lunes, 17 de diciembre de 2012

PAN CHAPATA



Qué lejos queda en “Mi cocina” virtual aquella entrada que sencillamente denominé simplemente PAN, aquél 2 de Febrero de hace dos años.    Me costó creer que mis propias manos habían podido dar forma a algo tan especial.    



He de reconocer que hacer pan es de lo más gratificante, hay un antes y un después a la hora de consumirlo; el pan que solemos comprar habitualmente en las panaderías (exceptuando el que aún y cada vez menos podemos encontrar hecho artesanalmente), nada o poco tiene que ver con un buen pan hecho en casa, aunque la base, harina, agua, levadura y sal sea la misma. 


El placer de meter las manos en la masa, darle forma, los ingredientes, el “mimo”, el cariño y el tiempo preparándolo, cuidando el horneado, aporta un resultado sumamente gratificante, una buena hogaza, un sencillo pan casero o una humilde barra; todos ellos  con un aroma inconfundible que impregna no sólo la cocina, sino el alma.


Admiro y “envidio” sanamente a aquellos blogueros que tienen la paciencia, experiencia y conocimientos de éste difícil mundo de las tahonas; yo he hecho mis pinitos, no quiero dejar de disfrutar de comer mi propio pan; los que he hecho hasta ahora son todos muy fáciles, sencillos al máximo, de fácil elaboración, éstos panes que he preparado en ésta ocasión han sido los más “complicados”, sobre todo por el tiempo necesario, por todo el largo proceso en sí mismo y la masa que al ser muy pegajosa me resultó muy difícil de manejar.


En casa no somos muy “paneros”, me explico, nos gusta el pan en el desayuno, con una buena salsa no nos puede faltar, pero quizás influenciada por mis antepasados, acostumbrábamos a acompañar primeros platos con ensaladas o vegetales crudos ( no hay cosa más rica que un potaje de lentejas con un pimiento o un casco de cebolla crudos), pero también por nuestra gran afición y pasión por la cultura gastronomica oriental (acompañar los guisos con arroz por ejemplo), no solemos comer con pan.    Pero sí que hay platos, recetas y momentos que nos encanta disfrutarlo.


Uno de los panes que más nos gustan, sobre todo a mi marido, es el pan de chapata…..y éste fin de semana me decidí a prepararlo, siguiendo los pasos de mi queridísimo libro “Pan recién hecho”… mi maestro panadero.   


El pan de Chapata es uno de los panes más conocidos y apreciados, sobre todo en Europa. Este pan de Chapata rústico de origen italiano es compacto, tiene la corteza dura y una forma plana y alargada.    Por dentro, una miga abierta en agujeros, perfumada, esponjosa, suave y deliciosa.  No se pone duro en varios días; pienso que el éxito de su sabor está en sus ingredientes y sobre todo en la fermentación lenta de su masa. 


¿Cómo lo hice?


Ingredientes para tres chapatas:

Una taza y tres cuartos de agua templada, cuatro cucharadas de leche desnatada templada, cuatro tazas y media de harina blanca para pan (harina de fuerza, especial para hacer pan, que pueden encontrar en cualquier supermercado), un sobre de levadura seca activa (usé de la marca Royal, especial para pan), dos cucharaditas de sal, tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (estoy usando actualmente de Riogordo, por supuesto como es habitual en “Mi cocina”, malagueño).

Para la Biga (masa madre):

Tres tazas de harina blanca para pan (harina de fuerza), un poco más de harina para espolvorear, una cucharadita y un cuarto más de levadura seca activa (usé la marca Royal, especial para pan), una taza de agua templada.


El Proceso:


Ante todo, hay que preparar la biga (masa madre) siguiendo éstos pasos:

En un cuenco tamizar la harina, añadir la levadura, remover y hacer un hueco en el centro.  Echar el agua templada y remover hasta que la masa se aglutine.  

Volcarla sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina y trabajarla con las manos durante unos cinco minutos, hasta que quede homogénea y elástica.
Darle forma de bola, ponerla en un cuenco, introduciéndolo en una bolsa de plástico bien cerrado (o tapándola con un paño humedecido).      Dejándolo en un lugar cálido (lo dejé dentro del horno bien cerrado) durante 12 horas, hasta que “laude” y casi empiece a desmoronarse. 



¡¡  Y paciencia, que es la madre de todas las ciencias……. !!  Pasado éste tiempo….


