martes, 22 de mayo de 2018

MARBELLA ALL STARS 2018

MARBELLA ALL STARS es la Marca de la ASOCIACION DE AMIGOS DE LA ALTA GASTRONOMIA DE MARBELLA, que reúne a las empresas líderes en sus respectivos sectores,  presidida por el Chef  DIEGO DEL RIO e impulsada su "alma mater" MARIA ASENJO;  un proyecto que une tanto a la Diputación Provincial de Málaga, a través de Sabor a Málaga, como al Ayuntamiento de Marbella , además de las principales empresas del sector de la Alta Hostelería y Gastronomía.

Sus premisas son excelencia de calidad y servicio, compromiso con los productores locales, ecología, salud…por lo que Marbella All Stars se ha convertido en cita obligada de los profesionales de la Alta Gastronomía y en uno de los eventos con mayor repercusión que se celebran en Marbella.  

El pasado día 14, en el incomparable marco del Hotel Gran Meliá Don Pepe, en sus magníficas instalaciones tuvo lugar un evento gastronómico que por tercer año consecutivo convierte a Marbella en la capital de la Hostelería y la Alta Gastronomía.

Una cumbre donde MARBELLA ALL STARS ha reunido a más de 300 profesionales del sector, invitando a grandes y reconocidos profesionales: grandes chefs,  sumilleres y jefes de sala, jefes de compras, directores de hoteles, productores, empresas de distribución, bodegas, así como periodistas y bloggers.

En ésta tercera edición, el gran equipo que forma MARBELLA ALL STARS ha logrado un importante avance, consiguiendo que las propuestas de marcas, profesionales de la cocina, de la hostelería en general que se han presentado son de fuera de Málaga, de Andalucia e incluso de fuera de España, por lo que el evento ha logrado un importante paso en su internacionalización.  

Demostrando la organización su capacidad de concentrar en éste evento no sólo presentando productos gourmets, sino demostrando que la alta cocina está comprometida con temas de actualidad como la salud, la nutrición, la igualdad, el medioambiente, la integración de las personas con discapacidad y las soluciones tecnológicas.
Todos estos asuntos han estado presentes presentes en las ocho mesas de debate de ésta III cumbre Marbella All Stars. Integradas por 15 miembros y dirigidas cada una de ellas por periodistas de renombre.   Los temas que se trataron en cada una de ellas fueron:
1.- La revolución de la Sala. ¿Cómo aumentar la calidad de servicio y la experiencia en la Sala del restaurante.
2.- Productores locales excelentes y Alta Gastronomía. Elementos que deben de mejorar para aumentar su competitividad.
3.- Alta Gastronomía e Identidad Digital. Tendencias.
4.- La dimensión artística de la Alta Gastronomía ¿Es realmente un arte la creación gastronómica? ¿Está reconocida como arte? ¿Qué es la experiencia gastronómica global? ¿Hacia dónde evoluciona?
5.- Identidad de la Alta Gastronomía de Andalucía. ¿Tenemos creada esa identidad? ¿Lo sabemos vender adecuadamente nacional e internacionalmente?
6.– Las nuevas Soluciones Tecnológicas para aumentar la rentabilidad de la Alta Hostelería. De las Centrales de reservas al Revenue Management. Casos como El Tenedor.
7.- La Alimentación Consciente como tendencia con más fuerza para el futuro. La importancia de mejorar la relación entre uno mismo y la comida, y consecuentemente, los hábitos de comida. 
8.– Promoción del Turismo Gastronómico Excelente de Marbella y Málaga en un entorno internacional  a debate: objetivos a conseguir y estrategia a seguir. Ejemplos a seguir.
Por cierto, he de comentar que una vez más “Mi Cocina” ha tenido el honor de ser invitada, pudiendo participar en los distintos actos programados.   Debo dar las gracias tanto a  María Asenjo, impulsora y  al chef Diego del Rio, por contar conmigo, por hacerme formar parte de Marbella All Stars.
Ha sido un privilegio para "Mi Cocina" ser invitada un año más y tuve la oportunidad de formar parte de la mesa nº 5

Una gran experiencia, debatir, comentar, escuchar y en gran medida aprender de los grandes profesionales con los que me vi rodeada en la mesa número 5, con un interesante tema: Identidad de la Alta Gastronomía de Andalucía. ¿Tenemos creada esa identidad? ¿Lo sabemos vender adecuadamente nacional e internacionalmente?







