martes, 22 de noviembre de 2011

SOPA DE CEBOLLA AL VINO TINTO CON QUESO MANCHEGO



























El arte nace de la mente y crece con el talento de las manos. Carlos Garcia.

No, no es un filósofo, es mi peluquero quién ha escrito la frase en una de las paredes de su coqueta peluquería a la que cada tres o cuatro meses suelo acudir, avisándole como es habitual en mi con la ya tan manida frase: “Carlos te necesito”

Desde hace ocho años y a pesar de la distancia, que no es corta, acudo a él, un verdadero artista peluquero, que también pinta unos preciosos cuadros y es que es una persona con mucho talento en sus manos.

Sé que visita mi blog, que ha hecho alguna que otra receta ya que le gusta cocinar y le entusiasma la gastronomía

Tiene el detalle de pedirle a sus empleadas que me recorten las recetas de las revistas, que leo y releo mientras surte efecto su trabajo en mis cabellos; en ésta ocasión, he preparado ésta sopa de cebolla, siguiendo los pasos de una de esas hojas que guardaré en mi cocina real y que detallo a continuación para que quede impresa en “Mi cocina” virtual, que en definitiva es la cocina de quienes la visitan.

¿Como la hice?

En un cazo poner un chorreón de aceite de oliva virgen extra (ya saben mi consejo, a ser posible malagueño: de Ardales, de Periana, de Antequera, de....... pero malagueño) y pochar a fuego lento cebolla blanca (dulce) cortadas en rodajas y saladas previamente al gusto, procurando que se doren un poco.
Cuando estén doradas, espolvorearlas con una cucharada sopera de harina, dándole unas vueltas.
Rociar las cebollas con un buen chorreón de vino tinto (que sea de calidad, usé un Ribera del Duero) y dos vasos de caldo del puchero (en la receta original eran dos vasos de agua; pueden ver la receta del caldo en primeros platos) y dejar hervir durante diez o quince minutos.
Tostar mientras rodajas de pan y reservar.
Colocar en el recipiente donde se vayan a presentar una capa de rebanadas de pan, encima rallar queso manchego curado (en la receta original usan grúyer) y verter encima parte del caldo y las cebollas.
Poner otra capa de pan y nuevamente cubrirlo con el caldo y la cebolla, rallando más queso encima.
Meter en el horno a fin de gratinar hasta que el queso quede dorado (éste último proceso no lo hice)
Servir enseguida, muy caliente.


Esta sopa es i
deal para esos dias otoñales malagueños, días nublados, con viento de levante, lluviosos y frios, cuando la mar pega de magón y apetece un plato caliente, de cuchara, con una copa de un vino tinto, al calor de una buena lumbre. Días en Málaga como el que pueden observar, no es una foto de éste fin de semana, que así estaba la mar......es una marina pintada por mi suegro, “Marejales” que la disfrutamos en el rellano de las escaleras de casa.


Por cierto, la peluquería de Carlos García, está situada en la malagueña barriada: La Paz. Todo un artista peluquero.

12 comentarios:

  1. Aunar arte y artesanía es un tema que viene de lejos y siempre difícil de resolver. Genial la reflexión de tu peluquero. El plato excelente como casi todo lo que se enriquece con vino tinto. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado la sopa de cebolla con lo que me gusta el sabor que tiene tomo nota de tu receta que se ve muy rica
    besos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Una receta bien rica, la anoto. Y cuanta verdad en la frase de tu peluquero

    ResponderEliminar
  4. No he preparado nunca sopa de cebolla y mira que me gusta, Esta que tu has preparado me la comería en un pis pas jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Un poco poeta, un poco filósofo, un poco peluquero... muy artista! Como tú, con esta pedazo de receta! Un bso.

    ResponderEliminar
  6. Hago un descansito, me asomo a tu cocina y me tomo un cafelito contigo. La sopa de cebolla y el vino tinto no soy dos de las cosas que mas me gustan, pero leerte me encanta :)

    ResponderEliminar
  7. Lo del vino tinto me ha llegado al alma, porque tiene que darle un sabor diferente a la sopa de cebolla y ya con el queso manchego...
    Una receta francesa españolizada, creo que mejor malagueñizada. Creo que acabo de inventar un palabro.
    Carmen rosa, la voy a hacer igualita a la tuya, yo la hago a menudo.
    Besazos
    PD. Le has dicho a tu señor suegro que es un artista de los pies a la cabeza?.

    ResponderEliminar
  8. No he comido esta sopa pero debe de ser muy agradable saborear un plato de estos.

    ResponderEliminar
  9. quiero un peluquero como ese en mi vida!!!!
    con respecto a la sopa.. no la he preparado nunca y me atrae muchisimo, asi que tú aun me has despertado más la curiosidad :)

    ResponderEliminar
  10. Muy sabio tu peluquero Carlos y muy detallista, al recortarte las recetas...Ya me gustaría a mí. Has preparado una sopa divina para estos días otoñales.Guapa.Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  11. Cuanto tiempo que no hago la sopa de cebolla con lo que me gusta. Nunca la he preparado con vino tinto así que ya tengo otra receta para probar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. I wish I had a bowl of this tasty soup right now Carmen. Yum!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...