miércoles, 19 de octubre de 2011

FALÁFEL



























¿Quién no recuerda ese programa de televisión de los años 60-70: Los chiripitifláuticos?, me gusta recordar a nuestro querido Locomotoro (conductor de todo menos del codo) interpretado por Paquito Cano, con su boina y su famosa frase “que se me mueven los mofleeeeetes”, a la dulce Valentina (dulce y fina como una mandarina), al tio Aquiles (con sobrinos a miles) y al Capitán Tan (que parece un rataplán), famoso explorador con su camiseta a rayas, que siempre que encontraba la ocasión contaba sus viajes y decía: “En mis viajes por todo lo largo y ancho de este mundo”.

En algunas ocasiones suelo pensar que quienes tienen la paciencia de leer las entradas de las recetas que publico pueden llegar a la conclusión de que debería comenzarlas con la famosa frase del Capitán Tan, aunque a fuerza de ser reiterativa y parecer prepotente (no lo soy en absoluto) intento únicamente trasmitir el por qué de mis guisos y sus influencias basadas en mis experiencias gastronómicas de otras culturas, de las partes del mundo que he tenido la gran suerte de visitar y conocer.

Uno de esos fantásticos lugares es Egipto, la primera vez que viajé allí fuimos solos mi marido y yo, posteriormente fuimos con buenos amigos, con clientes, la penúltima (que no última ya que espero volver) fué con nuestros hijos a los que intentamos (y conseguimos) despertarles, transmitirles de hecho, a ellos la pasión por Egipto y su milenaria cultura faraónica.

La gastronomía es parte de la cultura de un pais, de sus gustos y costumbres culinarias, qué cocinándolos y saboreándolos me hacen volver y recordar “mis viajes por todo lo ancho y largo de éste mundo” .

En ésta ocasión con unas croquetas de faláfel vuelvo a Egipto, al Cairo .


He podido leer que el origen de su denominación proviene, con toda probabilidad, del verbo árabe falfala, que significa «condimentar». Ciertamente, la masa del falafel contiene la más variada y equilibrada cantidad de especias de todos los platos árabes.

Suelen (al menos al estilo de Oriente Medio) hacerse con habas secas, garbanzos o una combinación de ambos; la variante egipcia, llamada ta`miyya emplea exclusivamente habas.
Es probable que ya se consumieran en el Egipto faraónico y desde allí llegara a la Peninsula Arábiga, aunque indican que igual sus orígenes son hindúes.

¿Cómo lo hice?

Dejar los garbanzos en remojo (agua con un puñado de sal) durante toda la noche (unos 250 gramos).
En la picadora poner los garbanzos, una cebolla mediana en trozos, cilantro fresco y perejil en abundancia, dos dientes de ajo y triturar procurando que no quede hecho totalmente puré.
Echar la mezcla en un bol, agregar una cucharada sopera de harina de garbanzos, una cucharada pequeña de pimentón picante (puede sustituirse por pimentón dulce si no desean que pique), una cucharada de levadura en polvo, una cucharada pequeña de comino molido, otra de canela en polvo, salpimentar al gusto y remover.
Añadir un chorreón de aceite de oliva virgen y mezclar bien todo el conjunto.
Formar las croquetas (se suelen también presentar en forma de bolas redondas, inclusive como hamburguesas) y freir en abundante aceite hasta que estén doradas.

¡¡ Disfrútenlo !!

12 comentarios:

  1. No las hice nunca, las vi por algun blog pero no me llamo la atencion, asi vistas como croquetas me son apetecibles, dicen que lo que entra por los ojos.. un besito

    ResponderEliminar
  2. Me parece una receta fnatástica y digna de mover los mofletes.
    Me ha encantado y por eso te la voy a copiar. Cuando la haga te contaré, pues es seguro que tiene que estar rico.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  3. Quien ha dicho que seas prepotente?, si lo que más me gusta a mi de este blog, eres, desde luego tu, tus historias de las cuales aprendo y las recetas.
    Vamos... ni se te ocurra no contar nada.
    Estos faláfel, tengo curiosidad de probarlos, cuando los haga, ya te cuento.
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Las suelo comer cuando voy a casa de mi comadre pero nunca las he hecho en casa, a ver si me animo. Ella las mete en pan de pita y salsa de yogurt ( riquisimas)

    ResponderEliminar
  5. Quién dice que eres prepotente?? De eso nada!!! Mi marido está loco por ir a Egipto pero no se, a mi es que me da algo de miedo... Esta receta no la conocía Carmen Rosa pero la probaré en cuanto pueda ya que tiene una pinta fabulosa!!
    Bicos.

    ResponderEliminar
  6. Me pilla muy pequeña los recuerdos que cuentas... yo no tengo a penas imágenes, pero mi madre dice que me dejaban embobada jajaja.
    Coincido contigo, la cultura egipcia es especial, como esos falafels que a mi me encantan , se ven deliciosos

    ResponderEliminar
  7. Nunca los he probado y he visto tantas recetas. Me gustaría intentar hacerlas.
    Gracias por compartir la receta!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Qué recuerdos me has traído hablando de Locomotoro y los demás. A mi me gustan tus explicaciones, has tenido la suerte de viajar y conocer muchas culturas a fondo, explicarlo no es ser prepotente.
    Me gusta el falafel, está muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa tu

    yo lo descubrí allí, y en casa nos encanta , mi versión es un poco distinta a la tuya, si te interesa de " fisgonearla",..je,je mira en mi blog...

    mil petonets y como siempre una introducción de 10

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  10. Me la copio para probarlo yo en mi casa..
    saludos

    ResponderEliminar
  11. This looks really delicious - I make these too but many variations of it and we have some Indian recipes that are very similar to this one :)
    Glad to stop by
    Cheers'
    Priya

    http://priyasnowserving.blogspot.com/search/label/Blog%20Anniversary%20Giveaways%20on%20going

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...