Llegar en una palabra a la conclusión de que la Alta Gastronomía andaluza tiene desde siempre su propia identidad, la importancia de la labor que realizan los chefs a la hora de preservar la cocina andaluza recuperando, transmitiendo y preservando contra viento y marea los sabores de siempre, incorporándolos a sus cartas, tratando en una palabra poner en valor nuestra gastronomía a pesar de las fuertes influencias de cocinas e influencias extranjeras, velando por nuestra extensa y riquísima cultura gastronómica de Andalucia. 
En definitiva, todo un gran reto que cumplir mantener una base de tradición y equilibrar con la vanguardia. Necesidad de una Marca o una corriente que aglutine sinergias para hacer llegar las propuestas gastronómicas andaluzas, con una identidad propia.
Un año más, ésta III Cumbre de Marbella All Stars, me da la posibilidad de compartir momentos maravillosos, encontrarme con personas a las que admiro, profesionales y chefs de élite, de Alta Gastronomía, personas a los que me une una gran pasión: la gastronomía.

José Alvarez (Chef, La Costa, Restaurante. El Ejido, Almeria – Estrella Michelin)

-Lutz Bösing (Chef, Hotel Finca Cortesín, Marbella), 
-Diego del Rio (Chef, Presidente Marbella All Stars), 
 -Paco Garcia (Director Restaurante El Lago, Marbella – Estrella Michelin), 
-Alvaro Hermosín (Chef Hotel Kempinski),
-Iván Vera (Chef Hotel Elba Costa Ballena – Cádiz ), 
-Jose Antonio Lara (Bodegas Lara), 
-Maricar de la Sierra (Periodista, responsable de Gastronomia de Expansión), 
 -Lola Marín (Chef Restaurante Damasquero - Granada), 
-Habacuc Rodriguez (Agencia Marketing, Pura Envidia),
-Simón Padilla (Chef Ejecutivo Grupo Puente Romano, Marbella),
 -Puri Morcillo (Daza Pastelería), 
-Manuel Mérida (Chef Hotel Best Triton, Benalmadena).  
-Lourdes Martin Estevez ( Mi dulce y querida amiga, su blog: Ya sé lo que quiero.)

 y “Mi Cocina”…..

Regalándome la convención momentos maravillosos, reencontrarme o conocer personalmente y no virtualmente a grandes amigos y profesionales del mundo de la gastronomía.





Como novedad, ésta III Edición ha contado igualmente con espacios de forma paralela al “Networking”.  Temas tan interesantes como “I Encuentro de Derecho y Gastronomia de la Costa del Sol” (resolver dudas en materia legal); “Espacio de Alta Coctelería” y “Periodistas extranjeros analizando la Alta Gastronomía Andaluza”. 
Posteriormente y como primicia éste año, tuvo lugar la I Edición de los Premios de Cocina “Costa del Sol All Stars” a los mejores chefs de Hotel y Restaurante; ocho chefs  que compitieron por ser reconocidos como mejores embajadores de los productos Sabor a Málaga.  Brizo Raineri (La Tarantella, Estepona); Pablo Castillo (SaVor, San Pedro de Alcántara, Marbella); Tulio Zampieri (Notoria, Marbella); Reyna (Niña Bonita, Málaga); Nacho Torregimeno (Las Dunas, Estepona); Walter Ivan (IPV Palace Hotel, Fuengirola); Meme Rodríguez (Benabola Hotel, Puerto Banús, Marbella); y Francisco Jesús Martín Cozar (Soleo, Marbella),

Se alzaron con el galardón dos de los jóvenes chefs con una increible proyección gastronómica, con un brillante presente y mejor futuro: Ignacio Torregimeno Mulero, del Hotel Healthouse Las Dunas y Pablo Castillo de SAVOR Restaurante y Tapas, San Pedro de Alcántara.
Un jovencísimo chef malagueño, a quien admiro y sigo su trayectoria profesional desde que le conozco (sí, es ése cocinero que es mi ojito derecho) 


Debo decir que todos, absolutamente todos los concursantes merecían con sus creaciones y su gran calidad profesional recoger el primer premio….para mi, todos fueron ganadores.

¿Qué decir de mi querida Meme Rodriguez? La alegría personificada (con la que no me importaría saltar en los charcos…..)


