martes, 25 de febrero de 2014

CREMA DE VERDURA CON JAMON, HUEVO Y PAN FRITO.



Toda una vida me estaría contigo
No me importa en qué forma
ni como, ni donde, pero junto a ti.

 

Toda una vida te estaría mimando
te estaría cuidando como cuido mi vida
que la vivo por ti.

 

No me cansaría de decirte siempre,
pero siempre, siempre….

Quizás porque ésta canción siempre me la cantaba mi madre, (las canciones de Antonio Machín se las sabía absolutamente todas) yo también se las he cantado a mis hijos.


Qué madre no mima, no cuida a los hijos en todos los sentidos…pero es en la alimentación infantil, en sus primeros platos donde más hincapié hemos hecho, aunque bien por falta de tiempo, por comodidad o modernidad, pienso que se ha usado en demasía los famosos “potitos” para alimentar a los bebés.   

Mi madre, en ése aspecto solía decir: Hay madres y madrecitas….u algunas madres “mú apretás”, como tú.


Ella nos dejó, cuando mi hijo aún no había cumplido los dos años y medio, no pudo disfrutar de su niñez y no pudo conocer a mi hija, que tanto se parece físicamente a ella.  


Líbreme de hablar mal o de criticar a las mamás que alimentan a sus hijos con comida prefabricada o precocinada, no lo digo con ánimo de ofender, ni mucho menos, pero sí quiero decir que nunca, nunca he estado de acuerdo con ése tipo de alimentación.


Quienes conocen mi cocina, quienes la han visitado durante estos casi seis años, saben que no soy de “cremas”, que no suelo consumir personalmente comidas “pasadas” (me imagino que el llamarlas así, sería porque había que “pasarlas” por un pasa-purés); pero he de reconocer que éste método, con las comidas normales y corrientes, los primeros platos, purés o cremas siempre se los he preparado a mis hijos.


Algunas veces, echando la vista atrás, siento vergüenza cuando recuerdo que cuando salía con mis hijos, y ya no muy pequeños, siempre les preparaba sus comidas en una especie de plato-tartera-termo que podía transportar fácilmente manteniéndola caliente.


Esos primeros platos de verduras, de carne, de pescado que degustaron mis hijos estaban preparados con mimo, como me gustaría seguir toda la vida, cuidándolos y mimándolos….en Mi cocina.


En ésta ocasión, éste puré no lo he preparado para ellos, ya no quieren purés, ni cremas….pero sí que lo hice para los mayores, toda una delicia, rico, rico y realmente contundente.


Es fácil cocinar, y no se necesita mucho tiempo para preparar éste plato, bien para los crios o para los menos crios, los mayores, no desechando ciertos productos que aunque parezca mentira ayudan a conseguir unos magníficos resultados…les animo a probarla.



¿Cómo la hice?


Ingredientes:


Aproveché dos magníficos huesos de jamón (sí, ésa pata de jamón ibérico que solemos comprar en Málaga en invierno (en verano un jamón en la cocina con las calores…como que no), bien de cara a las Navidades y que después se suele tirar (mi marido me las corta y las guardo en el congelador).


Cuando cada Sábado voy al Mercado Central, al precioso mercado de Atarazanas malagueño a realizar la compra de la carne para toda la semana (al igual que el pescado nunca lo congelo, la carne sí), mi carnicero “Federico”, corta en la máquina para mi puchero los huesos de ternera frescos, con su tuétano….así que para éste caldo, un espectacular hueso con bastante tuétano fue a la olla.


Una patata, un puerro, un nabo, una rama de apio, dos zanahorias y sal.

Huevo cocido, jamón serrano en taquitos y pan frito en aceite de oliva virgen extra.       


Los pasos a seguir:


En una cacerola con agua llevar a ebullición los huesos de jamón y de ternera, espumerear tantas veces como sea necesario, hasta conseguir el caldo limpio.

Añadir toda la verdura picada en trozos pequeños, llevar nuevamente a ebullición y espumerear.

Dejar cocer aproximadamente una hora, salando al gusto.

Apartar del fuego y desechar los huesos.

(En el caso del plato para mi marido, le dejo el tuétano del hueso de ternera a la hora de emplatar).

Pasar el caldo junto con la verdura por la minipimer.

Al servir, bien caliente, añadir el huevo, el jamón, el pan frito y regar con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño).



¡¡ Buen provecho !!  

