viernes, 13 de septiembre de 2013

PISTO MALAGUEÑO CON TERNERA Y ESPAGHETTIS



Gracias a la época y el lugar en el que me ha tocado vivir me siento, gastronómicamente hablando en ésta ocasión, una persona privilegiada; mis mayores me inculcaron la auténtica cocina mediterránea, caseras, naturales, preparadas con productos de temporada, con paciencia, calma, buen hacer y con un ingrediente primordial: el cariño.  

Aquella condición de mis antepasados y la forma de cocinar de mi madre es la esencia de Mi cocina, ella fue mi maestra, mi referente y aún hoy en día sigo fielmente sus pasos.    Aunque he de reconocer que con el paso de los años, mi pasión e inquietud por la cocina me anima a preparar nuevos platos, sabores e ingredientes incluso de otras culturas, pero sin olvidar mis orígenes gastronómicos.   

Los medios de los que disponemos actualmente, la globalización, e incluso gracias a los cultivos de invernaderos  y la conservación de los alimentos en cámaras frigoríficas hace que sea posible obtener casi cualquier variedad de frutas y verduras a lo largo de todo el año, productos que hasta hace pocas décadas eran de “temporada”, no hay que olvidar que ello va en detrimento de su sabor, olor, textura e incluso de sus propiedades nutritivas.

Es una gran suerte poder seguir consumiendo productos “naturales”, reencontrarnos con los sabores de antaño, algo que no es en absoluto difícil, consumir productos de temporada, lo que nos trae la naturaleza local o muy cerca y en su justo momento.

Y Málaga para ello es un paraíso gastronómico, ya sean frutas, vegetales, carnes y como no los productos del mar.

Aún es época de tomates, pimientos y berenjenas que llegan a Mi cocina directamente de las huertas del rico Valle del Guadalhorce.


Valle que le da el nombre el Rio Guadalhorce que junto con sus afluentes más importantes, el rio Grande y el Fahala, son los ejes que definen su paisaje, llenan sus acequias y albercas, llegan sus aguas hasta los bancales donde la abundancia de agua, la riqueza de sus suelos hacen que la producción de frutales y hortalizas sea uno de los mayores patrimonios de los malagueños.  

Nuestra cocina malagueña, es parte de nuestra cultura y en Mi cocina, procura que ésas recetas de nuestra tierra no caigan en el olvido.

No obstante, no puedo dejar de “experimentar”,probar, aventurarme a variar recetas, a mezclar, algunas veces con poco éxito, otras sorprendentemente ricas y apetitosas, como en ésta ocasión.

¿Qué hice?   Un PISTO MALAGUEÑO, con carne picada y espaghettis…bien completito ¿no creen? 


Ingredientes

Una calabaza, un pimiento rojo, uno verde, uno o dos tomates, aceite de oliva virgen extra (uso actualmente de Riogordo, malagueño), media cebolla blanca dulce, dos o tres dientes de ajo y sal.
Ingredientes para el resto de la receta:
Espaghettis al huevo (uso siempre de la marca Gallo), queso rallado, albahaca, ternera picada, medio vaso de vino blanco (en ésta ocasión usé un fino Montilla-Moriles), aceite de oliva virgen extra, un poco de agua y sal.   

Preparar el pisto:

Picar en cuadraditos la berenjena sin quitar la piel, trocear los ajos, los pimientos, la cebolla y picar igualmente los tomates maduros (no les quito la piel). 

En una sartén poner un chorreón de aceite.
Pochar a fuego lento el pimiento, la cebolla y los ajos, echar un poquito de sal, sin que se lleguen a quemar, sacarlos y escurrir bien.
En la misma sartén pochar la berenjena, cuando se vea blandita, añadir nuevamente la fritada de cebolla, pimiento y ajo y el tomate, pochándolo siempre a fuego lento durante unos minutos, salándolo al gusto.
Apartar y reservar.



Preparar la carne picada.

En otra sartén con un chorreón de aceite de oliva freir la carne picada, removiendo continuamente durante unos minutos.
Cuando esté frita añadir medio vaso de vino blanco, dejando evaporar el alcohol, añadir un poco de agua y cocer la carne hasta que se haya evaporado todo el liquido, procurando que no quede muy reseca.

Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante en agua con un poco de sal.
Una vez cocida escurrir bien.

A la hora de emplatar:
Colocar el pisto, echar la ternera y mezclar bien.


Echar los espaghettis, añadir queso rallado y albahaca (en ésta ocasión no disponía de albahaca fresca, por lo que opté por albahaca seca).

Y de postre, una de mis frutas preferidas: higos de la reina.


Buen provecho y que pasen un magnifico fin de semana. Ya saben mi consejo: disfruten de Málaga, de su clima, de sus playas, de sus paisajes, de su cultura....de su gastronomía.

10 comentarios:

  1. Y tan completito, vamos que el próximo que haga será con tu receta, plato único y completísimo. Feliz fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  2. Una mezcla divina, a mi me encanta el pisto con carne, y si no tengo carne le echo jamon picadito, eso es gloria bendita, un plato de categoria Toñi, y los higos se salen de buenos, un besito

    ResponderEliminar
  3. Este plato estade muerte relenta ii que gozada de pasta , la has vestido de luces niña ii me ha encantado.....besssss

    ResponderEliminar
  4. Con lo que me gusta la pasta, este plato duraría menos que un caramelo en la puerta de un colegio! Es una mezcla curiosa, ya que el pisto lo suelo acompañar con carne :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  5. Plato completo al que no le falta de nada y esos higos de postre que seguro que son pura miel de dulces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Una combinación perfecta y muy completo, un plato excelente.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  7. El plato está de muerte....pero el postre tiene una pinta!!!! Que malagueña eres!!! La verdad es que es un orgullo serlo. Besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...