miércoles, 11 de noviembre de 2015

PASTEL DE CHOCOLATE A LA NARANJA


¡¡ Qué pechá de cocina….!! En ocasiones suelo decirlo...lo reconozco.

Y Vd. seguro que se preguntarán ¿qué quiere decir Toñi con ésa expresión, qué significa: “qué pechá”?


Quienes visitan Málaga, pueden llegar a asegurar si escuchan hablar a los malagueños más mayores (quizás la juventud va perdiendo el argot más popular), de que tienen y existe un idioma propio, una serie de palabras y expresiones muy del lugar que si no eres de aquí, casi no las entienden y que por “malagueñismo” suelo de vez en cuando usar algunas de ellas a la hora de hablar o de expresarme, tal y como hacían nuestros mayores.  ¿Les suena alguna?


¡¡Qué pechá, qué jartá, que hartura…..!!....”Pechá”, al igual que jartá, e incluso hartura, hace referencia al exceso con el que se realiza alguna acción.


Y ésa expresión suelo usarla cuando ando demasiado tiempo cocinando, cuando estoy cansada de cocinar o demasiado tiempo viendo, escribiendo e incluso hablando sobre la cocina ….¡¡ qué pechá de cocina !! Pero no fué en ésta ocasión, preparando éste pastel.


No dejarán de reconocerme que cocinar es duro, cansado y algunas veces, sino la mayoría, muy, muy sacrificado y lo que es peor aún, en ocasiones poco valorado.


Yo tengo verdadera admiración por aquellas personas que se dedican no sólo por profesión, sino por pasión, a tan ardua labor; no está pagado con dinero.   Merecen el reconocimiento y el agradecimiento de sus comensales.


No soy cocinera, solo ama de casa, sólo cocino para mi familia, para mis amigos, un duro trabajo que suelo hacer con placer, con ilusión y ganas para personas que quiero y que adoro que estén en Mi Cocina, no lo realizo por un sueldo, pero es muy de agradecer que valoren lo que hago, que aunque con cariño no deja de ser un trabajo duro y a veces complicado hasta para un ama de casa.


Que entren por la puerta y me digan: ¡¡ A ver con los que nos sorprende hoy….!! Qué dejen los platos vacíos, que me digan cuanto les ha gustado……es el mejor regalo que me pueden hacer.  Por ello, por ellos…merece la pena cocinar.


Mi familia suele ser agradecida en ése aspecto, tengo que reconocerlo, sobre todo mi marido, mi principal fan….


Uno de los últimos miembros es una bellísima persona, en todos los sentidos, guapa a rabiar, simpatiquísima, inteligente, adorable conmigo y con Mi Cocina, su nombre es Mar. 


Hoy por hoy, estoy feliz con los nuevos miembros que nuestros niñ@s han incorporado a mi vida, todo hay que decirlo….Quiero a las ramas…..y en éstos momentos adoro las tres ramitas que van con ell@s.


Mar, un nombre muy corto que alberga un gran significado para mi, ya me conocen, mi gran pasión el mar, la mar como suelo decir siempre y el nombre le va a Mar como anillo al dedo; como la misma mar que baña nuestras playas es tranquilo y poderoso a la vez, cargado de energía y misterio.


Mar, éstas tres palabras es también el comienzo del nombre de la pareja de mi hijo mayor, Marta….y la última “ramita” sólo puedo decir que su nombre comienza por “A”.   Tres personas importantes para mi ya que son quienes hacen felices a mis niños.


Hoy ésta entrada, va dedicada a Mar, preparé el pastel para ella, con cariño.  Ella con su eterna sonrisa, tiene ése detalle amable, educado siempre indicándome que le gusta; sé que valora mis platos y siempre me dice que le gusta Mi Cocina, que es “Su Cocina”.


Mar: gracias, muchísimas gracias por ser como eres, tan dulce como éste pastel.


Esta tarta una vez más la preparé siguiendo los pasos de mi libro de Susannah Blake, 500 pasteles, uniendo varias recetas, ya que el glaseado y la crema con los "adornos" son de mi cosecha.   Un dulce muy especial para aquellos que les gusten los pasteles con mucho, mucho chocolate y ése toque tan especial que le da la naranja.


¿Cómo lo hice?


Ingredientes para el bizcocho:

250 gr.de chocolate negro, 150 gr. de mantequilla, 200 gr. de azúcar, 3 huevos, 70 gr.s de harina especial bizcochos, medio sobre de levadura, el zumo de media naranja y la cáscara finamente rallada de una naranja.


Para la cobertura:

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas soperas de cacao en polvo, 2 cucharadas soperas de zumo de naranja, una cucharada pequeña de ralladura de naranja muy finamente picada, 120 gr.s de azúcar glas.


Para la crema de mantequilla:

45 grms. de mantequilla a temperatura ambiente, dos cucharadas de cacao en polvo, 150 grms.de azúcar glas, dos cucharadas soperas de nata para montar, una cucharada pequeña de ralladura de naranja, dos cucharadas soperas de licor de naranja y unas cuantas ralladuras gruesas de piel de naranja.


Los pasos a seguir:


Precalentar el horno a 160º C, engrasar con mantequilla un molde circular de unos 20 cmts. forrando la base con papel de hornear.


Partir el chocolate en pedacitos y la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos.

En un cuenco refractario echar el chocolate y la mantequilla, colocándolo dentro de un recipiente con agua caliente al fuego.


Ir removiéndolo hasta conseguir que se haya derretido e integrado la mantequilla con el chocolate.