8 comentarios:

  1. Una crema estupenda con ricas verduras de mercado! Y coronada con lo mejor! Mmm...

    ResponderEliminar
  2. Sabes una cosa! A mis padres les encantaba Machín también, bueno a mi madre le sigue gustando.
    Quizás antes no hacía demasiado caso a las cremas, pensaba que era algo de bebés, pero ahora si me gustan y también suelo ponerle tropezones, pero los tres a la vez no y es una buena idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre un post fantastico que suerte tienen nuestros hijos de disfrutar de sus abuelas , el mio siempre dice que los pures mas ricos se los hace mi madre ,por fortuna es la unica que le queda la madre de mi marido se murio cuando tenia 5 años asi que poco la disfruto como tu hijo y no conocio a sus abuelos como tu hija.
    Antonio Machin tambien le gustaba mucho a mi padre y recuerdo muchas de sus canciones aunque solo estofas pero de vez encuando me pongo nostalgica como dice mi hijo y escuchamos la musica antigua que oian sus abuelos en su juventud pues nunca dejo de contarle cosas de ellos .
    La crema te ha quedado de relujo normalmente no le pongo ni huevo ni jamon alguna vez hago pan frito por que a mi hijo le gusta tomarlas solas.
    La pescada te ha quedado de relujoooooooo asi es como mas le gusta a mi hermano nosotros la llamamos a la cazuela , por que la hago en cazuelas de barro individuales con una rodaja para cada comensal.
    El flan de toffe espectaculaaaaaaaar ademas de estar de muerte relentaaaaaaaa.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. Mi abuela conoció a la mujer de Machín, jeje. Era blanca y rubia, aunque creo que lo de rubia era algo artificial.
    Es que vivió en Barcelona y veraneaban en Castelldefels, mi pueblo. En casa se ponían sus discos, y claro está que recuerdo esa canción, como no!
    Oye, con tanta distracción nos hemos olvidado de esta rica crema de verduras con tropezones que está que se sale de la foto. Muy requetebuena!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no conocí a mi abuela materna, falleció siendo mi madre una niña. Aunque me crié con mi abuela paterna a la que adoro hoy día aunque ya no esté tampoco. Los abuelos son una parte importante en la familia, siempre dije que no solo te miman y "consienten", también aprendes con ellos cosas que con nadie más aprendes.
    Con respecto a lo que comentas de la alimentaciòn prefabricada o precocinada, coincido contigo totalmente. No critico la forma de alimentar a los niños las demás personas , al fin y al cabo cada uno con sus hijos y su vida hace lo que quiere o puede, pero yo siempre le he hecho los purès en casa y al igual que tú me llevaba mi recipiente preparado y luego lo calentaba al baño María y se lo daba tan ricamente.
    De cremitas si soy ¿ves?, me encantan y además todas. Sobre todo cuando hace mucho frío que sientan de maravilla, casi que las prefiero a las sopas, me sacían mucho más y quieras o no, siempre es una buena manera de comer verdura , legumbres, pescado...etc. La tuya tiene que haber estado rica...rica, y con ese huevito, el jamoncito y el pan frito consigues un plato super completo.

    un besazo guapetona :)

    ResponderEliminar
  6. Una buena crema como esta sienta de maravillas, sobre todo por la noche me encantan.
    Yo no he conocido a mis abuelas, aunque mi madre sí ha ejercido de abuela con 6 nietos y ha sido fantástica abuela, con sus comidas y caprichos para los peques. Falleció hace dos años y mis sobrinos que ya son mayores la recuerdan mucho por la paella, arroz con leche, callos, etc... era una crack en la cocina.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo también canto las canciones de Antonio Machín desde que era pequeñita porque le encantaba a mi abuelo. Ese nudillo en la garganta y en el estómago al oír su música me trae a mi abuelo, al igual que sentirás tú con respecto a tu madre... Bueno, una crema deliciosa, a mí sí me gustan mucho y no las preparo tanto como quisiera. Un besote y que pases muy buen día ^_^

    ResponderEliminar
  8. Ansiedad, angustia, desesperación. Toda una vida, te estaría queriendo, como quiero mi vida que la quiero por ti.
    Hola, Carmen, soy Lola, he entrado a ver tu puré, si te soy sincera, por la canción, yo también me las sabia, casi todas de pequeña, de hecho la primera cinta de casette que tuve fue de Antonio Machín, son recuerdos que siempre estarán conmigo.
    El puré también me ha gustado mucho, que conste, que a mi si que me gustan los pures y más esté que es de verduras y encima lleva tropezones.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...