajatabeyes y siboneyes; indios aruhacos, algunos incluso caníbales. Tradición que continuaron los corsarios, piratas y bucaneros desde su descubrimiento.


Españoles, esclavos africanos, inmigrantes franceses, haitianos y Caribeños una fusión de culturas que han dado lugar a que su gente se caracterice por su calidez humana, laboriosa, amable, inteligente, culta y altruista pero sobre todo inmensamente hospitalaria.


Viajé por primera vez a Cuba a finales de los años 90 y he vuelto, no una, varias veces.

Cuba, ése hermoso lugar donde dicen que la luz es irrepetible, me deslumbró y me cuativó.


Y es que hay que recrearse caminando por sus calles, donde los edificios, sus casas, su gente exponen ese pasado vibrante, ése presente incierto y duro, manteniendo el don de vivir sola la existencia y sin embargo bailan, aman, conversan, rien con la placidez de lo humano, con la esencia de lo vivido, embriagados con el son cubano y con la sabiduría de saberse poseedores de la universalidad del mestizaje.


Ver sus playas, mirar el mar, andar por su blanca arena, sentarme a la sombra de un cocotero, bañarme en sus cálidas aguas, bucear en sus profundas y turquesas aguas, descubrir y perderse en sus manglares, pasear por el malecón de La Habana, suspirar mirando al horizonte de sus bosques, del verdor de sus montañas, de sus plantaciones de café, los valles de cañaverales, charlas plácidamente con su gente, beber ron cubano en La Bodeguita Denmedio donde Hemingway dejó su sello, escuchar los ritmos caribeños…y es que la música llena el aire de Cuba.  


Y por supuesto su gastronomía. Las recetas cubanas comparten las sabidurías de la combinación entre las especias y las técnicas combinadas de la cocina española y africana, con unas ciertas influencias caribeñas en especias y sabores


La receta que he preparado y que presento hoy es una de mis preferidas, la que me trae recuerdos de una preciosa, pequeña y paradisiaca isla, rodeada de arenas muy blancas y de un mar turquesa con aguas cristalinas, donde la probé por primera vez, Cayo Blanco. 
Isla ubicada en el litoral Norte de la provincia de Matanzas, próximo a la entrada de la bahía de Cárdenas, a unos 10 Kmts. de Varadero.


Una receta que encontré no hace mucho gracias a ésta ventana al mundo que es internet y que lógicamente puse en práctica enseguida, disfrutándola en mi cocina malagueña.


La receta es del Restaurante-Paladar BellaHabana, quienes en su página web dicen: La Habana, la bella Habana, pocas ciudades han despertado pasiones tan intensas como las que la metrópoli cubana incita.  Su fascinante mezcla de pasado y modernidad enajenada, su suntuosidad y decadencia, ha inspirado a muchos, ha cogido a tantos….por ella también se impulsan los placeres, los espacios, que como el restaurante BellaHabana hacen un canto a su beldad.


“Mi cocina”…hoy es un canto a la “beldad” no sólo de la Habana, sino también a Cuba… 
¿Me acompañan?


Plaza de la Revolución, en La Havana (Cuba) con el Ché Guevara al fondo.


¿Cómo la hice?


Ingredientes para éste plato:


Aceite de oliva virgen extra, media cebolla blanca dulce, langostinos, una ramita de cilantro, un tomate pequeño bien maduro, tres trozos de morrones asados (de los que vienen enlatados y se encuentran en cualquier supermercado), media taza de kétchup, dos dientes de ajo, una hoja de laurel, medio vaso de vino blanco, una cucharada de vinagre de vino, un pimiento baby  dulce rojo (la recete original usan pimiento rojo picante y suelen poner una cucharadita pequeña de tabasco, que personalmente he omitido ya que he preferido no hacerla picante) y sal.


Los pasos a seguir:


Picar la cebolla y los ajos en trozos pequeños; cortar el aros el pimiento rojo y reservarlos.

Rallar el tomate y colarlo de forma que no queden semillas ni piel y machacar el pimiento morrón, mezclándolos bien.

Pelar los langostinos y hacerles un corte por el lomo, sacándoles la tripa.


Echar un chorreón de aceite en una cacerolita y “morear” los langostinos hasta que se pongan rosados, retirarlos y reservarlos.


Añadir en el mismo aceite la cebolla, el ajo, el pimiento rojo, el cilantro picado (en la receta original usan perejil) y el laurel, salar y dejar hacer un minuto a fuego lento.


Incorporar al refrito la salsa de tomate y pimiento morrón, dejándolos hacer un minuto, agregando a continuación el vinagre, el kétchup, el vino blanco (si van a añadir tabasco, éste es el momento)y los langostinos;  salar al gusto y dejar cocer a fuego lento unos diez minutos hasta conseguir la consistencia deseada.


Servir con arroz blanco.  Aconsejo usar tipo basmati o thai. (Cocer el arroz siguiendo las instrucciones del fabricante). 

17 comentarios:

  1. Menudo pintón tiene este plato reina, anda que no iba a pringar yo pan en esa pedazo salsa. Para tener en cuenta sin duda alguna Carmen Rosa, con el arocito de acompañamiento lo has bordado.

    besines

    ResponderEliminar
  2. sencilla de hacer pero es q tiene una pinta q me comia ahora mismo todo el plato.

