viernes, 11 de mayo de 2012

DISCOS DE HOJALDRE RELLENOS DE CREMA


Día tras día paso a su lado, le veo a través de la valla metálica que rodea la parcela donde se encuentra, le dejaron solo, justo en el centro, en lo alto de un montículo de tierra, por la que se salen sus rotas y rajadas raíces.   Allanaron las máquinas el terreno a su alrededor, arrasaron todos los árboles, pero llegaron a tiempo de salvarle, algún “alma” caritativa se apiadaría de él,  un único, protegido y centenario árbol,  al que consiguieron hacerle mucho daño.

Su gran porte y su frondosidad con el paso del tiempo se ha ido mermando, su longevidad (suelen vivir unos trescientos años) no ha sido la causa de su declive, la mano del hombre le hizo doblegar el tronco y las ramas del hermoso algarrobo.

Recuerdo el poema de Machado  “A un olmo seco”: Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo, algunas hojas verdes le han salido….el olmo centenario en la colina… antes que te derribe….con su hacha el leñador…….. antes que te descuaje un torbellino y tronche el soplo de las sierras blancas, antes que el río hasta la mar te empuje por valles y barrancas, olmo, quiero anotar en mi cartera la gracia de tu rama verdecida.   Mi corazón espera también, hacia la luz y hacia la vida, otro milagro de la primavera.

Al pasar hoy a su lado, me hubiera gustado hacerle una poesía, emulando a Machado;  le he mirado una vez más,  ya está casi partido en dos, una parte seca, ramas inertes, muertas….pero aún, resiste, se agarra fuerte a la tierra, le ayuda el frescor de las montañas tan cercanas, la brisa marina, las gotas de rocío de la mañana, las últimas lluvias primaverales; aún hay esperanza para el algarrobo.

A su alrededor crecen las margaritas silvestres, las flores azules, amarillas y las hiervas que renacen cada primavera; aún en su copa anidan los gorriones.  Distingo a los jilgueros y chamarines cantando en sus verdes ramas, de donde milagrosamente  cuelgan sus frutos: marrones y largas algarrobas.

Huele a primavera, a naturaleza, a mar, ha llegado los días luminosos, el sol llega anunciando la promesa de días largos, cielos más azules, noches estrelladas…la primavera en Málaga es muy corta, cortísima, entra rápido el calor, por lo que ya no apetece mucho encender el horno; es por ello que he dedicado a fuerza de ser repetitiva, cansina y quizás un tanto pesada, ésta semana a actualizar todos los “pastelitos” a base de hojaldre.

Espero sepan disculparme y deseo no haberles “empachado” de dulces, sí es así, les invito a que prueben éste relleno de crema.

¿Cómo lo hice?    

Usé una plancha de hojaldre refrigerado (no congelado) de una gran superficie.
Cortar el hojaldre de forma redonda con un molde (puede servir un vaso) y hornear hasta que esté dorado, con cuidado de que no se queme.
Sacar del horno y reservarlas.

Mientras preparar el relleno:
Poner a hervir en un cazo un vaso de leche, diluyendo previamente tres yemas de huevo, junto con la cáscara de un limón y 120 gramos de azúcar.
Añadir 30 gramos de mantequilla y una vez derretida, agregar 50 gramos de maizena disuelta previamente en un poquito de leche fria.
Remover hasta que espese un poco, retirar el limón y reservar.
Preparar la cobertura:
En una cacerolita poner a hervir un vaso de agua con 150 gramos de azúcar y unas gotas de vainilla.
Mientras batir en un cuenco, tres huevos con cien gramos de azúcar y 40 gramos de maizena y una cucharadita pequeña de colorante alimentario (azafrán puse yo).
Cuando el almibar hierva, incorporar la mezcla de huevos con azucar y maizena poco a poco, removiendo continuamente, bajando el fuego hasta que se espese.
Retirar del fuego y reservar.

Para montarlos:
En uno de los discos de hojaldre extender el relleno, colocar encima otro disco de hojaldre, poner media guinda en el centro y echar por encima la cobertura.

¡¡ Les deseo un dulce  fin de semana !!  Ya saben, “Mi cocina” virtual cierra por descanso de su autora, Sábados y Domingos.

11 comentarios:

  1. Qué pinta! Ya los hubiera querido yo para el café... Mmmm...

    ResponderEliminar
  2. Contigo todo parece muy fácil Carmen Rosa: Se me está haciendo la boca agua y espero hacerlos pronto y probarlos. Tienen que estar buenísimos. Saludos y que descanses. Pepa

    ResponderEliminar
  3. Ay, qué buenos Toñi... me recuerdan a las locas, que me encantan!! Un día de estos tengo que hacer tu receta de locas, ya te contaré.
    Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  4. Qué pena me ha dado, yo tengo enfrente de casa tres olivos centenarios y está prevista una construcción así que se los van a cargar y lo veo fatal... la receta buenísima.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Pero qué buena pinta tienen esos discos! ^o^

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué estamos haciendo con la naturaleza? ¿Que les vamos a dejar a nuestros nietos?.
    Es una pena. Me acuerdo que de pequeña íbamos a un pueblecito de la provincia de Valencia, es el más pequeño. Te diré, la calle de arriba, la de abajo y la plaza. Pero buena gente, claro al ser tan pequeño todos son parientes más o menos próximos o lejanos. Y me comía las algarrobas ya maduras y me sabían a chococlate de dulces que eran. Siempre me evocas recuerdos de la infancia, siempre.
    Esos hojaldritos tiene que estar divino.
    Besazos amiga

    ResponderEliminar
  7. Haces que me imagine ese algarrobo intentando revivir, rodeado de flores y pájaros mientras saboreo uno de estos discos de hojaldre.
    Tus recuerdos de infancia son muy parecidos a los míos, de pan y chocolate. Mi hijo pequeño se extraña de que viéramos la tele en blanco y negro y yo le digo que la imaginación nos la hacía ver en colores. El hojaldre con chocolate y naranja, qué rico también, igual que esas bayonesas. Con tus relatos llegas al corazón de tus lectores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Una semana dulce y super completa, con las recetas de pasteles de hojaldres que nos as regalado, aparte de tus bonitas entradas
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Carmen preciosa ..he desaparecido unos dias, cuando me leas sabras porqué y me encuentro con una auténtica carta de diversos hojaldres maravillosos, no soy golosa pero considero que has hecho una semana de dulce.. y tu entrada de hoy dedicada al algarrobo ha hecho que haya cerrado los ojos y lo haya visionado. Resistiendo, como todos nosotros, los empujes de la vida.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. Carmen Rosa estoy de sorteo en mi blog.....no se si se publicara este comentario me esta dando problemas.

    ResponderEliminar
  11. Ya podias hacer unos cuantos y mandármelos, aunque sea por fax. ¿ no se te ha ocurrido todavia nada para los temas de mis cuadros ?, No me lo puedo creer,¡ con la imaginación que tu tienes!.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...