miércoles, 23 de febrero de 2011

MASKINA

 
La cocina también es otra forma de aprender una cultura, los sabores, los olores marcan la diferencia entre un pais y otro, el sólo hecho de cocinar ciertos platos, los aromas, los colores, me hace viajar mentalmente y me traslada a momentos y lugares vividos y que guardo con cariño y añoranza en lo más profundo de mi ser.

Sigo pues viajando gastronómicamente en “Mi cocina” y en ésta ocasión mi destino es Egipto; el primer viaje que realicé fue a solas con mi marido por lo que fue un viaje muy especial y el que más me impresionó al contemplar y descubrir tantas maravillas; el segundo con un numeroso grupo de entrañables amigos (sobre todo a dos de ellas a quienes envío virtualmente un trozo), y ahí me quedé prendada de sus postres y de sus dulces y el último con nuestros hijos a quienes quisimos transmitirles la pasión por la cultura egipcia.

La gastronomía árabe tiene para mi sabores y olores entrañables, en una gran medida es la base de nuestras recetas andaluzas y españolas, como el mazapán, los turrones, los pestiños, el pan de higo, las tortas de almendra, las frutas escarchadas y confitadas etc.

Uno de los más tradicionales es la Maskina, un postre típico egipcio que consiste en una masa hecha de harina, azúcar en polvo y nata, aceite y frutos secos.

Esta Maskina no es la receta original, yo la he preparado con hojaldre que he comprado ya preparado, con la creencia de que el hojaldre también es de origen árabe y le he “añadido” una crema pastelera a fin de acercarla al gusto de mi familia.

Virtualmente va destinado el pastel a dos personas muy, muy pero que muy cercanas a mi y que hoy cumplen años (una curiosa casualidad), uno de los dos desde hace 13 años, la otra persona desde hace poco, pero espero que por mucho, mucho.
Saben que les deseo todo lo mejor con muchísimo cariño.

Para preparar la Maskina a mi manera, he seguido estos pasos:

Preparar una crema pastelera

Poner en un cazo a hervir medio litro de leche con una rama de canela y la corteza de medio limón.
Mientras mezclar en un bol la yema de tres huevos con 100 gramos de azucar.
Agregar 30 gramos de harina y 20 gramos de maizena y mezclar bien.
Añadir a ésta masa sin dejar de remover, la leche pasándola por un colador a fin de que no caiga el limón, ni la canela y procurando que no queden grumos.
Echar en un cazo y poner a hervir la crema unos minutos sin dejar de remover hasta conseguir que espese al gusto.

Precalentar el horno a 180º
Extender el hojaldre en el molde previamente engrasado, meterlo en el horno tapándolo a fin de que no se dore durante unos quince minutos aproximadamente (depende del horno y del fabricante).
Sacar y extender la crema pastelera, que durante esos minutos se habrá enfriado y colocar por encima los frutos secos.
He utilizado: Almendras, avellanas y avellanas americanas, nueces, anacardos, piñones.
Alrededor poner ciruelas pasas.
Meter el pastel unos cinco minutos en el horno a fin de que se tuesten un poco los frutos secos y darle color al hojaldre.
Mientras en una cacerolita poner a hervir moscatel, una ramita de canela y azucar glas dejándolos reducir durante unos minutos.
Sacar el pastel del horno y pintar los frutos secos con la reducción del vinito dulce.
 
Lógicamente los pasteles árabes no llevan vino, esto último lo realicé para darle brillo y más sabor a los frutos secos.

Disfruten y viajen gastronómicamente a nuestros origenes culinarios. Vuelvan conmigo al Nilo...cuna de nuestra cultura...

13 comentarios:

  1. Que pinta tan tremenda! Sea árabe original o no es lo que menos importa...

    ResponderEliminar
  2. Un postre para recargar energía. Los postres árabes tienen muy buena fama aunque para mi gusto suelen ser dulzones en exceso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Esta de muerte tiene una pinta hmmmmmmmmm. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me has hecho recordar mi viaje a Egipto y los platos tan fabulosos que nos prepararon en el crucero por el Nilo para celebrar la Noche Buena.
    Fuém fantástico.

    ResponderEliminar
  5. Comparto tu pasión por Egipto y su gastonomía. y envidió todos los viajes que has hecho a esas tierras. Yo tendré que conformarme por hacer esta maravilla que nos traes hoy, deliciosa!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que rico postre, da igual que el hojaldre no pertenezca a la cocina árabe, tiene que estar igualmente delicioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Un postre estupendo y además muy sabroso.
    UN besín.

    ResponderEliminar
  8. Estoy segura que es un postre diferente y muy bueno! Felicidades para tús seres queridos a quíen dedicas este postre!

    ResponderEliminar
  9. Rico rico que debe estar!
    Yo estuve en Egipto el año pasado, pero la verdad creo que no probé dulces egipcios.
    El tuyo tiene una pinta muy rica, pero hayq ue tener cuidado con las calorías que tiene uchísimos frutos secos.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. jo que rico!!...me encanta...
    besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...