lunes, 25 de abril de 2011

TORRIJAS DE VINO MOSCATEL MALAGUEÑO Y MIEL

 

















Hay recetas que se arraigan de tal manera en fechas determinadas que durante el resto del año apenas se cocinan y ésta es una de ellas, las torrijas, típico y casi obligatorio en Semana Santa, elaborado a base de pan duro como decíamos antiguamente y generalmente empapado en leche y huevo y posteriormente frito.

En mi recuerdo una de las mejores meriendas que podía tomar y que mi madre me preparaba, pan frito en aceite de oliva espolvoreado con azúcar.

Los romanos ya conocían éste dulce, por lo que podriamos asegurar que tiene un origen que se remonta a más de 2000 años y no sólo es tipico de nuestra tierra, la cocina tradicional de casi toda Europa cuenta con éste legado romano, aunque con otros nombres.

En Alemania las torrijas se llaman Arme Ritter (caballeros pobres), los franceses llaman a su versión pain perdu, o sea, pan perdido, los ingleses las llaman “poor knights of Windsor”, para los americanos las torrijas se llaman French Toast, los Suizos dicen Fotzelschnitten y los Austriacos y Bávaros Pofesen o Pavesen, en Portugal las torrijas se denominan rabanadas.
 
En definitiva, sea cual su nombre, y aunque son muchas las variantes a la hora de prepararlas todas ellas tienen el mismo denominador común: en el pan asentado, la leche, los huevos sus ingredientes principales, después lo que se pueda o quiera agregar: canela, azúcar, miel y por qué no, emborracharlas con un buen vino dulce moscatel malagueño; aunque en las casas más humildes había que ahorrarse el huevo e incluso la leche. Por ello afirmo, que las mejores torrijas, las de mi madre aunque no se emborracharan ni con leche: pan frito y azucar "espolvoreá".

En el argot malagueño torrija es estar bien “empapado”, mejor dicho borracho de alcohol.

Para prepararlas he seguido estos pasos:

Cortar el pan en rebanadas gruesas un dia o dos antes para que se endurezca.
Espolvorear las rebanadas con un poco de canela molida y remojarlas en vino dulce moscatel (malagueño, eso sí). Reservarlas.
En una cacerolita poner un trozo de piel de un limón, azúcar al gusto y leche; cuando empiece a hervir, retirar del fuego y dejar que se enfríe un poco.
Mojar las rebanadas de pan en la leche de una en una y colocarlas en un plato reservándolas.
Batir huevo, rebozando cada rebanada y friéndolas a continuación en aceite de oliva virgen, con cuidado de que no se quemen.
Escurrir del aceite sobrante sobre papel de cocina.
Calentar miel al baño maria y cuando esté liquida bañar las torrijas.

¡¡ Recuerden disfrutar de éste magnifico dulce todo el año!!

10 comentarios:

  1. Carmen Rosa, que buenas estas torrijas, me han gustado mucho. Sabes he esado en tu querida Malaga esta semana santa, he comido pulpo frito y he disfrutado de lo lindo de este mar, he paseado por el paseo marítimo he respirado bien hondo para traerme todo su aroma, vengo nueva.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las torrijas en cualquier época del año, estas con el moscatel seguro que están deliciosas
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Carmen Rosa, despues de la clase magistral que obtengo cada vez que me paso por tu blog tengo que dedirte que esas torrijas tienen una pinta deliciosa, creo que hasta hablan y dicen:
    COMEDME
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ohhh, torrijas con miel... ¡qué delicia!
    Se me hace la boca agua.
    Ya te tengo fichada también, yno me perderé ninguna de tus recetas, y eso que de vez en cuando entraba.
    Aquí estamos. Besitos.
    ah, y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Habrá que probarlas con Moscatel, pero te lo digo seguro que me gustaran!
    Bonita foto!

    ResponderEliminar
  6. Carmen guapa además de lo bien que cocinas nos enriqueces dia a dia con los comentarios de las recetas, es un lujo disfrutar de tu blog.

    Besitosssss

    ah las torrijas están para no dejar ni una en el plato.

    ResponderEliminar
  7. Estas torrijas tienen que estar de muerte y encima de moscatel. Se me hace agua en la boca. Con estas delicias no voy a dar empezado el regimen para la operación biquini de verano.
    Biquiños de "la ratita en la cocina"

    ResponderEliminar
  8. Opino como tú, hay que disfrutarlas todo el año, aunque sin pasarse. Con moscatel me parece que han de estar también deliciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Menudas torrijas, Carmen Rosa!!!!! Joooooo, qué buenas con ese moscatel. Te sobró alguna, chiquilla?. A mí las torrijas me chiflan... yo creo que más que casi la mayoría de las tartas y dulces (salvo el chocolate, claro... jejejeje).
    Un besoteeeeeeeeee

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...