jueves, 9 de diciembre de 2010

POTAJE DE HABAS SECAS

 


















Las comidas, al igual que la música o los olores, me trasladan a momentos determinados de mi vida.
Me hacen viajar en el recuerdo y quizás mi blog se está convirtiendo en una simbiosis de historias vividas y recetas; igual ya no pueden ir las unas sin las otras o bien se están convirtiendo en un motivo para rememorar sobre todo a mi familia.


Con este contundente potaje de legumbres y verduras, me viene inmediatamente a la memoria mi hermano.
Siempre hemos estado muy unidos, cuando murió nuestra madre yo se lo preparaba exactamente igual que ella nos lo hacía, aunque a falta de unos ingredientes insustituibles: su cariño, su sonrisa en definitiva el "toque" de mi madre.

Aunque mi hermano hoy por hoy, se encuentra bastante lejos de "Mi cocina", le dedico éste plato, que es su potaje de habas secas, con todo el cariño de una hermana.

Las habas secas siempre tuvieron poca consideración en el mundo culinario, era un alimento propio de personas sin recursos, ya para los romanos era comida habitual de las clases populares. De hecho es una legumbre poco habitual en las recetas españolas, aunque existe tradición sobre todo en Andalucia de cocinarlas.

He intentado averiguar la procedencia de ésta receta que a mi madre, se la enseñó mi abuela; si he podido saber que ésta legumbre tiene su origen en el Próximo Oriente.
Los árabes, por ejemplo hacían harina con las habas secas e incluso la panificaban.

Lo que sí recuerdo perfectamente es haber visto alimentar a los animales con ellas, concretamente a las cabras.

 

Vuelvo por lo tanto nuevamente a mis origenes con éste contundente y vegetariano plato, y con ello una vez más, procuro que no se queden en el olvido las recetas de mis antepasados.

Para prepararlo:


Poner en remojo en agua con un puñadito de sal, la noche anterior: habas secas, habichuelas blancas y garbanzos.

En una olla con agua, añadir un buen chorreón de aceite de oliva virgen, las habas, los garbanzos, las habichuelas, un tomate maduro y un pimiento verde cortados por la mitad, media cebolla y una cabeza de ajos asada.

Espumerear si es necesario, salar al gusto y agregar azafrán (en su defecto colorante alimentario)
Dejar cocer hasta que las legumbres estén tiernas.
Añadir una alcachofa cortada en cuatro trozos, habas tiernas cortadas en trozos pequeños (piel y semilla) y una patata cortada a cascos.

Que continúe la cocción hasta comprobar que la verdura están blanditas.

Añadir un puñado de chicharos (guisantes) y un puñadito de arroz.

Cuando el arroz esté en su punto, apartar del fuego y dejar reposar unos minutos.


¡¡ Buen provecho !!

12 comentarios:

  1. Carmen Rosa, otra receta para comer concuchara en estos dias frios de invierno y además calorífica.


    abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Un plato contundente.Que rico tiene que estar.Me encantan los platos de cuchara. Bicos de "la ratita en la cocina"

    ResponderEliminar
  3. Con este guiso entras en calor en un santiamen, vaya bueno que tiene que estar, y haces bien dejando que conocazmos estas recetas, sabes que muchas de las que pones la compartimos, pero esta no la conocia, asi que gracias guapa, un besito

    ResponderEliminar
  4. mmm que buen plato, a mí es que me encanta comer de cuchara, bien calentito. Me guardo la receta, que caerá un día de estos de frío.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan, en casa comemos muchas habas, generalmente frescas, pero recuerdo de pequeña estas habas secas tostadas...ummm la boca se me hace agua, es cierto lo que dices, todo lo que nos evoca un guiso, un olor...es la vida. Bsss

    ResponderEliminar
  6. Que bien te ha quedado este guiso de habas secas. Nunca lo he comido, las habas secas solo las comí tostadas, pero habrá que probarlas así en guiso!

    ResponderEliminar
  7. Un plato vegetariano muy completito. Las habas siempre las he comido frescas o congeladas, no es habitual encontrarlas secas, pero este potaje hace que se vean apetitosas.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Ummm un potaje de estos viene muy bie nen estos dias tan fríos.
    Que pases un bue finde

    ResponderEliminar
  9. Hola, Carmen Rosa, no conocía esta página , pero ahora la visitaré más a menudo. Yo también soy malagueña, je je. Estaba buscando potaje de habas y secas y la he encontrado. Una cosa: yo le quito los bigotes negros a las habas, después de estar en remojo y antes de echarlas a la olla, porque si no, creo que dura más la cocción, y las debes entonces echar antes que los garbanzos. Un saludo, seguro qeu me va a salir muy bueno. Montse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Gracias por visitar "Mi cocina"; me alegra saber que le viene bien la receta de éste ancestral potaje tan de nuestra querida Málaga, que por cierto si me permite el comentario, mi madre lo bordaba. Yo no les quito "el bigote" ya que así no se les va la cáscara en la cocción, quedan enteras. Y francamente, si son nuevas y no demasiado viejas quedan en su punto, ni duras ni deshechas....
      Hago la receta, tal y como la he explicado.....
      Un cordial saludo Montse.

      Eliminar
    2. hola me preguntaba cuanto tiempo dejastes las legumbres a hervir??

      Eliminar
    3. Buenos dias Elisabet...dependiendo lógicamente de la calidad sobre todo de los garbanzos, a fuego lento aproximadamente una hora....Como bien explico en la receta, las habas se añaden unos veinte minutos antes de que termine la cocción del potaje y los guisantes con diez minutitos tienen más que suficiente.
      Gracias, muchisimas gracias por visitar mi blog...Mi cocina es "Su cocina". Un cordial saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...