lunes, 21 de marzo de 2011

ALBONDIGAS DE CORDERO A LA CANELA

























El árabe es después del latín la lengua que más léxico nos ha aportado a los españoles.


Durante el periodo de Al-Andalus, con la conquista árabe, muchos vocablos de su lengua entran a formar parte de nuestro idioma palabras tan arraigadas que difícilmente se podría concebir sin ellas el español, al igual que la aportación árabe a nuestra cocina que es extraordinariamente rica.

Una de ellas es la palabra albóndiga, procedente del árabe al-bunduga, significa “la bola”, cuyo guiso lo introdujeron en nuestras cocinas en dicha época.

En Málaga, y está reconocida en nuestros diccionarios, también se les denomina “almóndigas”, aunque ésta forma de llamarlas se considera incorrecta, vulgar o de personas muy antiguas.

Las recetas más habituales de albóndigas son las preparadas con carne de ternera, aunque en “Mi cocina” las pueden encontrar de pollo, de cerdo, de pescado y de mariscos.

En ésta ocasión les propongo de cordero, y con un “toque” de canela, rememorando ésos sabores de la cultura gastronómica árabe.

Esta receta, he de decir que la conseguí en una de ésas revistas que todas las amantes de la cocina solemos guardar y conservar a través de los años, más que revistas, eran verdaderos libros, con tiradas y grosores especiales, que hace más de 20 años nos deleitaban con fantásticas recetas y preciosas fotografías.

No obstante, si no les seduce el cordero, pueden realizarlas con cerdo o pollo, les resultará igual de sabrosas.

¿Cómo las hago?

En un bol poner la carne picada de cordero.

Picar finamente uno o dos dientes de ajo, cebolla dulce y perejil y agregarlo al bol.

Añadir una o dos rebanadas de pan, un chorreón de leche, una cucharada de canela en polvo, una cucharadita de nuez moscada, uno o dos huevos y sal al gusto.

Mezclar bien todo el conjunto y formar las albóndigas.

Pasarlas por harina.

En una sartén con aceite de oliva virgen freir las albóndigas y reservarlas.

Pasar el aceite a una cacerolita y en el mismo freir dos dientes de ajo y cebolla cortadas en trozos pequeños, con cuidado de que no se quemen.

Agregar una cucharada de harina y tostarla junto con la cebolla un minuto; echar una cucharadita de café de canela molida.

Añadir un vaso de vino blanco y un vaso de agua, llevar a ebullición y añadir las albóndigas.

Dejar cocer a fuego lento durante unos quince o veinte minutos.

Retirar las albóndigas y pasar la salsa por la minipimer.

Colocar nuevamente las albóndigas dentro de la salsa.

¡¡ Buen provecho !!

16 comentarios:

  1. Vaya pintaza tienen hija, dan ganas de pinchar con el tenedor, las de mi madre eran casi igual, sin la cebolla y con laurel, y la salsa la conocemos en Cadiz como salsa sobreusa,a mi es como mas me gustan, un 10 por lo menos te doy, un beso cielo

    ResponderEliminar
  2. Carmen Rosa, estas bolas te han quedado de cine y el toque de la canela..... ya me imagino que punto tan especial le tienen que dar. Estupenda receta que guardo
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo cuando las hago de carnes mixtas, cerdo y ternera, suelo ponerles canela.
    Estas tuyas con esa salsita tienen que estar de vicio.
    Besazos
    Gracias por compartir tus conocimientos, me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  4. mm que ricas!! de cordero! a mi me gustan todas!! y con el toque de canela deberian de estar deliciosas!!

    ResponderEliminar
  5. Mira que yo le suelo poner la canela en el relleno y tomo nota de ponerla en la salsa.Besos

    ResponderEliminar
  6. en casa no tiene mucho éxito el cordero,no les gusta, pero te han quedado unas albondigas geniales!!! un biko carmen

    ResponderEliminar
  7. Carmen Rosa qué pena que este tan lejos de tú casa.

    ResponderEliminar
  8. No las he probado de cordero, pero como me gusta las imagino ricas y compañadas de pan para untar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Carmen Rosa, qué maravilla de albóndigas!. De cordero!!! Uyyyyyyy, si Marc las ve...
    No sabía que albóndiga fuera "la bola". Sabía que era una palabra árabe y que debía significar algo relativo a carne en forma redonda, pero mira por donde me has confirmado lo que significa...
    Una maravilla... a quién no le gustan las albóndigas???
    Un bespteeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  10. Unas albóndigas, perfectas. No sé si dejaría yo algo en este plato, a lo mejor las patatas, pero las albóndigas y la salsa, para chuparse el tenedor bien, bien!

    ResponderEliminar
  11. Deliciosas con cualquier carne pero el cordero les da un sabor especial, me encanta.

    Oye la propuesta de Laurita es estupenda.

    Besitossssss

    ResponderEliminar
  12. Besos Carmen, eres genial!!! como no vas a ser buena cocinera?'!!!!! gracias por tu visita me alegró mucho!!cuidate amiga!!!

    ResponderEliminar
  13. Carmen Rosa, no las he probado nunca de cordero, las próximas seguro que seran.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Bufff! que buenisima pinta!!y yo con el plan especial K!!

    ResponderEliminar
  15. Pero que ricas! nunca he hecho albóndigas de cordero, pero la verdad es que tienen que estar buenísimas y con el toque de canela deben tener un sabor diferente, muy especial, me han encantado, si se las hago a mi hija me hace la ola, porque le encantan!
    Besos,
    Nasy

    ResponderEliminar
  16. Mira que se ven rebuenas estas albóndigas, y con el toque de canela deben ser la bomba. Un beset!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...