miércoles, 13 de junio de 2012

UN POCO SOBRE MI Y BIZCOCHITO MALAGUEÑO DE PASAS AL VINO MOSCATEL Y PIÑONES



Antonia, tan corriente nombre deriva del gentilicio romano “Antonius” cuyo significado, en latín, es “Aquella que es digno de alabanza” o “Aquella que es inestimable”.   En cambio, en griego, significa flor.

Mi abuela materna se llamaba Antonia, era dulce, pequeña, luchadora y con mucho carácter, pero ante todo una buenísima madre de sus seis hijos (5 varones y una mujer) que algo inusual en las primeras décadas de principios de 1900 trabajaba como guardabarreras en un paso a nivel de la línea ferroviaria de la costa malagueña y cuidaba de su familia y de la casa al mismo tiempo;  murió relativamente joven y no llegó a conocer a todos sus nietos, en total somos 22.

Era costumbre familiar, que cada hijo cuando nacía su hija mayor, la llamara Antonia, así que de los 22, seamos 5 nietas las llamadas como ella (uno de sus hijos no tuvo descendencia).   Algunas de ellas con los mismos segundos apellidos, vamos que más que primos, casi hermanos….

“Navegando” por la red (nunca comprenderé por qué se le llama navegar a leer en internet), encontré éste texto, que “define” a las personas con éste nombre, y aunque no creo mucho, mejor dicho casi nada en éstas cuestiones, copio literalmente el texto:    

Antonia, parece una persona decidida, desbordante de vitalidad, original y que expresa un gran deseo de vivir. Audaz, emprendedora, tiene cierto gusto por el riesgo y a menudo se las da de líder. Sin embargo, también es femenina y maternal y le gusta encargarse de los otros. Por otro lado, su actitud a menudo es tranquilizadora o atrayente: como a Antonia le gusta bastante agradar, esto se traduce por un lado acogedor o por el hecho de cuidar su apariencia… Es una mujer íntegra, franca y directa, que sabe ser leal. Susceptible, no soporta la maldad, puede reaccionar fácilmente apenas siente que hay una injusticia. Es dinámica, a veces incluso puede movilizarse más por los demás que por ella, y no le teme a la competición. Antonia es voluntaria, activa, con un profundo sentido de la realidad material, y sabe perfectamente ser práctica y eficaz. Así como es generosa y se interesa por los demás, también aprecia los bienes de este mundo, el confort como el dinero, y puede resultar una excelente mujer de negocios. De niña, es demostrativa y sabe cómo ser encantadora. Es sociable, hecha para estar rodeada de amigos, a los que tiende a llevar tras sus pasos. Sin embargo, se muestra exclusiva, íntegra, posesiva y celosa, ¡pero tan abnegada! Sus juegos son variados: los cochecitos, con sus hermanos, a las cocinitas, con sus hermanas, pasando por la muñeca, sabe conciliar su necesidad de acción con su instinto maternal…Necesita armonía y está muy marcada, en un sentido positivo como negativo, por su medio familiar, que la influencia considerablemente.
 ¿Qué le gusta?
Le gusta ser indispensable, estar rodeada y ser amada, y para ello será capaz de demostrar abnegación por los demás. Es una amiga notable, que escucha atentamente y sabe dar consejos que juzga razonables. Si bien la impaciencia es una de sus características, sabrá mostrarse indulgente. En cambio, sin dudas se revelará menos tolerante y más exigente con su compañero, al que no le perdonará ninguna debilidad. Autoritaria, pero con modales y pericia, tiene tendencia a pedirle al hombre de su vida lo que ella se impone a sí misma. Si él la decepciona, sin dudas cortará bruscamente, con firmeza y sin arrepentimientos. Sin embargo, en el momento de elegir, puede titubear, sin duda porque para ella es fundamental tener hijos y que le vaya bien en la pareja. También es muy sensible al confort; sabrá cómo arreglar su interior, para transformarlo en un nido acogedor.
 ¿Qué hace?
 Antonia no desdeñará el lado lucrativo de su profesión, y aprovechará sus orígenes sociales, a menudo favorables. Se sentirá atraída por profesiones de asesoramiento, aquellas relacionadas con el ámbito de las finanzas o de la economía, de la gestión o de los negocios, simplemente, aquellas relacionadas con lo refinado (peluquería, perfumería, decoración…), el confort (inmobiliaria, mobiliario…), la precisión (dibujo industrial, maquinaria…), la meticulosidad, la dietética, la restauración o la gastronomía, aquellas relacionadas con la expresión oral y el ámbito de la comunicación.

