lunes, 12 de diciembre de 2011

PAELLA DE ARROZ CON BOGAVANTE Y ALMEJAS DEL CANTABRICO















Un penetrante olor a mar, el sonido del agua al chocar contra las rocas, contemplar los hábitats marinos, poder ver como son las profundidades marinas y las especies que las pueblan, un fascinante paseo por el fondo del mar, poder ver la fáuna y la flora marina no sólo de nuestro Mar de Alborán, del Mediterráneo, del Atlántico, sino de océanos y mares tropicales lejanos de nuestras costas y lo más interesante para mi, poder interactuar con ellos, poder tocarlos, sobre todo alimentar o acariciar a las rayas manta, realmente me fascina, es una experiencia apasionante.
No, no estoy buceando; me he sumergido en el Aquarium Sea Life de Benalmádena,
No es tan grande como el de Barcelona, o el de Valencia, pero los malagueños podemos vivir la experiencia, de adentrarnos y “bucear” en los diferentes mares y océanos del planeta en el Parque Submarino del puerto deportivo de Benalmádena.
A mediados de los 90, llegó desde Amsterdam un nuevo miembro, un enorme bogavante, al que con el “salero” malagueño, sus nuevos cuidadores de Sea Life le llamaron “Tijeritas”. Su origen, un restaurante holandés que lo crió y mantuvo en su carta durante cuatro años; tan hermoso animal que pesaba en aquel entonces más de nueve kilos, su dueño al no poder comercializarlo (por su precio) y cogerle cariño, decidió donarlo al acuario, llegando así hasta nuestra costa malagueña, librándose pués “Tijeritas” de su fatal destino en el restaurante en cuestión y pasando a ser una estrella en el acuario malagueño.
Los bogavantes que llegan vivos a nuestros mercados es generalmente el bogavante gallego, el europeo, es un crustáceo decápodo marino que guarda un gran parecido con la langosta, tienen un color azulado con manchas claras, que se vuelve de un intenso color rojo al ser cocinado; es uno de los manjares más deliciosos de nuestros mares, una delicia de las rías gallegas, donde se conocen con el nombre de lubrigantes.
En ésta ocasión el ejemplar que llegó vivito y coleando (nunca mejor dicho) a “Mi cocina” pesó un kilo y mi gran ayudante, mi marido, tuvo el honor no sólo de sacar las fotos de la paellera y del emplatado, sino de prepararmelo (vamos de dejar sin vida al animalito, antes de que llegara a la paellera, soy incapaz de hacerlo yo) colocándolo en una tabla, separarle la cabeza del cuerpo y partir ambas partes por la mitad, las “tijeras” las dejó enteras, tal y como le había pedido.
Hice una paella de arroz con el animalito y le añadí almejas del Cantábrico lo que le aportó más sabor aún a mar, el resultado: un arroz sabroso, en su punto, meloso, sueltecito, con el característico sabor a marisco, realmente sublime, impresionante. ¡¡ Y no tengo abuela !! .
Seguí estos pasos:
En una cacerola plana poner un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y una vez caliente dorar el bogavante troceado(las pinzas las dejé enteras quedando su carne en el interior integramente, para que cada comensal la partiera a la hora de consumirla, así considero que se aprecia su carne con todo su sabor) por la parte de la carne durante unos minutos. Pasarlo a la paellera.
En el mismo aceite sofreir tres o cuatro dientes de ajos picaditos junto con guindilla roja (puse dos trozos sin pepitas, a fin de que no picara demasiado), con cuidado de que no se queme, retirándo la guindilla; a continuación echar dos tomates (sin piel, ni pepitas) rayados y dejar que se fria junto con los ajos.
Una vez hecho el refrito, añadir una cucharada de pimentón (pimiento molido dulce) y agregarlo a la paellera junto con azafrán (en su defecto colorante alimentario).
En la misma cacerola poner agua a hervir, salándola al gusto.
Echar las almejas en la paellera (se habrán tenido en agua con sal previamente a fin de que suelten la posible arena que pudieran tener en su interior).
Agregar dos puñados de arroz por comensal (y como es habitual, un puñado más de regalo, como suelo decir), distribuyéndolo por toda la sartén y dos cucharones de agua hirviendo por cada puñado de arroz (el doble de volumen de agua, que de arroz; pueden usar una taza o un recipiente para coger las medidas).
Dejar hervir a fuego fuerte durante quince minutos, pasado éste tiempo bajar un poco el fuego y dejar cocinar diez minutos más (si es preciso agregar más liquido, que éste esté hirviendo).
A media cocción probar de sal y rectificar si fuese necesario.
Apartar la paellera del fuego, tapar con papel de aluminio, dejándo reposar unos minutos.

¡¡ Disfruten del mar y buen provecho !!

10 comentarios:

  1. Buenísimo el arroz con bogavante, de mis platos preferidos y si le añades almejas ya..uhmmm..delicioso.

    Besos
    Carmen
    www.dietamediterraneasana.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. me encanta este plato, auqnue a mi me gusta un poco más caldoso

    besos guapa

    ResponderEliminar
  3. Carmen Rosa, hicimos lo mismo para comer ayer domingo! Yo no le puse almejas porque no tenía.
    Si sabía tan bien como se ve en la foto, te ha debido salir de matrícula, como todo lo que nos enseñas.
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar
  4. Una delicia de las de restaurantes de lujo, te quedo de cena navideña, con lo que nos gusta en casa un arroz y un marisqueo jajaja, este año paso la navidad en Madrid con toda la familia, y el fin de año en casa de mi hija en Vigo, asi que me voy a poner pua de marisco, me va a salir el acido urico por las orejas, (que exagerada soy) un besito guapa

    ResponderEliminar
  5. Un arroz de los ricos, ricos!! Te ha quedado de lujo. Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Por gustarme Carmen rosa, me ha gustado hasta el plato en el que está servido el arroz.
    Y si, pensé que estabas buceando, jejejejjee.
    Muy rico si señora.
    Besazos
    PD. Bonita la historia de Tijeritas.

    ResponderEliminar
  7. y ate lo dije en el face tiene una pinta buenisima

    ResponderEliminar
  8. Una paella de lujo me encanta tiene que estar muy pero que muy rica
    besos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...