jueves, 5 de septiembre de 2013

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE CHANQUETES SALVAJES (Presentación de Conservas Chanquete) Y RECETAS TIPICAS MALAGUEÑAS PREPARADAS CON CHANQUETES



Cuantos de nuestros recuerdos podemos asociar con un sabor, un aroma, una textura o el cálido ambiente de una cocina familiar.  La cocina y las exquisiteces que allí nos prepararon, y preparamos para los nuestros nos embriagan los sentidos y llenan el alma.

Esta frase está siempre presente en mi blog, impresa en mi mente, en mi corazón y en mis recuerdos gastronómicos.   Desde que tengo uso de razón hay comidas, olores y sabores que me transportan inmediatamente a la cocina de mi madre, a la de mis abuelos y a mi niñez en las playas del Palo y ésta entrada me hace viajar una vez más en mi memoria.


Cierro los ojos y veo a mi abuelo, a mi tio Pepe junto con otros marengos tirar del copo, huelo a pimientos asados a la lumbre de la hornilla de carbón de mi abuela, al humear del aceite de Periana friéndose el “pescaito” casi vivito y coleando, saboreo las cucharadas de pimentón con los añorados chanquetitos malagueños. 


Aunque no siempre me llegan momentos felices, también muy duros y tristes, cuando los últimos meses de su vida, mi padre ya muy enfermo me pedía que le preparara ése “pimentón” que le solía hacer mi madre y que no volvía a probar si yo no se lo hacía y aunque ya no había chanquetes en nuestros mercados, desde El Palo, su hermano menor le traía a escondidas ese “pescaito” de nuestra Bahía para que él pudiese cumplir esos últimos deseos.


Desde entonces no han vuelto a entrar “chanquetes” auténticos en Mi cocina, hasta hace unos días….aunque no son malagueños, ya están cocinados y preparados. 



Es increíble, pero cierto….una empresa gallega lo ha conseguido, Conservas Chanquete, con sede social en Vigo, se han convertido en la primera del mundo en elaborar una verdadera “delicatesen” con chanquetes del Mediterráneo, concretamente pescados en las Islas Baleares (donde se le denomina jonquilla) y en las costas Italianas durante tres meses al año.


Como sabrán en Andalucía se prohibió terminantemente su pesca desde el año 1988, existiendo veda indefinida, acabando así con los platos tradicionales malagueños que, como mi familia quienes vivían de la pesca, se realizaba con tan exquisito pez.


Uno de los motivos, independientemente de la sobrepesca, el no poderse pescar el chanquete en nuestra Bahia, es que el arte que se utiliza para  la captura de los chanquetes, el boliche, arrastraba en el no sólo al rosa y apreciado chanquete, sino que venía acompañado por toda clase de alevines: boquerones, sardinas, sargos, salmonetitos etc., la deliciosa “morralla” o “morralliya” que llegaba a nuestras cocinas para delicia de las familias marengas. 


El chanquete autentico, es una especie (Aphia minuta); es un pez de tamaño pequeño y delicado, la longitud máxima es de unos 7 cmts., alcanzan su madurez con menos de 4 cmts de longitud y no viven más de un año.   El chanquete, no es la cría del boquerón.


En la antiguedad, griegos y romanos les llamaban “apua” y coincidían sus leyendas que el chanquete no se reproducía, sino que nacían espontáneamente, como escribió Plinio el Viejo , a partir de la espuma del mar.    


Espolvoreados en harina y fritos, en pequeñas cantidades, en aceite de oliva muy caliente, durante un corto espacio de tiempo es quizás el plato más típico malagueño, el que añoro en mi cocina y que, al igual que en la antigua Roma, mis antepasados hacían ésta fritura, ésta “espuma de mar” tradicional malagueña, que casi sin darnos cuenta ha ido cayendo en el olvido, quedando en nuestra memoria y en nuestros corazones.


Gracias a los caminos virtuales de internet, los chanquetes, aunque ya cocinados han llegado nuevamente a mi cocina de manos de la empresa gallega “Conservas chanquete”, quienes manufacturan de forma artesanal, sin conservantes ni colorantes unos deliciosos pimientos del piquillo, concretamente navarros, rellenos de “espuma de mar”, de chanquetitos salvajes.



Contactaron conmigo, me pidieron que los probara y que les diese mi opinión; cuando me indicaron que tomaban como referencia y fuente de inspiración el arte culinario mediterráneo, no sólo no me pude negar, sino que realmente me entusiasmó, siendo ésta la primera vez que recibo productos para probar y comentar.   


En Conservas Chanquete han conseguido condensar armoniosamente dos elementos básicos en los platos malagueños: el pimiento y los chanquetes, un maridaje perfecto entre productos de la huerta y de la mar, realmente exquisito.   Y no he tenido que cocinar, me vino de maravilla en éstas pasadas "mini-vacaciones" estivales.



Esta es su página WEB donde podrán comprobar todos los detalles de su producción e incluso, si lo desean, realizar su pedido. 

Por supuesto, ya me conocen, no me mueve ningún interés económico en absoluto, cuando recomiendo un producto o nombro una marca determinada, lo hago por convencimiento. 

Aprovecho para recordar algunas recetas aunque lógicamente las he ido realizando durante estos años con "falsos chanquetes".....

Como éstas clásicas tortillitas pinchando AQUI encuentran la receta



La ensaladilla de pimientos asados....AQUI pueden ver como la preparo...