En los hermosos jardines del Gran Melía Don Pepe, agasajados por exquisitos cócteles, los chefs participaron en un competitivo torneo, la II edición del torneo de golf “ Chefs & Sumiller”,  en el exclusivo Club de Golf Santa María, donde se puso fin a ésta cumbre, con una cata de excelentes vinos de Málaga.

Gracias, muchísimas gracias mi admirada y querida Maria Asenjo, sigue por favor “generando sinergias”, nunca dejes de “buscar la excelencia”, por conseguir que “JuntosBrillamosMás”, por continuar “impulsando el motor del turismo malagueño de calidad”, por consolidar y afianzar Marbella, Málaga (mi querida tierra) aún más en el panorama gastronómico nacional e internacional.  

Gracias por hacer realidad éste gran proyecto que ha sido todo un éxito.

Comienza la cuenta atrás, ya queda menos:  MARBELLA ALL STARS 2019  

miércoles, 9 de mayo de 2018

PARPPARDELLE ALL´ AMATRICIANA


Los rayos de la luna llena entran por las ranuras de la persiana, alumbrando suavemente la biblioteca; irradian una tenue luz anacarada sobre los brillantes lomos de los libros que duermen un sueño profundo en las estanterías de madera.   Pero esto no dura mucho, los primeros rayos de sol comienzan a filtrarse e  inundan la habitación iluminando todo a su paso de color oro, pareciendo que todo se despierta a mi alrededor.

Intento no abrir los ojos, aún entrecerrados miro a mi alrededor, todo está en silencio, todo reposaba aún y sólo escucho el alboroto gorjear de los gorriones, unos saludando el nuevo día, otros, los “gurripatos” pidiendo comida a sus padres que aún revolotean buscando comida para sus polluelos, avisando, anunciando que por fin ha llegado la primavera.    

La algarabía de los gorriones me hace recordar que ése fuerte, a veces cansino, piar viene de mi patio.  Me levando deprisa, me pongo mi bata y bajo las escaleras de dos en dos; en mi cocina, la papilla con una galleta y agua la preparo en un santiamén, salgo al pequeño patio, meto la mano con cuidado en la caja de zapatos convertida en un cómodo y caliente nido; consigo cogerle, acunarlo mientras lleno la jeringa con ése primer alimento de la mañana para mi pequeño gorrión.

Le dejo en el suelo, aletea, se despereza y comienza a piar llamando a sus padres.    Mi patio ya no es mío, los gorriones se han apoderado de él, hasta que oscurece que vuelvo a poner mi gorrión en su "nuevo nido" cierro la tapa, vuelvo a barrer y a regar y fregar el suelo.   

Durante el transcurso del día, sobre los ladrillos coloco trozos de pan,, pequeñas semillas para pájaros, galletas desmenuzadas y dejo al alcance los brotes de chicharos, de tomillo limonero, albahaca e incluso la frondosa hierbabuena que picotean con avidez.    Allí, revolotea feliz cuando acude su madre a alimentarlo con pequeños insectos, picoteando con ella las migas o escondiéndose cuando entramos en ése pequeño lugar del que ya se ha apropiado, al igual que de nuestros corazones.

Ése gorrión es como eran los gorriones para la antigua Grecia, mi “tótem de la alegría”, me siento como la diosa Afrodita a quienes los antiguos griegos otorgaron a éstos pequeños y maravillosos pájaros ser su mascota (Gorriones del Carro de Afrodita en un pomea de Safo, Poetisa Griega del Siglo VI A.C.)


Pero no solamente fueron los griegos quienes alababan a éstas pequeñas aves, los Celtas lo consideraban el mensajero de los dioses.   Los gorriones eran sagradas para ellos, estaban convencidos de que tenerlos cerca, en libertad, les proporcionaba la bendición y el amparo de los Dioses y su presencia era augurio de prosperidad y suerte.    

En una época no tan lejana, símbolo de los espíritus del hogar, acogedor y hospitalario; su presencia en  nuestro entorno más próximo ha sido una constante a lo largo de la historia. 

Allí donde estaba el ser humano, con sus granjas, sus graneros, sus huertos, sus parques o sus plazas, estaban en ellos.