En la biga (la masa madre) echar el agua y la leche (templada, no lo olviden), de forma gradual, lentamente, mientras se va batiendo con una cuchara de madera.

Ir añadiendo la harina y la levadura a puñaditos, poco a poco, mientras se va amasando con la otra mano. Por último echar la sal y el aceite.    

(La masa quedará muy húmeda, no tienen que añadir más harina…)


Introducir nuevamente el cuenco en otra bolsa de plástico o bien tapar con un paño húmedo y dejar leudar nuevamente en un lugar cálido dos horas (doblará su volumen).

Espolvorear con harina la bandeja del horno, poner la masa sobre la harina y dividirla en tres con una espátula, sin que pierda aire….enharinarse las manos y darle forma de rectángulo…espolvorear con harina y dejar leudar nuevamente en un sitio cálido durante media hora.


Mientras precalentar el horno a 220º C.


Meter una vez el horno bien caliente, la bandeja con la masa de las chapatas y hornear hasta que la corteza se dore, sobre una media hora (se puede comprobar que están hechas cuando no sólo estén doradas, sino que golpeando en la corteza suene a hueco)

Sacar del horno, colocarlas sobre una rejilla y dejar enfriar.


¡¡ Disfruten de una buena rebanada de pan recién horneado y casero !!   

14 comentarios:

  1. Pues ahora para merendar nos vendría fenomenal...tiene una pinta deliciosa y tiene que estar super crujiente. Un beso

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Solo he hecho pan casero en una ocasión y el resultado fue todo un éxito. Ando bastante liada y no me queda mucho tiempo para amasar pero espero que estas navidades se presenten algo más tranquila para retomar el pan casero. Te ha quedado de lujo.
    Un besito desde Las Palmas y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el pan casero, te ha quedado genial, vaya pinta tan rica

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta fenomenal,yo tengo decidido ponerme después de las fiestas con los panes,es algo que me atrae mucho y que sé que me va a encantar hacerlo ,así como comerlo,el tuyo tiene una pinta riquísima...besitos

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado sensacional, yo hace ya un montón que no hago.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Llevas razón, hacer pan es algo muy gratificante, sobre todo si obtienes como resultado una preciosidad como el tuyo. Esa miga es perfecta, con tanto agujerito es como me gusta a mi ;)

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado de lujo, que buena pinta. Esto con aceite y unas lonchas de jamón vamos para no dejar nada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Yo no hago mucho pan casero y eso que me gusta mucho su sabor, de hecho el otro día mis hijos me dijeron que cuando volvía a hacer pan, pero es que tengo poca paciencia para esperar los levados :-)
    Este es uno de los panes que más me gusta, la chapata, te ha quedado genial.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  9. Soy un poco perezosa para hacer panes pero cuando lo hago luego me alegro un montón..menudas chapatas has hecho estan soberbias, me comía ahora mismo unas buenas tostas con él

    ResponderEliminar
  10. No he hecho nunca pan, intentare hacer tu receta. Besos

    ResponderEliminar
  11. Es una verdad como un templo, a mi me encanta amasar, y aunque me costo empezar por miedo en cuanto haces pan la primera vez ya no paras.
    La chapata es mala de hacer pero esta tan buena que merece la pena, los "ojos" son los que dicen que esta la masa perfecta, asi te quedo a ti la tuya.
    Y como mañana nos marchamos a los Madriles, antes quiero desearte unas estupendas fiestas navideñas y un año 2013 mejor que este dichoso 12 que se nos va, un abrazo grande y FELICES FIESTAS

    ResponderEliminar
  12. Me encanta tu chapata!!! A mi me encanta hacer pan en casa, además del resultado es lo que relaja el rato que se está amasando, concentrada en la masa...
    El corte que tiene es fantástico, vamos, de auténtica profesional.
    Un beso.

    Pilar

    ResponderEliminar
  13. Toñi, que envidia me da tu blog, tan bien organizadito y tan completito en todos los aspectos, todavía soy una novata total en esto y ver tus recetas me sirve de mucha ayuda. Un beso (santi París)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Santi, Mi cocina cumple en unos dias cuatro años...si echo la vista atrás y veo las primeras recetas, me da verguenza...así que ánimo, el tuyo va super bien, ya verás en breve será todo un referente....Besitos y no pases mucho frio.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...