¡¡ Vamos que me define casi a la perfección !!  porque ya sabrán que me llamo Antonia.

De pequeña no me gustaba mi nombre, he de reconocer que hasta que a principios de los 70 cuando comencé a trabajar en una importante empresa oriental, cada vez que decía mi nombre fuera de nuestras fronteras, siempre me solían decir que era precioso, quizás fué entonces cuando me di cuenta, que no era tan feo, que sonaba bien y tenía fuerza.

Desde pequeñas a todas las Antonias de mi familia, comenzaron a llamarnos “Toñi” o “Antoñita”……

En Andalucia, aún hoy en día solemos celebrar el Santo, hoy es San Antonio de Padua, así que con esta entrada quiero compartir con quienes me siguen, leen “Mi cocina” que es mi santo (Carmen Rosa, el blog tiene el nombre de mi abuela materna, en su honor, como referente de mi madre y de mi cocina).   Y quiero felicitar a mis primas, dedicarle ésta entrada, éstas líneas con todo el cariño que siempre nos hemos profesado.

Toñi (Tito Diego), Toñi (Tito Antonio), Toñi (Tita Paca), Toñi (Tito Manolo) y a mi “Antoñita Mari”, la más pequeña que aunque por parte de madre, le impusieron su nombre por mi.      En total, somos seis Antonias

Y con qué mejor para felicitarlas que con un dulce y malagueño bizcocho.

Para prepararlo: 

Precalentar el horno a 180º C.
En medio vaso de vino moscatel malagueño, dejar en remojo un puñadito de uvas pasas (malagueñas a ser posible, aunque éstas suelen tener semillas, si lo prefieren pueden usar de corinto)
Mientras:
Batir 170 gramos de mantequilla a temperatura ambiente con 140 gramos de azúcar hasta que blanquee y esté cremosa.
Añadir tres huevos, uno a uno, sin dejar de batir.
Mezclar 140 gramos de harina (uso de Harimsa, bizcochona) con una cucharadita de levadura especial para pasteles (uso Royal) y tamizarla (pasarla por un cedazo o colador) sobre la mezcla de mantequilla, azúcar y huevo y remover.
Incorporar, sin dejar de remover la mezcla, dos cucharadas soperas de leche, las uvas pasas y un puñadito de piñones (las cantidades al gusto), removiendo la mezcla.
Engrasar los moldes pintándolos con mantequilla derretida y echar la mezcla en los moldes, alisándolos y procurando no llenarlos por completo.
Hornear durante unos veinte minutos (depende del molde y del horno) o hasta que la mezcla suba, se dore y se compruebe con un palillo de madera salga limpio insertándolo en el centro.

Muchas felicidades a los Antonios y Antonias que siguen y leen “Mi cocina”.      

Toñi (Carmen Rosa).

25 comentarios:

  1. Ja, ja me has dejado descuadrá tantas veces llamandote Carmen y te llamas Antonia, aunque no es tan raro mi marido se llama Manuel y todo el mundo le conoce por Luis, je,je.

    Muchas felicidades en el día de tu santa, que sea un día especial y que lo guardes en tu memoria con el resto de vivencias tan bonitas que nos cuentas siempre. Disfruta también de ese bizcochito malagueño que seguro estará excepcional. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helena, te cuento mi presentación "oficial" fue hace unos meses, mira en "Mi presentación en el mundo bloguero gastronómico"...fue en el diario Sur de Málaga, verás incluso mi foto.....allí ya ponía mi verdadero nombre.....aunque en el mundo "gastronómico" seguiré y soy Carmen Rosa...

