martes, 9 de noviembre de 2010

CROQUETAS DE JAMON SERRANO

 


















¿Las mejores croquetas? Sin lugar a dudas: las de mi suegra, Paquita.
 

No puedo decir las de mi madre o las de mi abuela, ya que ellas nunca preparaban croquetas, no he llegado a saber el por qué.
Paquita me enseñó a prepararlas, tradicionalmente, como toda la vida: con los "avíos" del puchero, incluso me dió su mejor secreto: el cariño.
 

He intentado ser buena alumna y sigo sus pasos, pero he ido ampliando variedad, haciéndolas con diferentes ingredientes: de morcilla, de salchichón de Málaga, de calamares en su tinta, de pescados y mariscos, etc...... (pueden verlas pinchando en croquetas, a la derecha de mi blog), pero siempre con la misma base, la clásica bechamel hecha con harina de trigo.
 

La bechamel, como bien sabrán, es una salsa de origen francés de relativa sencillez, ingrediente básico de las croquetas.
Debe su nombre a Louis de Bechamel, que según he podido averiguar era un aristócrata amante de la buena mesa, que ocupó el cargo de mayordomo de palacio en la corte de Luis XIV.

Al hacer las croquetas, tal y como me enseñó mi suegra, sigo la variante de la bechamel llamada Soubise (con cebolla muy picadita y previamente pochada) y siempre con harina de trigo.

 

Me permitirán un consejo a la hora de prepararlas: rehogar a continuación de la cebolla la harina, ya que así no sabrá a harina cruda y no quedará mal sabor (ésto último lo averigué por mi misma, a base de experiencia), a continuación añadir la leche y el caldo (bien de pescado o de carne dependiendo de qué sea la croqueta) hirviendo y remover constatemente con una varilla la mezcla, hasta que la masa espese, sea homogénea y no se pegue a las paredes del recipiente.

En ésta ocasión, quise hacer un cambio importante en la bechamel, por primera vez quise prepararlas con maicena (harina de maiz) y sólo con leche, sin caldo de ningún tipo, con el detalle de hervir en la leche un suculento hueso de la pata del jamón que suelo guardar en el congelador y por supuesto con taquitos de jamón serrano.
 

Mi marido tiene un dicho muy peculiar, suele decirme: Los experimentos con gaseosa. No le he hecho caso, me arriesgué, experimenté y puse las croquetas en la mesa: el resultado fue muy positivo, quedan muy suabes y con un fino sabor, francamente han gustado muchisimo.
Por lo tanto, la maicena entrará a formar parte de mis croquetas.


¿Como las preparé? Muy fácil, si gustan, tomen nota por favor.


En un cazo hervir dos vasos de leche con hueso (un trozo o dos) del jamón y reservar.

En una cacerolita derretir un trozo de mantequilla y pochar a fuego lento la cebolla dulce, finamente picada
Añadir cuatro o cinco cucharadas soperas de maicena y mezclar con la cebolla, inmediatamente agregar dos vasos de leche hirviendo y remover con una varilla procurando que no se hagan grumos
, echar el jamón serrano cortados en trozos pequeños, una pizca de nuez moscada, mezclar bien durante durante unos minutos, hasta que la masa no se pegue en las paredes del recipiente. (probar de sal, aunque con el jamón estará en su punto) y rectificar al gusto si fuese necesario.
Dejar reposar unas cuatro o cinco horas.

Pasado éste tiempo, ir moldeando las croquetas, pasar por huevo batido y posteriormente por pan rallado.

Freir en aceite bien caliente (suelo usar freidora, por lo que quedan fritas uniformemente).


¡¡Disfruténlas!!

18 comentarios:

  1. Te han quedado estupendas, nunca las había hecho con harina de maíz, las probaré. Besos.

    ResponderEliminar
  2. La bechamel la haces como mi madre, siempre con cebollita y está de vicio. Una buena ide para nuevas croquetas. Genial. Besos

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tienen,ami no me salen bien, buenas si pero bien no, están geniales.

    ResponderEliminar
  4. Tienen que estar buenísimas! la bechamel la haces como yo normalmente, con un poco de cebolla, así me enseñó mi madre y es como más me gusta.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Tienen un pinta espectacular, estás croquetitas, me encantan!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Pues te han quedado genial!! Me apunto el truco de la Maicena..

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Me apunto la receta, a ver que tal salen!! :D

    ResponderEliminar
  8. Carmen Rosa, la cocina es un laboratorio donde investigamos y probamos cosas nuevas. Si nos conformásemos, no avanzaríamos, no crees?.
    Tus croquetas son deliciosas y lo sé porque yo hago la bechamel exactamente igual... jejejejeje. Con harina de millo no las he hecho, pero como confío en tu criterio, lo haré. Gracias guapetona.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. mmm.te han quedao divinas!!

    yo siempre las preparo con leche....y encima desnatada...si puedes ser..y es verdad que quedan muy suaves.
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Ya he perdido la cuenta de la cantidad de tipos distintos de croquetas que nos has enseñado, va a ser difícil decidirme por una de ellas.
    Y de albóndigas, otro tanto, con curry deben estar buenísimas. A lo único que te diría que no es a la cazuela de fideos, aunque la he comido desde siempre no es uno de los platos que me gusten mucho.
    Y ya veo lo bien que se te da la repostería para haber empezado hace poquito, que pinta de bizcochos!
    Un beso guapa, perdona que tarde tanto en visitarte, tengo muy poquito tiempo.

    ResponderEliminar
  11. Hoy probaré tu experimento con maizena, preparé la masa ayer y quedó con buena pinta, las albóndigas con curry las haré el domingo y luego te contaré. Gracias por la ayuda- Besitos

    ResponderEliminar
  12. Con harina de maicena express si las he probado, la he utilizado alguna vez que otra para espesar un poco la masa que por cualquier circunstacia me habia quedado ligera de más. Pero como has hecho tú, pues no. Asi que viendo el resultado tomo nota Carmen, din duda probaré porque te han quedado realmente buenisimas.

    Besines y feliz fin de semana, guapetona :)

    ResponderEliminar
  13. Madre miaaa que ricasss y que bonitas te han quedado, un besico y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Anoche las cenamos y estaban riquísimas ya te contaré la comida del domingo con las albóndigas. Un besito y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Carmen Rosa, igualitas que las de mi madre, con su cebollita y la harina rehogada primero. Qué buenas! Yo hago croquetas, pero mi madre siempre me tiene un tupper reservado. Las últimas las hizo con morcilla que le puso al puchero y eran una delicia.

    Un beso mu grande!

    ResponderEliminar
  16. Encontré tu receta en cocina.facilisimo.com
    Me pareció estupenda, pues lo explicas todo muy claramente. Si bien quería añadir un dato, la salsa bechamel cuando lleva cebolla no se llama bechamel, sino salsa soubise.
    Lo encontré en el blog de cocina de una tienda gourmet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la observación....todos los dias se aprende algo nuevo. Bienvenido a Mi cocina....Saludos

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...