Mientras escribo ésta entrada en “Mi Cocina” pienso que mi pequeño gurripato estará piando llamando y reclamando comida como si no hubiera un mañana, saltando queriendo seguir el vuelo de sus padres y acurrucado en un rincón, asustado, hasta que llegue la noche y lo acurruque en su nido de cartón.    Libre en el patio y así seguirá siendo hasta que él quiera, hasta que pueda volar.

Me asomo, le miro, voy y vengo, le escucho piar, hace Sol y mi cocina se inunda de color y calor, mientras preparo la comida.  Hoy pasta, un plato colorido, como la primavera, lleno de sabor y aromas de Italia.  Una receta deliciosa, riquísima, que cada vez que la prepare ya por siempre me acordaré de éste pequeño gorrión sin nombre (Ígual, le llamo "pappare").

Lo he preparado con Pappardelle (también al singular: pappardella) es una especie de fettuccine anchas.   El nombre deriva del verbo “pappare” que en italiano se traduce como: engullir.

Acompañados con una de las salsas más significativas de Italia, concretamente All’Amatriciana o alla matriciana,  es una de tantas variantes de las salsas con base de tomate, en este caso originaria de Amatrice, simbólo de la historia gastronómica de ésta  ciudad que se encuentra en la provincia de Rieti (en la región del Lacio).  Aunque he podido leer que la salsa amatriciana parece ser que tuvo su origen en Abruzzo.    

En la antigüedad éste plato se denominaba “Gricio”, nombre que con que los antiguos romanos llamaban a los vendedores de comida y pan.      Éstos llegaron a Suiza, estableciéndose a su vez dando lugar al que se denomina “Cantón de los Grisones”.

La salsa se difundió a nivel nacional en Italia en el 1800, cuando por la crisis del pastoreo muchos amatricianos emigraron a Roma y consiguieron trabajo en restaurantes de la ciudad.   La receta de la amatriciana no puede datar de antes del siglo XVIII, que es cuando el tomate se hizo salsa y se encontró con la pasta.

La Amatriciana se elabora con tres ingredientes principales y básicos, tomatepanceta (guancile) y queso, luego hay muchas variantes para aportar distintos matices a la elaboración, los típicos de las salsas, como la incorporación de cebolla, ajo, pimienta, guindilla, etc.        Entre otros detalles, se considera importante la grasa que se utiliza para elaborar la salsa, y hay dos opciones, la que proporciona el tocino o el aceite de oliva.    Yo he usado aceite de oliva virgen extra, como siempre: malagueño.

¿Cómo la hice?
Ingrediente para dos personas:

200 grms. de pasta pappardelle (o cualquier otra pasta que prefieran), 60 grms. de panceta fresca (he usado bacon ya cortado en tiras), un trozo de cebolla blanca dulce, 1 diente de ajo, 1 tomate grande maduro, jengibre, sal y aceite de oliva virgen extra.  (Agua para cocer la pasta).

Se le suele echar un “toque” de guindilla que personalmente he omitido.   Para acompañar y darle un poco de alegría al plato, le he aportado unas hojas de albahaca.

La receta original se prepara con queso pecorino romano (queso de oveja), he rallado queso de oveja semi curado.

Los pasos a seguir:

Picar en dados pequeños el bacon o panceta. 

Filetear la cebolla lo más fina posible y el ajo.
Pelar el tomate y picarlo en trozos pequeños.   Rallar el jengibre.

En una sartén echar los trozos de bacon y saltearlos a fuego lento durante un minuto.


Añadir la cebolla y el ajo, remover bien y dejarlo hacer un minuto más.
Agregar el tomate 

y el jengibre, sazonar al gusto y dejarlo pochar hasta que la salsa esté hecha.

Añadir unas hojas de albahaca troceadas. Reservar caliente.
Mientras, poner agua en una cacerola, salar al gusto y llevar a ebullición a fuego vivo, incorporando la pasta,
dejándola cocer siguiendo las instrucciones del fabricante (personalmente me gusta “al dente”, por lo que procuro sobremanera que no se pase).

Una vez cocida la pasta escurrir bien y colocarla enseguida en el plato.
 Incorporar la salsa bien caliente, espolvorear generosamente con queso y 

servir de inmediato.     Mezclando bien todos los ingredientes, ya sólo queda disfrutar de Italia, en "Mi cocina", en vuestras cocinas...

¡¡ Buen provecho !!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...