      Eliminar
  2. Pues muchas felicidades Antonia bueno Toñi, me ha gustado conocerte un poco mas, el bizcochito malagueño se ve rico rico sin duda un placer comerlo besos

    ResponderEliminar
  3. jejejejejejej No me hago a llamarte Antonia y eso que desde hace tiempo ya sabía (porque me lo dijiste, vamos) que no te llamabas Carmen Rosa, sino Antonia. Pero yo, erre que erre...
    En cualquier caso, Antonia-Carmen Rosa, eres la malagueña, mi malagueña... Y eso es lo que más me importa a mí. Muchísimas felicidades preciosa.
    Besitos y que les aproveche el bizcochito ese tan malagueño con sus pasitas y todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, eres un encanto....en tres años que nos conocemos, no me canso de repetirtelo. Gracias.

      Eliminar
  4. Muchas felicidades, Toñi! Los nombres de familia siempre se heredan. La primera Laura he sido yo, pero ya la hija de una prima también se llama Laura...

    Me encanta como siempre tu introducción, en este caso etimológica de la palabra. Felicidades también a las Antonias de la familia.

    El bizcocho como no, escandalosamente bueno. Échale malataúva y ya revienta de malagueño.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laurita, la próxima vez le pondré matalaúva....te haré caso.

      Eliminar
  5. Felicidades primaa¡¡ que bonita entrada. La verdad que en la familia hay unas poquitas de toñis y Antonios jejeje. Dle bizocho qué decirte, más malagueño imposible con esos ingredientes y se ve riquísimo. Disfruta de tu día y pásalo en grande como te mereces. Mil besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa...besitos a la family.....

      Eliminar
  6. Bueno pues ya sabemos un poquito mas de ti, felicidades Toñi, y ese bizcocho esta para comerselo¡¡¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  7. De mi parte ( Toñi de tito Manolo ) te deseo que pases un dia muy feliz!!! mil y un besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente preciosa, dale besitos a todos y en especial a tu mami.

      Eliminar
  8. Muchas Felicidades en tu dia!! mil besitos de tu prima Toñi de tito Manolo!!!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades Antonia, te llamas como mi marido. Así que hoy clebración.
    Algunas cosas creo por lo poco que te conozco, si te retratan.
    El bizcochito tiene una pinta que dice cómeme.
    Besos y que pases un muy buen día.
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ Mi orquidea no podía faltar !!! Eres un cielo, un encanto conmigo....muchisimas gracias por tantisimas palabras tan cariñosas como has escrito en ésta "Tu cocina". Un abrazo

      Eliminar
  10. Felicidades Toñi!!!! Tu estás segura que quien escribió esa definición de las Antonias no te conocía??? Porque la ha clavado al 99% sólo le falta una cosa, decir que no existe manera de poder medir el tamaño del corazón que tienes. Que disfrutes este día. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, bonitas palabras.....eres muy amable.

      Eliminar
  11. Bueno pues me quedo de piedra, no sabía que te llamases como yo! pues felicidades corazón.
    Yo soy del otro santo.. el de enero. por aquello de que cumplo los años en diciembre y se celebra el más cercano... pero me doy por felicitada.
    Espero que hayas pasado un buen dia de tu santo. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toñi, aunque lo celebres en otras fechas...considerate felicitada, efectivamente.
      Muchas gracias por éste detallazo....

      Eliminar
  12. joooooeeeee, que me voy sin decirte que ese bizcocho tiene que estar de viciooooo, aunque en casa no les van las pasas.. a mi si!!

    ResponderEliminar
  13. Aunque ya sea un poco tarde, pero Felicidades! Una dulce manera de celebrarlo con un bizcocho con esas pasas tan ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, muchas gracias...dicen que más vale tarde que nunca......

      Eliminar
  14. Felicidades Toñi, aunque yo también te llame Carmen Rosa, en mi caso mi nombre también viene de familia y se lo he puesto a mi pequeñuela para continuar con la dinastia. El bizcocho tiene que estar riquísimo, ideal para festejar este día.
    Besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...