jueves, 16 de enero de 2014

PAN DE CERVEZA Y MIEL DE CAÑA



Más de la mitad de mi vida me he visto rodeada de relojes, ellos marcaron el ritmo de mi existencia y aunque parezca mentira, entre ellos, mirando agujas horarias, minuteros, segunderos, tijas y coronas con las que mover y regular a mi voluntad sus maquinarias, sus movimientos, el tiempo en definitiva, es algo que siempre me ha faltado en la vida.

El tiempo ha sido y es un bien escaso.

Tiempo y paciencia……el tiempo, tiempo libre para mí, algún día y espero que no muy lejano pueda conseguirlo, la paciencia sé que no tiene arreglo, no soy perfecta.

Y estos dos requisitos, son totalmente necesarios para realizar ciertas labores en la cocina y concretamente vitales para hacer pan.

Es por ello, que por mi falta de tiempo y paciencia, unido a que he de reconocer que no somos en casa muy de comer pan (sí lo justo y necesario), el apartado de "PANES" en mi recetario no es demasiado grande, 15 recetas, pero sí que intento aprender y hacer mis “pinitos”.

Aún no he comentado en el blog, que en Diciembre mi marido me regaló el libro “Pan Casero” de Ibán Yarza…


Con él, empecé mi proyecto de “masa madre”, intentando seguir con “paciencia”, que en definitiva he de reconocer que es la madre de todas las ciencias, siguiendo fielmente sus instrucciones, paso a paso, dia a dia y ante mi incredulidad creí conseguir tener la famosa masa madre, que al final resultó ser toda una “madrastra” y la tuve que tirar.

No me deprimí y seguí buscando en la red, probando con varias harinas y otras “fórmulas” hasta que por fin, aunque no le dediqué todo el tiempo, constancia y esfuerzo que me hubiese gustado, conseguí mantener vivía una masa “madrecita”…con la que conseguí un pan bastante “decente”, de un pan malagueño, de Coín, el famoso pan de La Curruca, el clásico pan “cateto”,  siguiendo la receta del libro de Ibán. 

 
Con una miga y un sabor espectacular....



A ésa masa “madre”, quizás no le tomé demasiado cariño, por lo que una vez que hice el pan de cateto malagueño, la restante la usé para hacer un pan cuya receta de Iban, me llamó poderosamente la atención ….



Un pan con harina de fuerza y harina blanca de cebada (de ésta última carecía en Mi cocina) así que la hice con harina de fuerza única y exclusivamente.     Y al comprobar que se hacía con cerveza y miel voló mi imaginación y pensé que dicho pan debería tener Sabor a Málaga.

Así que con una cerveza de mi tierra, cuyo delicioso olor al lúpulo aspiro con avidez cada vez que paso cerca, una San Miguel especial



Y una riquísima miel de caña, de la Axarquia…..



Fueron los que le aportaron un sabor y olor realmente exquisito a ésta hogaza de pan. 



El resultado: un pan muy aromático, con miga densa que se mantuvo tierna varios días, con una corteza rústica y crujiente…. con un pero: demasiado "crujiente". 

Me salió la corteza un pelín quemada; algún día aprenderé a controlar los panes, a conseguir que mi horno me ayude con la temperatura exacta para cada tipo de pan y así no se me cuezan demasiado….en todo caso, me salió riquísimo (Y aunque no tengo abuela, ese fue el adjetivo para definir el pan de mi familia).



Pensé no publicar éste post, no puedo enseñar algo que no sé...pero es necesario también compartir las recetas aunque no salgan perfectas, aunque esté intentando aprender y por lo tanto tenga fallos garrafales; contarles en una palabra lo que se cuece en mi horno, animándoles a meter las manos en la masa, disfrutar intentando hacer pan y en éste caso uno de los panes más ricos que he preparado en Mi cocina….

¿Cómo lo hice?

Ingredientes que usé:

450 grmos de harina de fuerza.
150 gramos de masa madre.
Un botellín de cerveza a temperatura ambiente (no debe de estar fría).
Tres cucharadas soperas de miel de caña
Una cucharada pequeña de sal.
Un gramo de levadura seca de panadería.

Los pasos que seguí:

En un bol mezclar bien todos los ingredientes (excepto la sal) y dejar que la preparación repose unos quince minutos (la masa será pegajosa…no se preocupen por ello).
Añadir la sal y pasarla a una mesa donde ir “trabajando” la masa (vamos ir amasando), plegándola sobre si misma de manera suave. (Notarán que tiende a adherirse a la mesa o tabla de trabajo).   
Se aconseja hacer pequeños amasados de unos diez segundos, dejándola reposar entre cada amasado cinco o diez minutos, repitiendo éstos amasados tres o cuatro veces.
Dejar fermentar la masa en un bol durante unas dos horas, tapándolo con un papel transparente. 


Pasado éste tiempo, habrá crecido (no llega a doblar su volumen).



