miércoles, 23 de octubre de 2013

XIA MAIN (SOPA DE PASTA CON GAMBAS)



Come platos saludables, elaborados delicadamente.
Guárdate de la comida podrida y de la que no esté correctamente preparada.
Nunca comas entre comidas, procura que los platos guarden la debida proporción y que las salsas armonicen.
Confucio  (Kung Fu-Tse) Pensador chino (Lu, actual Shantung, China, h. 551-479 a. C.)

Existe una leyenda o quién sabe si realidad que dice que en China todo lo que anda, nada, corre o vuela va a la cazuela. Y lo que no, también.

Lo que sí que no hay que dejar de reconocer que la variedad de alimentos en Oriente, ya sea China, Corea, Thailandia, Japón e incluso en toda Indonesia es infinita; productos que usan como ingredientes en sus recetas, que en Occidente pueden “herir” la sensibilidad.

Aunque la gran mayoría de los alimentos utilizados, sobre todo en la comida china, por no decir casi todos son comunes, usados y conocidos mundialmente; si lo piensan detenidamente no son tan raros ni tan complejos, incluida la técnica a la hora de realizar sus platos, que en su gran mayoría están pensados para satisfacer los sentidos.

En la cocina oriental se concede igual importancia al color, al aroma y al sabor de los platos.

Todo ello lo he podido apreciar personalmente a lo largo de mi vida, no sólo en mis viajes a Oriente (China, Japón, India y Thailandia, son los países que he visitado, algunos de ellos en más de una ocasión), también visitando restaurantes donde he disfrutado de la gastronomía milenaria, sino que poco a poco Mi cocina se ha ido haciendo con una serie de libros no sólo de recetas e historia de la gastronomía, también de volúmenes maravillosos que describen ingredientes, técnicas e historia de la cocina oriental.

Entre ellos: Culinaria Sudeste Asiático de HF.Ullmann.   De allí, la receta de hoy, una exquisita sopa de pasta, a la que una vez más le he dado mis “toques” personales. 



Hoy en día se puede encontrar en cualquier gran superficie la pasta oriental, de arroz (Mi fen), de trigo (Gan mian, sheng mian, yi mian…), de soja….Cabe destacar que la pasta hecha a mano, fresca, no es frecuente en la cocina oriental, salvo en ocasiones muy señaladas, ya que todas las variedades manufacturadas son de una calidad excelente, así que úsenla, descubrirán un “nuevo mundo” sobre la pasta.

Desde Mi cocina, que ante todo es muy malagueña y que en muchas ocasiones se vuelve oriental, les animo a probarla y disfrutarla, así que…..prepárense y tengan en cuenta estos detalles:

La pueden tomar en cualquier momento del día, como desayuno incluso.
Se sirve en tazón y no se suele comer al principio de una comida, como plato principal, sino al revés, lo último.
Se come con palillos, acompañados de una cuchara de mango corto de cerámica y con fondo plano.  
Cojan el tazón con la mano contraria a los palillos, no lleven los palillos hacia la boca, sino que por el contrario tienen que acercar la cabeza al cuenco.
Deben sorber la sopa haciendo ruido, es lo cortés y educado, algo que en Occidente nos horroriza….
Si terminan, que lo harán con toda la sopa, no hinquen los palillos en la comida, ni los dejen dentro del tazón; lo correcto es depositarlos al lado, sobre el mantel.

Así que, cierren los ojos, aspiren el aroma, prueben el riquísimo sabor y viajen una vez más con Mi cocina a Oriente, concretamente a China.

¿Cómo la hice?

Ingredientes para éste cuenco:
Basándome en la receta del libro, aproveché éste lomo asado  (en vez de hacer un caldo con costillas y paletilla de cerdo) y usé como base un caldo de puchero (pueden ver la receta en el buscador del blog) preparado con pollo de corral.

Cinco o seis gambas, un trozo de cebolla blanca dulce, dos dientes de ajo, (la receta original pedía pimienta negra, como usé el lomo con costra de pimienta negra, no la puse), tres cucharadas de aceite de oliva, una cucharada sopera de salsa de soja (oscura), una cucharadita pequeña de azúcar moreno, dos o tres trozos de guindilla (cortada en aros, la pueden sustituir por pimiento baby rojo dulce).


