viernes, 3 de noviembre de 2017

TORTA DE JENGIBRE Y VAINILLA CON NUECES Y ALMENDRAS CARAMELIZADAS

¡¡ Me duele hasta el pensamiento…..!!
Medio en broma, medio en serio es lo que suelo terminar diciendo ésos días en los que semanalmente dedico todo mi esfuerzo y mi trabajo a dejar mi hogar, como vulgarmente suele decirse, como “los chorros del oro”.

Y Vds. dirán ¿y eso es tan cansado como para terminar teniendo hasta agujetas?.  En mi caso sí, se lo puedo asegurar aunque parezca prepotencia por mi parte…..independientemente de que suelo ser muy maniática del orden y de la limpieza, sólo les comentaré que hay 17 puertas, unos 80 escalones, 16 ventanas y algo así como 230 mts. cuadrados de suelo….

Ése día de la semana, generalmente los viernes, que dedico a una limpieza más profunda, a pesar de todo, me hace estar más feliz, me reconforta y me llena.   Siento de una forma plena las buenas vibraciones.    Siempre creí firmemente en un dicho de Feng Shui: Tu casa eres tú.

El Feng Shui, también considerado como el “yoga del hogar”, es una técnica ancestral destinada a hacer “limpieza de energías” a través de pequeños cambios, como la limpieza, los colores, aromas, organización y por supuesto orden y limpieza.

Feng shui significa viento y agua, es la ciencia del flujo de la energía vital (Chi) en la tierra y en el paisaje. Conocido en occidente como la geomancia china, el feng shui estudia el flujo de la energía o Chi en el paisaje para determinar cómo influyen en las viviendas y en las personas que las habitan.

El feng Shui, éste arte chino de la organización de la vida, en función de las fuerzas del universo, se remonta al menos a 7.000 años atrás y probablemente sea incluso más antiguo.  He podido leer que el feng shui comenzó como una tradición oral y en un principio estaba limitado a las clases sociales dirigentes, un privilegio de la clase Imperial.

Un arte, una filosofía, una disciplina que se centra en producir una nueva energía que contribuya al bienestar personal ¿su secreto? Simplemente entender el flujo del Chi, que es la energía primordial del universo, que se vuelve útil cuando se concentra y negativo si se dispersa.

Existen muchísimos consejos del Feng Shui para el hogar, pero los requerimientos básicos para crear armonía en la vida, es la limpieza y el orden.   Casa ordenada, casa limpia: mente sana.

Y a pesar de todo, de las agujetas, del cansancio (porque he de reconocer que soy, como bien me decía mi madre: muy “apretá”), aún me queda tiempo para cocinar e incluso para hornear.

¿Se imaginan como huele mi casa, como puede llegar a oler mi cocina un viernes cualquiera…..?  Máxime si como hoy prepara un delicioso pastel,; éste es la primera vez que lo he hecho y sinceramente, he de decir que me ha sorprendido muy gratamente. 

Su esponjosidad, la delicadeza del bizcocho
se une a unos frutos secos caramelizados suavemente y tiernos
toda una dulzura.  ¿Se animan a probarlo?                                                 
¿Cómo lo hice?
Ingredientes:

Para el bizcocho: 
3 huevos grandes, 80 grms. de mantequilla ( a temperatura ambiente), 110 grms. de azúcar, una cucharada pequeña de aroma de vainilla, la ralladura de un limón, una pizca de sal y 110 grms. de harina de trigo (yo usé bizcochona a fin de darle más esponjosidad).

Para la cobertura: 
15 grms. de jengibre fresco, 50 grms. de nueces, 60 grms. de almendras picadas (usé con piel y peladas ya tostadas, suelo comprarlas en el Mercado de Atarazanas), 80 grms. de mantequilla (a temperatura ambiente), una cucharada pequeña de aroma de vainilla, 100 grms. de azúcar, un vaso pequeño de leche entera.

Mantequilla y pan rallado para el molde.

