miércoles, 14 de septiembre de 2011

BACALAO GRATINADO AL HORNO CON SALMOREJO DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO





























Carmen

Nombre de mi abuela, de mi blog, bonita y antigua palabra que se hunde y se pierde en nuestras raices, en los origenes de nuestra cultura.
Proviene de:

¿Palabra fenicia, hoy parte de Siria y del Líbano, nombre de una de sus divinidades animista y nombraron por ello del mismo modo al Monte Sagrado donde le rendían culto?
¿Del Hebreo, Carmel?
¿Del latín, Carmen, que significa poema, música, canto, hechizo?
¿Del árabe “Karm” que alude a jardín, huerto, viña?

De lo que sí estoy convencida , es que debido a la presencia árabe en España a lo largo de ocho siglos, el "karm" se fue transformando en "carmen" para definir un tipo de vivienda .

Decir "Carmen" en Andalucia, es decir Granada, ciudad de aromas moriscos, donde las viviendas más tradicionales son los Carmenes; cuyo origen se situa en la época hispano-musulmana, a partir de la toma de Granada y con la expulsión de los moriscos cuando comienzan a proliferar por las laderas de El Albayzin éstas viviendas, jardín y huerto en terrazas, donde los árboles adornan los jardines, decoran, dan sombra y frescura, dan frutos y donde se entrelazan las flores con las hortalizas en un entrañable maridaje, donde se aspiran los penetrantes perfumes de la dama de noche, los jazmines, geranios con acelgas, calabazas, habas y frutas; donde el sonido del correr del agua es música y desde donde se tiene la dicha de contemplar La Alambra y el Generalife, en una noche de luna llena y querer parar el tiempo ya que el corazón no puede permanecer indiferente ante tanta belleza.

Lo pude disfrutar no hace mucho gracias a nuestros queridos amigos Juan de Dios y Loli , a los cuales dedico ésta entrada en "Mi cocina", quienes nos invitaron a cenar en el Carmen: Mirador de Aixa, precioso restaurante, magnifica comida, increíbles y espectaculares vistas y mejor compañía.

Después de tan agradable velada no puedo más que sentir las palabras de D.Miguel de Unamuno: Las lágrimas me subian a los ojos, y no eran lágrimas de pesar ni de alegría, eran de plenitud de vida silenciosa y oculta por estar en Granada.

Uno de los aperitivos era a base de salmorejo de pimientos del piquillo y una de sus especialidades los diferentes formas de preparar bacalao, por lo que me he decidido a preparar éste plato.

¿Cómo lo hice?

Colocar el trozo de bacalao desalado (se puede encontrar en cualquier gran superficie) en una bandeja especial para hornear y regar con un chorreón de aceite de oliva virgen.
Hornear a 200º C durante unos quince o veinte minutos (dependiendo del grosor).
Mientras en un vaso de batidora poner dos o tres pimientos del piquillo (asados en conserva), dos rebanadas de pan, un diente de ajo (quitándole la raiz central), un chorreoncito de vinagre de vino de Jérez, un chorreón de aceite de oliva virgen extra y sal al gusto y pasar procurando que quede consistente (para comer con cuchara). Reservar el salmorejo hasta la hora de emplatar.
Para el gratinado: poner en un vaso una yema de huevo, unas dos cucharadas soperas de mayonesa y una de nata y mezclar bien.
Una vez el bacalao en su punto, cubrir con la salsa de gratinar y volver a meterlo en el horno hasta que quede doradito.
Servir el salmorejo, el bacalao en el centro y adornar con trocitos de pimiento del piquillo y perejil.




Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada (Francisco de Icaza)

15 comentarios:

  1. Aunque solo sea para sentir un poquito de todo eso que has contado, tengo que probar esta receta. Me encanta el bacalao. Y me encanta tu historia.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Increíble receta, una buena idea el salmorejo de pimientos!

    Un saludo, Los Caprichos de Jorge

    ResponderEliminar
  3. Buenisimo Carmen..... cuanto tiempo pasate por mi foro estas invitada.... besos

    http://cocinadivina.superforos.com/index.php

    ResponderEliminar
  4. Que rico Carmen, a mi es que el bacalao me pierde. De todas las maneras que lo he podido comer, todas ha sido para bien. Tu receta me gusta y mucho, asi que la probaré, pero para mi solita :)

    bicos guapisima

    ResponderEliminar
  5. Ay Carmen Rosa, hoy me has dado en toda el alma. Mira que conozco Granada y me encanta. Málaga todavía no la conozco, pero prometo no dejar de conocerla.
    Y esos Carmenes que da gloria verlos.
    Pero ese bacalao da gloria verlo tambien, tan bien montado, se ve apetitoso de verdad. Me he quedado con la receta.
    Gracias por compartir amiga.
    Besazos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el bacalao, y como cae bastantes veces procuro ir variando las recetas y esta me ha gustado mucho.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  7. Así no lo comí nunca. Otra receta de bacalao que me queda pendiente. Gracias. Besinos

    ResponderEliminar
  8. que bacalao mas rico, nunca lo habia probado tan bueno, y la presentacion para mi gusto bastante bien. ¿Podrias pasarte por mi blog y votar alguna foto, que es para un concurso de mis alumnos? Gracias

    ResponderEliminar
  9. En mi ausencia veo que has "reformado" la cocina, me encanta!!!
    Maravillosa entrada, me encanta esa introducción refferente a la etimología del nombre, en mi familia había una Carmen, del Sur al que adoro.
    Plato para probar sin duda alguna, se ve delicioso!!

    Petons

    ResponderEliminar
  10. Granada es una ciudad preciosa y este bacalao sobre el salmorejo de piquillos se ve delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Carmen guapa, no se que me gusta más, si la receta o la historia que nos cuentas...besitos.

    ResponderEliminar
  12. Carmen con lo que me gusta el bacalao me tienes babeando.

    Carmen no se si te he comentado que estoy de concurso si te apetece participar te dejo el enlace.

    http://cocina-trini.blogspot.com/2011/08/1-concurso-de-cocina-madre-e-hija.html

    ResponderEliminar
  13. que entrada más bonita y que cosas has contado del nombre de Carmen, no las conocia, pero a mi sabes que me hace rememorar?' Carmen, la virgen del carmen, patrona de los marineros, quizás porque vivo en un pueblo pesquero y decir carmen es recordar el dia de la virgen con los marineros llevándola a cuestas y los "quintos" cantando el "Salve estrella de los mares " ufff que me he emocionao!!
    Aunque Granada... coincido contigo que es tan bonita que emociona.
    Y si a todo esto lo acompañas de un pedazo de bacalao con salmorejo... es que ya ni te cuento !! al cielo directamente!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...