jueves, 30 de mayo de 2013

POLLO AL CHILINDRON




Mi hermano, cuatro años más pequeño que yo, siempre fue un niño muy inteligente al que le gustaba jugar al ajedrez y a las damas, juegos a los que cada tarde, después de merendar tenía que acompañarle; juegos que entremezclábamos con el entretenido "palé" o monopoly, los  famosos “juegos reunidos” y si se apuntaba mi madre, podiamos jugar a la oca y al “chiquirindongui” (el parchís).   


De los juegos de mesa nunca me gustaron las cartas,jamás he jugado al mus ni tan siquiera sé jugar al póker, como mucho jugaba a aquellas infantiles de las razas del mundo y a la brisca, la clásica baraja española; hasta que hace unos años, en el penúltimo viaje a Egipto unos buenos amigos nos descubrieron un divertidísimo juego llamado el Uno, juego con el que pasamos muy buenos momentos en las calurosas noches mientras navegábamos por el Nilo. 


Pero no va de juegos, ni de viajes, ni tan siquiera de naipes la entrada de hoy, como es normal en un blog de cocina, va de comida, bueno, más bien de pollo y de averiguar la historia y a ser posible el origen tanto del nombre como de la receta.   En ésta ocasión: pollo al chilindrón.


Y es que ante mi sorpresa, buscando el origen del nombre del plato, llego hasta la palabra “chilindrón” y debo volver a las cartas, ya que “chilindrón” también se refiere a un juego de naipes, o mejor dicho, a una de sus combinaciones; un juego de cartas popular desde hace cientos de siglos, en las que el ganador tiene que reunir un la sota, el caballo y el rey, a ello se le llamaba “chilindrón”.  


Este peculiar juego según he podido leer tiene su procedencia en Aragón, he leído que en Aragón, al pimiento se le llama “chili”, por lo que no de extrañar que con seguridad el origen de tan fantástico guiso esté en la cocina tradicional aragonesa.  Guiso que se elabora principalmente con cebolla, tomate y pimiento rojo que son los que le dan su característico color.    Cebolla, tomate y pimiento ó sota, caballo y rey: Chilindrón. 

En cualquier caso, es más conocido el chilindrón de la gastronomía, que el del juego de cartas ¿no creen?   


Visto lo visto, llego a la conclusión de que el chilindrón, es la base de una receta de gran raigambre aragonesa, donde con cualquier tipo de carne, ya sea pollo, conejo, cordero o la que prefieran triunfa el tomate y el pimiento rojo a los que me gusta darle la compañía de ricos daditos de jamón serrano y el aroma de un buen caldo de huesos de jamón.   
¿Cómo hice éste pollo al chilindrón?


Ingredientes:

Un pollo troceado, un tomate maduro, un pimiento verde, un pimiento morrón rojo, una cebolla, tres dientes de ajo, una ramita de perejil, un trocito de pimiento chile, dos hojas de laurel,  aceite de oliva virgen extra, harina, sal, pimienta negra, una cucharada de pimentón (pimiento molido), la pulpa de un pimiento choricero, un vaso de caldo de jamón y cien gramos de jamón serrano en taquitos pequeños.

Los pasos a seguir:

 
Preparar un caldo base de jamón  (Pinchando en éste ENLACE encuentran la receta) y reservar.


Trocear el pollo en trozos no demasiado grandes quitándole la piel (si lo puede hacer el carnicero mejor aún. No me gusta la piel del pollo si no es cuando se asa o se tuesta bien).


Cortar en trozos pequeños un tomate gordo y maduro (sin piel), una cebolla blanca dulce, un pimiento verde, un pimiento rojo morrón (usé pimiento ya asado y enlatado) y reservarlos.


En un mortero machacar un trozo de guindilla roja (sin las pepitas), la pulpa de un pimiento choricero (seco y reblandecido previamente en agua), unas hojas de perejil y una cucharada pequeña de pimentón (pimiento molido dulce), reservándolo igualmente.


En una cacerola plana poner el aceite de oliva, salpimentar el pollo, enharinarlo y freírlo dejando que coja un color dorado, sacarlo y reservarlo.