Los pasos a seguir:

Cortar filetes del lomo y reservar.
Escaldar los fideos en agua hirviendo (siguiendo las instrucciones del fabricante).
Mientras:
Cortar la cebolla en trozos alargados y freírlas en aceite de oliva, que estén doraditas, escurrirlas y reservarlas igualmente.
Pelar las gambas dejándoles la piel de la cola y picar los ajos en trozos pequeños.
En una sartén echar aceite de oliva y sofreír las gambas, apartar y reservar.
En el mismo aceite saltear los ajos junto con las cabezas y la piel de las gambas, con cuidado de que no se quemen.
Poner en una cacerolita el caldo de pollo y agregar el ajo, la piel y las cabezas de las gambas junto con el aceite y llevar a ebullición.
Agregar la salsa de soja y el azúcar, dejando cocer durante cinco minutos.
Colar el caldo y reservar caliente.

Escurrir los fideos y colocarlos en el cuenco, añadir la carne de cerdo troceada, las gambas, la cebolla y los aros de guindilla y rellenar con el caldo muy caliente.


¡¡ Buen provecho !! 

16 comentarios:

  1. Tiene una pinta buenísima y de sabor debe estar para repetir si sobra.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues apuntada queda, que me ha encantado!! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. me encanta,yo sí es que soy de las que confieso comer en restaurantes chinos (ahora parece que da como verguenza decirlo,nadie dice ir)y este tipo de sopas siempre te calientan el estómago,me ha gustado mucho...besos

    ResponderEliminar
  4. muy rico para el tiempo de frio que vendra estar muy bien besos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la comida oriental, y la china en concreto. Es distinta, pero a la vez tiene cosas en común con la nuestra, variadísima y deliciosa. Esta sopa tiene muy muy buena pinta, con tanto tropiezo, es todo un señor plato.
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Qué sopa con sabores tan reconfortantes nos traes hoy... como me gustaría haber recorrido todo lo que tu has hecho.. ..cuanto sabor, cuanta fragancia, cuanto recuerdo tienes en tu cocina!! me encanta!

    ResponderEliminar
  7. Pues no se yo si sabría comerlo como se debe comer, no me sale el sorber jejeje, pero de lo que estoy segura es que no quedaría ni una gotita en el tazón, solo con vero se me hace la boca agua, debe ser de lo más sabroso. Besos

    ResponderEliminar
  8. Una sopa muy rica, Carmen.
    Consistente y me imagino el sabor tan rico que tiene que tener,
    casi comerla como plato único!!!!
    Me gusta!!
    Un beso,

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta Carmen. Me lo apunto, una receta que aprovechare para mi blog. Un saludo desde Comidinadelaabuela.com

    ResponderEliminar
  10. Tiene que estar muy rica, seguro que para calentar el cuerpo en invierno es sensacional. Me gusta porque los ingredientes son fáciles de tener.
    Me ha hecho gracia lo de sorber la sopa, siempre se aprende algo viniendo a tu cocina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Ummmmmmmmmmm me encanta la comida oriental y siempre que puedo no dejo de probar su comida ,esta sopa es muy facil de hacer ademas sirve para aprobechar lo que nos sobra de un asado mejor que mejor.
    Con tu permiso tomo nota nunca he echo sopa y esta se ve divinisimaaaaaaaaaaa.
    Las croquetas con la mojama de atun de relujo ,me han regalado huevas de maruca ,crees que podre hacerlas tambien en croquetas ,en casa nunca las hemos comido y no se muy bien como hacerlas ,tu que me sugieres.
    Como siempre un placer venir a tu cocina ,me encantan tus post y recetas.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena-preciosa..más que linda!!!! Gracias por tus siempre cariñosas palabras...
      Con respecto a tu pregunta de hacer croquetas con las huevas de maruca, yo te diría: ¡¡ imaginación al poder !! Ahora, con un pelín de aceite de oliva y unas almendras al lado están riquisimas.
      O bien cortándolas finamente en una ensalada verde...con esparragos blancos y una vinagreta suave por lo alto, cortada en lonchas finitas sobre unas tostas con una cucharadita de caviar.....
      Disfrutalas a "palo seco" si es preciso, es todo un manjar.
      Si haces las croquetas....tienen que estar de "muerte lenta".
      Un beso.

      Eliminar
  12. Madre mía me quedo por aquí!!!! Que sopa, que croquetas más abajo!!!! Fantástico blog. Si te apetece estoy de concurso en mi blog: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Yo no soy muy receptiva a la cocina china, aunque de hacer platillos en casa le he ido cogiendo cierto aprecio... Desde luego, con las sopas me entras seguro, eso es un hecho... Un besote.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...