Los pasos a seguir:
Precalentar el horno a 225º C.  Untar una bandeja cuadrada con mantequilla, espolvorear con el pan rallado y reservar.
Separar las claras de las yemas.
Y montar las claras a punto de nieve. (Reservar en el frigorífico)
En un cuenco echar las yemas de huevo, el azúcar, la sal y la vainilla; añadir la ralladura de limón
 y batir hasta conseguir una pasta homogénea.
Incorporar la harina tamizandola, removiendo con cuidado de que no se hagan grumos.
Echar la mantequilla sin dejar de batir hasta conseguir una masa cremosa.
Incorporar con movimientos envolventes las claras montadas a punto de nieve.
Verter la pasta en la bandeja, alisar con una espátula 
E introducirla en el horno, a media altura, durante diez minutos. Pasado éste tiempo, sacar la torta del horno y dejarla enfriar. Bajar el horno a 175º C
Mientras preparar la cobertura:

Pelar el jengibre y cortarlo en trozos pequeños.
Picar las nueces y las almendras.

Echar el aroma de vainilla en la leche y reservar.

En una cacerola poner la mantequilla junto con el azúcar, las nueces, las almendras y el jengibre dejando cocer a fuego medio,
removiendo continuamente a fin de que no se pegue al fondo, hasta que se caramelicen, con un color doradito.
Apartar el cazo del fuego y añadir la leche y remover bien.
Esparcir la mezcla sobre la superficie del bizcocho con sumo cuidado, no de golpe.
Volver a introducir en el horno y dejar hornear unos 15 minutos. Pasado éste tiempo, sacar del horno y dejar enfriar.
Desmoldarlo una vez frio, dándole la vuelta sobre un plato alargado (saldrá muy facilmente) volviéndolo a poner nuevamente con la parte de los frutos secos hacia arriba.
¡¡ Ya sólo queda disfrutarlo……!!
Espero les guste y pasen un maravilloso fin de semana.  Y recuerden, ante todo sean felices.  

5 comentarios:

  1. Esa capa que le has puesto viste al bizcocho de puro lujo, claro que después de limpiar tu casa bien puedes comerte un buen trozo sin miedo a que las báscula lo note, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué pintaza tiene esa torta, me ha encantado! :D
    Oye, no sé si sabes que tenemos canal en Youtube, estamos subiendo recetas todas las semanas y queremos que nos conozcáis. Te acercas? :)
    https://www.youtube.com/c/ComerDeTodoBlog

    ResponderEliminar
  3. Menuda cobertura tiene este pastel!! Nos has dejado con las pestañas pegadas a la pantalla del ordenador, qué rico!! Cuando las cosas se hacen con cariño y con mimo... salen estas ricuras!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  4. Hola, me flipo la receta cuando la vi y me decidi a hacerla, pero cuando me puse manos a la obra y siguiendo tu receta me di cuenta, que cuando haces la cobertura en los ingredientes no comentas nada de azucar pero luego en los pasos dices que hay que añadirle y luego en la masa dices harina de trigo normal, cosa que me extraño porque no añades levadura, pero como vi que no era un bizcocho muy alto probe, pero nada que ver..... Entonces me fije en tu primera foto y vi que tu harina es bizcochada ( que lleva levadura)
    Te lo comento por si tienes que corregir la receta, porque a mi me encanto, y volvere a probar corrigiendo los errores que cometi.
    Besos!!
    Pd; de que libro la sacastes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias......Muchas, muchisimas gracias!!!! Voy inmediatamente a rectificar ésos detalles. A veces, el escribir, redactar y contar como preparo mis platos puedo equivocarme como en ésta ocasión. ¡¡ No sabe cuanto le agradezco que me lo haya indicado !! Con su comentario veo que me leen, que siguen mis recetas y éso hace que me anime a seguir publicando.....
      El libro se llama 101 pasteles con la misma masa.
      Por cierto, yo usé bizcochona y en la receta del libro ponía harina normal y no llevaba levadura. Siempre me gusta usar bizcochona porque en definitiva hace que el bizcocho sea más jugoso.
      Nuevamente, muchisimas gracias por sus palabras......y por seguir "Mi Cocina".
      Voy a arreglar el entuerto.....

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...