En el mismo aceite rehogar la verdura, echando en primer lugar la cebolla y los pimientos, con cuidado de que no cojan el color oscuro, añadir el tomate dar unas vueltas y agregar el majaillo, dejándolo cocinar a fuego lento unos cinco minutos.


Añadir el pollo, los taquitos de jamón, las hojas de laurel y remover, dejando que se incorporen todos los ingredientes unos minutos.   


Echar el caldo de jamón en la cacerola, probar y rectificar de sal si fuese necesario y que se vaya cociendo despacito, dándole vueltas de vez en cuando durante unos veinte minutos aproximadamente, para que la salsa quede suelte y sin pegarse al fondo del recipiente, si fuese necesario agregar un poco más de caldo.

Procurar que el pollo quede tierno, se ablande y así pueda desprenderse su deliciosa carne del hueso y que la salsa espese dejándola al gusto de los comensales, aromando, nada caldosa y con un vistoso color rojo que tanto caracteriza a éste plato.


Consejo: 


Si como ocurre en mi cocina, a algún comensal no le gusta encontrarse la verdura troceada, pueden sacar el pollo de la cazuela y en el vaso de la minipimer echar la salsa, retirando las hojas de laurel y con un poco más de caldo pasarla.   Volviendo a colocar los trozos de carne en la cazuela, colar la salsa, remover bien.

En ambos casos, acompañar con una buena “sartená” de patatas fritas.


¡¡ Buen provecho !!  

16 comentarios:

  1. Tiene una pinta increible!!! yo lo hago parecido, a ti te ha quedado jugosito y rico.
    Besitos ANA

    ResponderEliminar
  2. solamente puedo decir q me encanta el pollo preparado de esta manera, tiene una pinta espectacular, ademas de que queda muy xo q muy jugoso.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Mortal !!.
    Esta es una de las maneras en las que más me gusta el pollo, anda que no queda sabroso ni nada. Me encanta Carmen Rosa, que color más llamativo y que apetecible. Y eso si, como bien dices, con una buena sartenada de patatas fritas, vamos...la gloria bendita, hija.

    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Lo que aprendo contigo, Toñi...
    Me ha encantado lo del nombre "chilindrón", y esto concuerda con lo que siempre digo, que para guisar en España tienes que tener cebolla, pimiento y tomate :)
    Como siempre, buena entrada y buena receta.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  5. Carmen Rosa, que delicia de pollo, es todo un clásico que te ha quedado realmente estupendo...así da gusto!!!

    ResponderEliminar
  6. Que rico, tiene una pinta la salsita estupenda, tus platos son siempre bien recibido en mi cocina, son de andar por casa, apetitosos y ecónomicos, y sino,este pollo, carne barata y verduras, no se puede pedir mas...bueno si..la sartená de papas fritas!...besos

    ResponderEliminar
  7. Esto es un clásico que no pasa nunca de moda. Me encanta este plato.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Yo lo hago algo diferente pero también muy bueno :D Me encanta tu versión!! Un besote

    ResponderEliminar
  9. Desde que viajé a Aragón la primera vez que este plato siempre lo he hecho porque nos gusta mucho. Ahora lo haré con más gusto conociendo su historia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Que aspecto tan delicioso!!
    Me encanta
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. fácil y rico, como todo lo que preparas. Un beso Toñi

    ResponderEliminar
  12. Siempre he asociado este plato a la cocina aragonesa, aunque seguro que se hace parecido en más lugares. Lo que no hay duda es de que es un plato muy rico de los que pide pan.
    En cuanto a lo de las cartas, no tenía ni idea, yo también jugaba a las cartas infantiles de hacer parejas o familias y poca cosa más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Este plato es uno de los favoritos de mi Barbas, es exitazo seguro. Y supongo que varía la receta como los cocineros salvo en lo del pimiento rojo y el uso de jamón... Aciertazo siempre. Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Qué riquísimo. Con las papas fritas y acompañado de un buen pan para mojar y un buen vino. Estupenda receta

    ResponderEliminar
  15. Un clasico de nuestra gastronomía que has bordado como siempre haces en "tu/ la de todos tus seguidores cocina" a mi tampoco me gustan mucho los juegos de naipes sin embargo soy una entusiasta del domino, me encanta.. feliz finde! Besazos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...