viernes, 1 de febrero de 2013

BIZCOCHO DE MIEL DE EUCALIPTO



La mar está cerca, se huele, el día amanece con los conciertos matinales de los gorriones y el gorjeo de los negros mirlos, atrás quedaron los chillidos de las cotorras argentinas que anidaban en las ramas de los centenarios árboles; lejos están los calurosos meses estivales cuando el chirriar de las cigarras acompañan al tintinear de las hojas de los olorosos eucaliptos, que se mueven acompasadamente al compás de la brisa.


Bajo la inmensidad de sus ramas, los niños esperan ansiosos unos, adormecidos otros la hora del comienzo escolar.   Los dos eucaliptos montan guardia en la puerta del colegio, imponentes, inmóviles, custodiando a quienes buscan su sombra, su apoyo, su frescor o guarecerse de las gotas de lluvia.    


Han visto pasar año tras año, más de un siglo, a generaciones, a los niños, a sus madres y abuelas; ha escuchado sus voces, sus lloros y el jaleo de las risotadas y canciones infantiles de los recreos.

Su tronco apoyo de los abuelitos, de porte recto, de color marrón claro, va desprendiendo su piel a tiras, como sufriendo por quienes pasan a su lado sin prestarle interés, dejando manchas grises y parduscas.    Dejando una alfombra a su alrededor de pequeñas semillas redondeadas con las que de pequeña, ensartándolas con aguja e hilo me enseñó mi madre a hacerme vistosos collares de un intenso olor a eucalipto.


Esos troncos de cerca de dos metros de diámetro que sostienen sus ramas, sus hojas de un color verde azulado brillante, con muchísimos metros de altura, siguen desprendiendo y regalando una nube con olor a caramelos para la tos.


Casi cada día al pasar por la puerta del colegio, los acaricio y los saludo a los dos.


En Málaga, es famosa la miel de caña, una dulcísima miel oscura que se obtiene de la caña de azúcar, pero no podemos olvidarnos que Málaga tiene una gran tradición en la producción de miel de abejas, de hecho ya existe la marca de garantía “Miel de Málaga”.  Una de las más exquisitas es la miel monofloral de eucalipto.


Con ella he preparado éste exquisito bizcocho perfumado con el sabor de la miel, con un toque fresco que le da la de eucalipto.  ¿Se atreven a hacerlo?   Les invito a hornear, en ésta largo fin de semana…..


Para Prepararlo.


Ingredientes: 90 gramos de mantequilla, 225 gramos de harina, media cucharada de canela molida, una cucharadita de levadura en polvo (tipo Royal), una pizca de sal, 50 gramos de azúcar morena, 150 ml de leche, 100 gramos de miel, ralladura de piel de un limón.


Precalentar el horno a 160º C.

Cubrir con papel sulfurizado un molde rectangular y engrasarlo con un poco de mantequilla derretida.

En un cuenco tamizar la harina, la canela, la levadura y la sal.  Colocar en el centro la mantequilla a temperatura ambiente y con la mano mezclarlo de forma uniforme (parecerá migas de pan).

Hacer un agujero en el centro nuevamente y echar el azúcar, la leche, la miel y la ralladura de limón mezclando todo el conjunto.

Echar la masa en el molde preparado, alisándola por encima.

Hornear durante una hora aproximadamente (dependiendo del horno), hasta que se vea dorado.

Retirarlo del horno y dejarlo enfriar.

Buen fin de semana y lo que casi siempre les digo, si pueden, disfruten de Málaga.  


En España, el eucalipto fue introducido en 1860 por Fray Rosendo Salvado, misionero en Australia mediante el envío de semillas a su familia en Tuy (Galicia)

12 comentarios:

  1. Madre mía como debía oler toda la casa cuando hiciste el bizcocho, te pediría un trozo pero seguro que ya no queda
    besos

    ResponderEliminar
  2. Que rico y con esa miel tiene que ser estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. te ha quedado muy estupendo y tiene qu estar muy bueno con la miel de eucalipto.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  4. Que receta tan original! nunca había escuchado que existía la miel de eucalipto! debe de estar delicioso!
    un saludo
    Sonia

    ResponderEliminar
  5. Riquisimo ese bizcocho con ese toque a eucalipto, pero incluso más bello si cabe, tu escrito a los eucaliptos, recuerdo haberte leido otro también precioso a otro árbol, podías hacer una serie, tus descripciones son tan magnificas que me los haces ver, oler y hoy incluso, escuchar tu estampa como si la tuviera delante mia.
    Feliz finde y muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  6. Me gusta el sabor a miel que debe tener este bizcocho, seguro que es una delicia, además al no llevar huevo pueden comerlo los alérgicos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. que rico,en mi casa la miel se consume mucho,se la ponemos a casi todo, el próximo bizcocho lo pruebo así.
    Hija mia...que bien escribes!....besitos

    ResponderEliminar
  8. Pie si que me atrevo a hacerlo. Tiene que estar bien rico. ;)

    ResponderEliminar
  9. Hola carmen Rosa: Acabo de hacerles un bizcocho de chocolate a mis hijos para empezar la semana. Nunca he probado uno hecho con niel pero lo haré la próxima vez, tiene una pinta estupenda. Besos y saludos, y ... buena semana. Pepa

    ResponderEliminar
  10. Qué rico debe estar y qué olor tendría tu casa, mientras se hacía en el horno!!!

    ResponderEliminar
  11. Oooh nunca habia visto esta miel, madre mia, pedazo bizcocho, que delicia!! Me encanta, seguro que tiene que estar buenisimo!!!! Uuuf que hambre me ha entrado!! Un besote

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...