lunes, 28 de junio de 2010

CROQUETAS DE GAMBAS

Cada vez hay más motivos en la sociedad que nos ha tocado vivir que incitan e invitan a no entrar en la cocina y preparar platos laboriosos y entretenidos que necesitan tiempo y dedicación; el trabajar fuera de casa, la familia o los amigos, las prisas o lo que es increible y a lo que los seres humanos le estamos dedicando muchisimo tiempo de nuestras vidas: las nuevas tecnologías.
Las marcas de alimentación lo saben y se aprovechan de ello, y contribuyen ofertando hoy en dia una gran variedad de productos preparados que nos los venden "como los de casa" o "como los de nuestras madres o abuelas". Con todo el respeto, personalmente pienso que el cariño, el aroma, la calidad, el cuidado y sobre todo el sabor casero, aunque lo publiciten, son insustituibles; son ingredientes que aunque lo intenten no lo pueden añadir en sus recetas.

Las croquetas es uno de esos productos que son realmente "trabajosas", que requieren paciencia y un buen rato en la cocina, pero merecen la pena "perder" unas pocas horas para "ganar" y disfrutar de unas ricas, caseras y socorridas croquetas.


Invito a que prueben las de gambas, pero por si al caso el presupuesto no lo permite se pueden cambiar por langostinos que quedan quizás más sabrosas.

Indico a continuación como las preparo.


Pelar las gambas (o langostinos), quitar la "tripita" negra y cortar en trozos muy, pero que muy pequeñitos y reservar.
En una cacerolita con agua y un poquito de sal, cocer las cabezas y la piel de las gambas, desespumar y pasar por la minipimer; colar y reservar el liquido obtenido, por cierto de un color rosa, que le dará un bonito colorido rosaceo a la masa de las croquetas.

En una ollita poner un chorreón de aceite de oliva virgen extra y pochar cebolla muy picadita (con sumo cuidado de que no lleguen a dorar), agregar los trozos de gambas remover un minutito, agregar la harina y remover.

Añadir el foumet obtenido de cocer las cabezas y la piel, un vaso de leche y perejil muy picadito; remover con la varilla procurando que no queden grumos hasta que la masa se despegue bien de las paredes del recipiente.

Dejar enfriar unas cinco o seis horas.
Hacer las croquetas, pasar por huevo batido y posteriormente pan rallado.

Freir en abundante aceite muy caliente.

¡¡Que las disfruten!!



17 comentarios:

  1. Carmen, cuanta razon tienes.... andamos a mil por hora y no siempre tenemos tiempo o ganas.... Pero bueno, hay veces que merece la pena "invertir" tiempo en la cocina!
    Que ricas te quedaron las croquetinas....segun lo explicas, asi de facil, dan ganas de ponerse a ello!
    Espero que ya estes bien del todo...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues si Carmen, la verdad es que cada vez se cocina menos... de hecho, yo soy un bicho raro en mi círculo de amistades...
    Unas croquetas deliciosas, muy apetecibles con este tiempo.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de probar estas croquetas,así que de mañana no pasan!!Besos.

    ResponderEliminar
  4. Unas croquetas deliciosas. Con lo poco que cuesta meterse en la cocina y la satisfacción que te da cuando acabas la receta y ves la cara de felicidad de la gente con la que la compartes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es una de las cosas que nunca he hecho, mi madre las hace de lujo y me las "regala", pero nunca las ha hecho de gambas, tienen que estar de rechupete y tienes razón, merece la pena el tiempo y la dedicación-
    UN besito

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón, recordar a nuestras abuelas metidas en la cocina toda la mañana poniendo todo su amor en sus comidas es algo que es inimitable. Y estas croquetas son un lujo porque también tienen todo tu cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ahora pocos quieren estar demasiado en la cocina.
    Con tus croquetas de gambas si vale la pena estar trabajando para obtener este resultado tan delicioso.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Seguro que tienen que estar deliciosas, Carmen. Gracias por tan buena receta. Besitos!

    ResponderEliminar
  9. se me hace la boca agua con tus croquetas!!! ya sabes que son mi debilidad...ajaj
    mil besos wapa

    ResponderEliminar
  10. Carmen opino lo mismo que tú. Llevo 3 años viviendo con mi pareja, tengo 30 años y a veces parezco un bicho raro cuando personas de mi edad e incluso mayores ven lo que diariamente cocino. Es cuestión de organización, siempre lo diré, y también de tener ganas de saber hacer de todo un poco en la vida. Nos venden la moto de la escasez de tiempo, y las marcas aprovechan el tirón para meternos por los ojos sus comidas "caseras". No me opongo a tener en el congelador unas patatas congeladas, o una tarrina de canelones, pero si eso lo llevamos a la costumbre algo está fallando.
    Por cierto tus croquetas tienen una pinta deliciosa. En varias ocasiones mi madre las ha hecho y dan un toque dulzón, diferente. Un besito. Y a seguir cocinando

    ResponderEliminar
  11. Dios mío. Si es que tienes una razón...
    Creo que las croquetas es uno de los manjares más caseros que hay. Jamás unas congeladas sabrán igual que las hechas en casa.
    Y es que mira que son ricas! De cualquier cosa son ricas! Pero de gambas... aunque nunca las he provado, seguro que llegan a la altura de las espectativas de unas buenas croquetas caseras.
    Gracias por recordarme que vale la pena pasarse un tiempito en la cocina... aunque, mejor de cara al invierno, no?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Ohhhhhh qué exquisitez!! A mi me pasó una amiga mia unas de gambas y berenjena y la verdad es que estaban riquísimas, estas seguro que tambien lo estan y por supuestisimo, nada que ver con lo comercial. Donde se ponga el cariño y la paciencia de la cocina casera, que se quite lo demás.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que razón tienes no hay nada como lo hecho en casa, por mucho que adornen los paquetes de caseros o sabor de la abuela , no son iguales.
    Yo soy de las que hace un pollo entero de croquetas y luego las congelo,así tengo croquetas caseras cuando nos apetecen.
    Y tu Carmenrosa ya te bauticé como la "Reina" de las croquetas, haces maravillas¡¡ como estas, con tu permiso me las llevo.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  14. Que ganas tengo de hacer estas croquetas hace tiempo que las hice pero no me quedaron tan bonitas como las tuyas es que te quedan perfectas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Carmen, en casa de mi madre, como en la mayoría de las casas de mis amigos. Había siempre una televisión en la cocina, chiquita y que era prácticamente usada solo por ella. Cuando remendaba calcetines, se tomaba su pepsi a media tarde y mayormente cuando cocinaba, porque no me acuerdo nunca que haya comprado alguna vez productos congelados de supermercado y se pasaba mucho tiempo en la cocina en esa época, la TV en cocina era un "must" en ese entonces creo yo.

    No digo que tod@s deberíamos pasar nuestros días en la cocina, por Dios, no. Es solo como ya comentaban las amigochas por aqui, es cuestión de organización. Punto.

    Yo en mi caso me organizo cocinando ciertos alimentos como para diez personas y luego congelándolos (carnes, verduras, diferentes tipos de masas, etc) y creo que ya todas saben que eso salva muchísimo tiempo en la cocina.

    Tus croquetas me han abierto el apetito.

    ResponderEliminar
  16. Que croquetas más apetecibles.Te quedaron muy bien y que bien explicaste la receta.Felicidades por la presentación.Un beso de "La ratita en la cocina".

    ResponderEliminar
  17. Que apetitosas parecen, tienen una pinta estupenda.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...