    ResponderEliminar
  3. Había oído lo del arroz a la cubana pero nunca camarones ni langostinos xD Me bajo la receta con tu permiso :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias AniMayo, en España se conoce efectivamente el plato que denominamos arroz a la cubana, compuesto de arroz cocido, salsa de tomate, plátano frito y un huevo frito. La gastronomía de Cuba es mucho, mucho más que éso....de hecho ésta salsa no tiene nada que ver con ese "arroz a la cubana" que se suele hacer en nuestro pais, es una de las muchas recetas con las que se preparan langostinos y sobre todo, que es como yo la he comido en Cuba, con langosta.
      Gracias por visitar Mi cocina, "Tu cocina" y deseo que disfrutes de éste riquisimo plato....

      Eliminar
  4. Pues claro que te acompaño !!! De echo ya he paseado contigo, solo hay que leerte y seguirte para sentir que estas allí. Me alegro que el primer Blog que visito desde mi vuelta, haya sido el tuyo, siempre me sorprendes, con esta receta también, me parece sencillamente una exquisitez, muy fácil de hacer pero con un resultado inmejorable. Por supuesto me llevo la receta para hacerla en casa. Un beso

    ResponderEliminar
  5. que rico por dios! la salsita con el arroz me encanta, solo que pondré perejil ya que en mi casa el cilantro lo detestan!,aunque a mi si me gusta!...besos

    ResponderEliminar
  6. Menuda pinta rica que tienen, una salsita estupenda para acompañarlos.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  7. We love shrimp at my house - this recipe would be a big hit with my entire family.

    ResponderEliminar
  8. Con esa salsa tienen que estar de vicio.

    ResponderEliminar
  9. Esos langostinos tienen muy pero que muy buena pinta. Me apunto esta receta. Un saludo de Cocina con MrZexions.
    http://cookingmrzexions.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Qué buena pinta tienen los langostinos de hoy. En Brasil hacían algo parecido pero le añadían leche de coco y estaban de rechupete.

    Recuerdo cuando estuve en Cuba en el 89 y las señoras me decían: "Aquí hay arroz pero no hay salsa". Estas pobres señoras no podían soñar con hacer un buen plato.

    En aquella época las cosas estaban allí nada más que regular, el extranjero "no estaba muy bien visto" y la policía no nos dejaba juntarnos con los cubanos. Recuerdo que comíamos las langostas frescas "de contrabando" en los conucos pues no se podían coger ya que eran propiedad del estado. Se sorprendían vernos comer las cabezas, que ellos tiraban al mar o se las daban a las iguanas, mientras los cubanos estaban con la cartilla de racionamiento y pasaban hambre.

    Estuvimos una semana en Cayo Largo y ha sido la isla más bonita que jamás he visto y jamás podré olvidar!la!

    ResponderEliminar
  11. En los últimos años de su vida, mi madre ganó con una poesia escrita por ella, en un concurso de radio, un viaje de 10 dias en La Habana y Varadero, todavía me parece verla, a la vuelta, con ese brillo en la mirada y toda la expresividad en la boca, describirme lo vivido, la belleza del paisaje y el embrujo de los paisanos, me ha encantado me hayas transportado a los recuerdos que ella me contó y qué, con tu sensibilidad has sabido plasmar hoy aqui.

    Estos langostinos tienen que ser toda una sugerencia pasional para esa gente que vive asi con ese ritmo y ese disfrute de la vida. Seguro que son deliciosos. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  12. Mi abuela cocinaba mucha comidas criollas y de este estilo hacía unas cuantas.

    Voy a hacer tu receta cambiando los langostinos por potas, a ver qué tal.

    ResponderEliminar
  13. Carmen Rosa tiene que quedar un plato riquísimo y bien completo,me gusta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola Toñi , he visto tu comentario y te diré que los "Sonsos" (chanquetes) los he comprado en un hipermecado, en concreto en AlCampo aquí en Sevilla, por lo visto los tienen a menudo, son de la costa de Huelva, allí si se encuentran en los mercados sin problema ahora en verano, no son iguales que los malagueños, pero con un poco de imaginación te aseguro que pasan por ellos, están muy ricos también. Gracias por la visita. Besitos
    Ah! por cierto hoy voy a probar tu salsa cubana pero con chocos, a ver que me sale, tengo langostinos congelados pero el choco era para hoy y se me ha antojado probar con esta salsita tan rica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la respuesta, lástima que el Alcampo más cerquita que tengo está en Marbella, sino me llegaba ahora mismo a comprarlos.
      Tiene que quedar riquisima ésta salsa con jibia...yo también la haré en un futuro próximo, mientras quedo pendiente de ver el resultado en tu estupendo blog.
      Un abrazo...

      Eliminar
  15. Hola Carmen Rosa, acabo de descubrir tu blog y es de verdad precioso, me encanta!!
    Qué buena receta has preparado, tengo que hacerla!
    Me alegro muchísimo de conocerte, yo soy de México y hace unos años viajé a Cuba y tienes toda la razón, es un sitio precioso!
    Un besito enorme y aquí me tendrás en tus publicaciones, por supuesto me quedo a seguirte!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...