Y la receta más entrañable, la que yo creía que era receta de mi abuela Carmen Rosa...EL PIMENTON (pinchen aqui para leer la receta) 

Aunque como a falta de pan: buenas son tortas....a falta de chanquetes, hoy por hoy, preparo el pimentón con boqueroncitos vitorianos, malagueños.ASI ES COMO LO PREPARO
  
Ya la Mª del Carmen, la jábega de mi abuelo no sale a pescar, ya no bogan los jabegotes con sus remos de madera por las playas del Palo; ya mi gente no tira del copo y no llegan los chanquetes vivitos a Mi cocina…..pero aún en mi memoria, en mi corazón y con toda mi alma sigo friendo “espuma de mar” como me inculcaron mis mayores.

Para mi madre, quien freía los chanquetes como nadie, quien me preparaba la ensaladilla de pimientos “asaos” con los chanquetes fritos de un día “pá” otro. Y para mi padre, al que le dedico cada plato de pimentón que preparo, como si realmente fuese para él.    Para ellos, con todo mi amor.
Gracias a Conservas Chanquete.   

18 comentarios:

  1. ¡vamos, los de la empresa se van a quedar pasmados cuando vean la entrada que haces, cómo hablas en propiedad, conociendo no sólo el producto, sino su historia, su origen, y las maneras de cocinarlos, y esos recuerdos tan entrañables que hacen que el corazón se pare durante unos minutos y tras respirar hondo y volver a coger el aliento, se disfrute cada historia, cada palabra, cada recuerdo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen Rosa: De vuelta de unos días de vacaciones en Melilla, entro en tu blog con esta entrada sobre los chanquetes. Bueno qué recuerdos tan bonitos para los malagueños. Mi madre nos ponía casi todos los días en verano chanquetes hasta que tuvimos que dejar "casi de comerlos" por su prohibición. El pimentón con chanquetes lo probé una única vez en el Restaurante Juanito del Palo, y todavía guardo la receta, que la dueña me explicó.

    Besitos Pepa

    Ya al final los probé con los pimientos asaos y un huevo frito. Otro manjar para nuestros paladares.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Como Sevillana aprecio mucho tu receta.Besos cielo.

    ResponderEliminar
  4. Sentar me sientan como un tiro, pero me encantan y hago caso a mi paladar no a mi estómago, probarìa un poquito de cada una de las presentaciones se ven pa picotear ya, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Un verdadero placer para el paladar... cómo echo de menos los buenos chanquetes. Enhorabuena por haber tenido la suerte de que te obsequiaran con algo tan delicioso y gracias por compartir esta información.

    ResponderEliminar
  6. Ay, esos chanquetillos de color rosa y sabor a mar, mejor dicho, a espuma de mar... cómo los echo de menos.
    Por eso me encanta tu blog, porque me haces volver a tiempos tan felices como la niñez. Gracias guapa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ay, esos chanquetillos de color rosa y sabor a mar, mejor dicho, a espuma de mar... cómo los echo de menos.
    Por eso me encanta tu blog, porque me haces volver a tiempos tan felices como la niñez. Gracias guapa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Ay, esos chanquetillos de color rosa y sabor a mar, mejor dicho, a espuma de mar... cómo los echo de menos.
    Por eso me encanta tu blog, porque me haces volver a tiempos tan felices como la niñez. Gracias guapa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Me pasa lo mismo, hay ciertos aromas, sabores y texturas que me transportan a mi niñez. Normalmente todos son relacionados con mi abuela, con ella aprendí a hacer mi primer bizcocho, mi primera magdalena, mi primera empanada....en fin, casi todo. Aunque si te soy sincera, hay incluso aromas que nada tienen que ver con la cocina e igualmente me hacen recordar otros momentos de mi vida. Como la lavanda, el jabón casero ¿y ves?, todo relacionado con mi abuela.
    Me alegro de que pudieras disfrutar de esta maravilla de conserva, desde luego mis paisanos tienen que estar bein contentos y agradecidos por la entrada que has publicado con ellas. Completa no, lo siguiente reina.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Que ricura!! te quedo un plato de lujo !! y todo lo demas me encanta, si tengo que elegir me pones en un aprieto...Besss

    ResponderEliminar
  11. What very special and beautiful memories - this whitebait dish looks wonderful. isn't it amazing how food transports us back in time!
    Mary x

    ResponderEliminar
  12. Cuanto juego dan estos pimientos en nuestras cocinas y que resultados mas buenos. Besos

    ResponderEliminar
  13. !cuantos chanquetes he comido por dios! nos gustaba tanto que en mi casa era raro que faltaran, los he comido de todas formas, pero ahora recuerdo que mi madre al apartar del fuego el emblanco,echaba un puñado de chanquetes que se cocinaban con el calor del propio guiso, eso estaba tann ricoo!!, al ver estas conservas no me lo podía creer, desde luego me voy a pinchar a la página para ver de que se trata....decirte que aunque poco,seguro que lo sabes,se venden de contrabando,hace poco los compré....nos dimos un homenaje uffff!!...besitos

    ResponderEliminar
  14. Carmen Rosa has escrito una entrada preciosa con tantos recuerdos.
    Los pimientos de chanquetes han de ser toda una delicatessen.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. En casa nos gustaron mucho estos pimientos, con mucho relleno y no demasiada salsa.
    Recuerdo los chanquetes cuando era pequeña, ahora son parte del pasado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa tu

    Nunca los he rellenado de "peixitos" como los llamamos en casa, te copio

    Mientras mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  17. La entrada tan certera como siempre describiendo los sabores y los olores que no se olvidan y remontan a los mejores momentos vividos con ellos.
    Mis recuerdos de los chanquetes son vagos tambien com mi abuela pero comiendolos en Marbella cuando era pequeña y veniamos a veranear, no recuerdo de comerlos en Madrid, recuerdo de comerlos con las manos con ansia y muy feliz porque para mi simbolizaban un plato veraniego festivo.
    En fin quien pudiera volverlos a catar!! mientras veremos si estos chanquetillos mediterraneos nos dejan buenos momentos, un besazo!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...