lunes, 11 de marzo de 2013

MENESTRA DE VERDURAS AL ESTILO DE LA "YAYA"



  
Me remonto nuevamente al pasado, una vez más viajo en mi memoria para dar entrada en el blog a ésta receta que probé y aprendí a hacer en Madrid, hace ya muchos, muchos años, una menestra de verduras.   Me la enseñó una gran mujer, una gran cocinera, la Sra.Antonia, quien me trató siempre como una más de su familia.


Fue en el año 1975 cuando por primera vez viajé a Madrid, a nuestras oficinas que a efecto comercial se daban a conocer como la “central” cuando éstas se encontraban en Málaga. Subí por primera vez en aquel inmenso y rapidísimo ascensor que me impulsó hasta la planta ocho de la famosa Torre de Madrid.   Allí conocí físicamente por primera vez, a la que con el tiempo, a través de los años, de las vivencias profesionales, llegó a ser mi gran amiga: Ana.   Una amistad, más allá de la amistad que fue creciendo y afianzándose con el paso de los años.

Pero fue a partir de 1980, cuando mi profesión me obligaba a viajar a las delegaciones que teníamos en diferentes ciudades de la península, casi cada semana a la gran urbe madrileña. Hacer inventario físico y administrativo, ferias anuales en Ifema, reuniones con comerciales y distribuidores, visitar importantes clientes, gestiones con Ministerios, convenciones y grandes exposiciones, escalas de vuelos, preparación campañas publicitarias, etc. etc.   hecho éste que me acostumbró a hacer de los hoteles mis segundas residencias exceptuando en Madrid ya que Ana y su familia no permitían que ello ocurriera, su casa era mi hogar en Madrid.     

Aquella  amistad profesional se convirtió en una relación familiar, más que una amiga, una hermana.     Ella, como nadie lo supo hacer sobrellevó los duros momentos a los que como responsable de la zona centro se veía presionada por mí cometido, yo era su “jefa” .
Sabíamos separar el trabajo de nuestra gran amistad y así con el paso de los años, aunque ya no podemos hablar cada día, discutir, comentar o consultar nuestras vivencias, seguimos unidas como entonces.    

Su madre nos tenía preparada cada día la cena que disfrutábamos junto a su marido y sus hijos.  Ella es una señora ya muy mayor pero con toda la energía y vitalidad que siempre ha derrochado, agil, dicharachera, generosa, cariñosa y muy trabajadora.   En su juventud fue cocinera de la alta burguesía madrileña y aún hoy en día, a pesar de su edad, sigue dirigiendo la cocina de su familia, preparando para sus hijos, nietos y bisnieta sus deliciosas recetas, como ésta menestra que ella me enseñó a preparar.

¿Cómo la hago? 

Siempre con verduras de temporada, en ésta ocasión recién recogidas del pequeño y bien surtido huerto de un familiar de mi marido, en la zona de los pueblos de la rica Vega malagueña del Guadalhorce.   Habitas tiernas, chicharos, alcachofas, berenjenas y zanahoria.
El resto de las verduras también de temporada, de los mercados tradicionales de la zona: champiñones, ajos y puerros, acompañaron un rico chorizo, huevo cocido, una hoja de laurel, un chorrito de vino blanco Montilla-Moriles  y tacos de jamón serrano.     Las cantidades, al gusto personal, aunque personalmente añadiría al popurrí de verduritas unas yemas de esparrágos….

Para hacerla:

Pelar las alcachofas dejando prácticamente el corazón y partirla en dos trozos (si es más grande en cuatro), echándolas en un bol con agua y un chorreoncito de limón a fin de que no ennegrezcan.


Desgranar los chicharos (los guisantes) y reservarlos


Desgranar igualmente las habas reservarlas igualmente. (No tirar la vaina, picarlas para tortilla, revueltos o potajes).  

Pelar las zanahorias y cortarlas en trozos pequeños.
Mientras cocer los huevos aproximadamente unos diez minutos (dependiendo el grosor), hasta que estén duros.   Dejarlos enfriar y quitarles la cáscara.
Cocer todas las zanahorias, las habas, las alcachofas y los chicharos por separado en agua con un poco de sal, hasta que queden “al dente” (se puede hacer en el mismo agua); refrescar los guisantes y las habas en agua muy fría para que queden con buen color.
Cortar el chorizo en trozos pequeños y dos dientes de ajo.  
En una cazuela echar un chorreón de aceite de oliva virgen extra de forma que cubra el fondo (suelo usar actualmente de Riogordo, malagueño) y pochar los ajitos, un trozo de puerro cortado en rodajas con el chorizo durante unos minutos, añadiendo la alcachofa, los champiñones y la berenjena cortados en trocitos pequeños, rehogando todo el conjunto.
Agregar el resto de la verdura, una hoja de laurel y un chorreoncito de vino blanco,  dos o tres cucharadas soperas del caldo de cocer las verduras y dejar cocer unos minutos, el tiempo suficiente para que quede un poco de salsa.
Probar de sal, rectificar si fuese necesario, emplatar añadiendo los huevos duros, los tacos de jamón y adornar con una ramita de tomillo.

Para mi amiga Ana, su marido, sus hijos, su nieta y en especial para la Sra.Antonia, la Yaya….”mi” yaya. 
En honor a una gran amistad que dura más de 38 años.....

12 comentarios:

  1. Como siempre, y todas tus recetas, una maravilla de la cocina, con ingredientes sencillos, toda una maravilla, besitos de la dulce Ali

    ResponderEliminar
  2. una menestra rica rica y sobretodo saludable.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Que rica menestra, todo de temporada, como me gusta lo que lleva! me encantan las habas, los guisantes y las alcachofas, asi que a mi me has dado de lleno

    ResponderEliminar
  4. Fijate que no la hago casi nunca y me encantaba cuando la hacia mi madre, esta que has hecho me encanta, a ver si me pongo las pilas y las hago asi, un besito

    ResponderEliminar
  5. Se ve estupenda, que buena tiene que estar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. que pinta tiene por favor, las verduras frescas me encantan,y lo que mas las alcachofas, me gusta mucho este plato...besitos

    ResponderEliminar
  7. Que deliciosa deve ter ficado!
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Tan joven e inmersa en un Madrid desconocido para ti, enfrentándote a responsabilidades, con objetivos importantes... asi entiendo que, el calor humano de Ana y su familia, te arropase y te resultara muy reconfortante, igual que este plato de menestra, sano, lleno de sabor y de matices y lo suficientemente completo que no hace falta comer nada más para encontrarse feliz.
    Enhorabuena por esa larga amistad. Tienes un tesoro y lo sabes. Besitos para ti y también para Ana que debe ser una bellisima persona!

    ResponderEliminar
  9. It looks hearty, delicious, and comfortable.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las verduras y esta receta tiene que ser una delicia con todas ellas.

    ResponderEliminar
  11. Que historia, creo que yo me hubiera muerto de miedo el primer día, tengo fama de "echá palante" y creo que si, pero tambien hay mucho de fachada, soy muy tímida hasta que se rompen las barreras, entonces no hay quien me pare jajaja, la menestra de puro lujo y como tu yo tambien e pondria esoas yemas de esparragos, de hecho suelo hacerlo. Un besote grande

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...