Retirar del fuego y añadir el zumo de naranja aún caliente, remover bien de forma que quede bien integrado e inmediatamente echar el azúcar, sin dejar de remover durante unos minutos.


Incorporar la ralladura de naranja y los huevos, uno a uno, removiendo la mezcla de forma que quede homogénea.


Tamizar la harina junto con la levadura sobre la mezcla y remueva todo el conjunto.


Echar la mezcla en el molde preparado y hornear durante una hora aproximadamente.  La parte superior estará crujiente y firme, el centro del pastel quedará algo blando, pero no se preocupen, se endurecerá mientras se enfría.


Dejarlo enfriar en el molde mientras se prepara el glaseado.


Para ello, poner el aceite, el zumo de naranja, la ralladura y el cacao en un cuenco refractario colocado sobre un cazo con agua caliente, en el fuego.

Ir removiendo y añadiendo poco a poco el azúcar hasta que la mezcla espese y brille.


Sacar del fuego e ir vertiendo con una espátula la cobertura por encima del bizcocho, dejándolo que enfríe durante unos minutos.


A continuación prepara la crema de mantequilla para el adorno.


En un cuenco batir la mantequilla con el azúcar glas hasta que esté cremosa, añadir el cacao, la nata y la ralladura fina de naranja sin dejar de batir hasta obtener una crema homogénea y uniforme. 


Echar la crema en una manga pastelera con una boquilla con forma de estrella…y francamente, ahora es cuando tengo el problema….no me sale bien la decoración, he de reconocer que para ello no sirvo…..así, que procuren ir adornándolo de forma que les quede estéticamente lo más bonito posible….echando la crema sobre el pastel y procurando eso sí, cada vez que realicen una figurita dar un tironcito hacia arriba para que queden formas de pico….(la decoración no es lo mio….)


Por último, echar en un cazo el licor de naranja junto con las ralladuras gruesas de la piel de la naranja, llevar a ebullición a fin de que caramelicen y no estén crudas.


Apartar del fuego e intercalarlas entre las figuras de crema….
¿Un trocito?

¡¡ Un placer entrar en la cocina y poder conseguir éstos deliciosos pasteles....no duden en ponerse mano a la obra !! Disfrutarán....y les aseguro que no podrán decir: Qué "pechá" de cocina.....

11 comentarios:

  1. Que pinta tiene !!!! son mas de las seis de la tarde, por favor, pasame un trocito !!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Como siempre es un placer venir a visitarte cuando estuve por el Sur si oi esa espresion pero no sabia lo que queria decir ,ahora ya podre usarla yo tambien sabiendo lo que significa.
    La tarta uummmmmmmmmmm de muerte relenta no lo siguiente con lo chocolatera que soy me la comia toda y toda tenia que ser una delicia ademas de quedarte de rleujo.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  3. "Pechá", "jartá" y "hartura" también lo dice mi suegra que es de Sevilla.
    Un pastel que te ha quedado muy chulo, tan bueno que seguro que Mar ha quedado encantada con él, te pagará con su sonrisa, dicen que amor con amor se paga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No te habrá sobrado sobrado un trocito para mi no? Chocolate y naranja, una de mis combinaciones preferidas!!! ;)

    ResponderEliminar
  5. Que delicia Toñi¡¡¡, para jartarse de ella, besos

    ResponderEliminar
  6. Llego con este pastel a casa y mi madre me hace la ola,con lo que le encanta la naranja y el chocolate juntos :) Ahora se cuida mucho de no comer dulce pero estoy segura que viendo la pinta de este pastel haría un esfuerzo. Delicioso Toñi, gracias por endulzarnos el día! 1 besooo!!

    ResponderEliminar
  7. Por Cadiz tambien se dice, es una expresion muy andaluza, y que tiene su gracia.
    Del pastel que te digo que tu no sepas, que esta pa chillarle, que se come con los ojos, que es un pecado de los gordos..etc.. precioso y seguro que riquisimo, un beso

    ResponderEliminar
  8. Ummm relamiendome estoy, que rico tiene que estar el chocolate y la naranja son una pareja perfecta,que ganas de comerme un buen trozo,besos

    ResponderEliminar
  9. Si que te entiendo y desde luego eso si que es verdad, no se paga con nada pero ver la carita de alegría con esta tarta ya merece la pena.Bssss

    ResponderEliminar
  10. Querida Toñi: Cuando dices "que pechá de cocina" me vienen a la memoria tantos países que no rinden ulto a la cocina, como es el nuestro. Aquí pasamos mucho tiempo alimentando a los nuestros, mientras que por ahí se toman un sandwich, baguette, etc y ya está comidos. En el parque, en un banco, en cualquier lado, ejecutivos, turistas, y gente de toda clase y condición se sientan a comer en la calle. Esto es algo que no va con nosotros: la mesa, una buena comida, una siesta, ... Todo esto nos hace diferente a los demás...

    Me encanta el pastel de hoy porque siempre he pensado que el chocolate y la naranja son dos sabores fantásticos para mezclar. Un día quiero hacerla, y quizás como a tí no se me den bien los adornos pero lo bueno no es la apariencia sino lo que no se puede ver con la vista. Ja, ja. Muchos besitos wapa, cuídate, y pasa una buena semana.

    ResponderEliminar
  11. Qué bien escribes, hija!! Ya sabes que me encanta leerte, aunque no te lo diga tan a menudo como quisiera. Pero tú no dudes que estoy rendida ante ti. Y si encima haces ese pastel....
    Mar tiene que ser preciosa por dentro como lo será por fuera.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...