Pasar la masa nuevamente a la tabla o mesa previamente enharinada, darle forma haciendo una especie de hatillo para posteriormente darle la vuelta, haciéndola girar con suavidad entre las manos hasta que quede homogénea.

Doblarla haciéndole un pliegue y colocarla nuevamente en un bol forrado con un trapo enharinado para que no se pegue la masa, tapándola nuevamente con un papel film transparente; dejar fermentar unas tres horas



En ese momento se puede comprobar que al practicar un corte se ve claramente los agujeros propios de la miga de pan.

Pasar la masa a la mesa y darle forma, enharinándola un poco por encima. 

Con un cuchillo de sierra realizar unos cortes en forma de rejilla.

Hornear durante quince minutos a 250º C con mucha humedad (echar medio vaso de agua muy caliente en una bandeja metálica); pasado éste tiempo retirar la bandeja del agua y dejar hornear el pan 40 minutos a 200º C.

Sacar el pan y dejar enfriar en una rejilla antes de consumirlo.

Consejo: 

No hagan como yo, que puse el pan sobre una piedra especial de hornear y se me quedó pegado a ella (de ahí que en las rebanadas pueden apreciar que le falta parte de la base).

Cuidado con el horno, que no se queme el pan demasiado…aún yo no controlo bien el hornear pan; lógicamente me falta experiencia y mucha…todo sea dicho de paso.

Y sobre todo, intenten “experimentar” con la “masa madre”.  Como habrán podido comprobar no he puesto como hacerla, mi consejo es que intenten ver una y otra vez los diferentes videos que se pueden encontrar en internet….yo seguiré probando, a ver si por fin, alguna de ellas se queda en Mi Cocina…. 

11 comentarios:

  1. Querida Carmen Rosa: ya mismo te veo hecha "una experta panadera". Como tu bien dices, con tiempo, paciencia y "amor a los fogones" lograrás dar con la tecla. Tiene muy buena pinta y es una fantástica idea aderezarlo con miel y cerveza.

    Besos Pepa

    ResponderEliminar
  2. Tiene que tener un aroma fabuloso, me encanta

    ResponderEliminar
  3. Como decia mi madre, nadie nace sabiendo Toñi, todos aprendemos a lo largo de nuestra vida, y este pan parece de una experta, asi que no te apenes porque te quedo de lujo, la de panes que tengo hechos que no han visto su vida en el blog, porque si sale mal por supuesto que no lo subo, sigue haciendo pan que ademas de relajante es muy sano, un besito

    ResponderEliminar
  4. Toñi, a mí me parece que ese pan tiene una pinta estupenda. Mi problema con los panes es que tengo que hacerlos en fines de semana, los días de semana entre unas cosas y otras, siempre me pilla el toro con los tiempos de reposo.
    Pero vamos, que tú ya mismo le haces la competencia a mi amigo Juan Rubio el de El Mimbre!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Cruz, a mi me ocurre igual, como mucho algún que otro Sábado y si no sólo los Domingos y por la tarde, que también hay que pasear un poquito, todo no va a ser la cocina. Besitos y buen fin de semana.

      Eliminar
  5. A mi me parece que te ha quedado fantástico, enhorabuena, y con esos productos, la miel y la cerveza, será toda una pasada de sabores. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar buenísimo este pan y seguro que la miel de caña le da ese dulzor tan característico

    ResponderEliminar
  7. Seguro que está buenísimo Toñi, me encantan los panes de Ibán Yarza, mañana subo la focaccia del libro.
    En cuanto al horno, ya sabes que cada uno es un mundo, pero aún así tiene muy buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Quiero ese librooooo, se que lo he dicho mil veces, pero es que lo quiero y parece que en casa no me oyen! Besitos y buen finde!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  9. hola wapísima!!! qué gustazo venir a verte, y que además me recibas con un panazo!!!
    yo estoy muy panadera ultimamente, creo que me ha enseñado a relajarme.. tengo ahora un poco de la paciencia del panadero, que buena falta me hacía!!!
    aunque yo no soy de masa madre eh.. la verdad es que no me acaba de gustar el sabor que le da a los panes.. no sé.. me va más con levadura!!!
    me encanta que versiones a lo malagueño hasta los panes.. eres lo más!!!

    a ver si me pongo al día con todo lo que has hecho.. un besote, reina!!!

    ResponderEliminar
  10. Querida amiga Toñi, no sabes como te comprendo , mi falta de paciencia y mis manazas hacen que el pan me sea una asignatura pendiente, pero admiro tu voluntad, tu afan de superación y tu confianza en el futuro, sin duda me sirven de motivación para seguir intentándolo, por cierto que el de hoy que presentas, puede tener nota, sin duda de notable a sobresaliente, lo cual indica que vas por muy buen camino, te admiro por ello. Un besazo de los gordos y toda mi admiración para esa fuerza de voluntad que no se rinde..

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...