miércoles, 23 de abril de 2014

PULPITOS A LA PLANCHA SOBRE CAMA DE PURE DE PATATAS CON CRUJIENTE DE SU TINTA



¿Quién no ha cantado alguna vez aquella vieja canción…..?

A Mi me gusta el pipirivipipi, de la bota empinar parabapapa.  Con el pipirivipipi, con el paparabapapa, al que no le guste el vino….

Que sí…que a mi me gusta el vino. Me confieso y lo reconozco públicamente, un buen vino no suele faltar en Mi cocina.

Creo que la unión entre un plato y un buen vino “regando” una buena comida, en grata compañía, en cualquier mesa, una conversación o un silencia, compartir, reir, sencillamente es tener la dicha de disfrutar de las pequeñas y a la vez grandes cosas que nos depara la vida  

Y  en mi tierra, el sol, la tierra de nuestros valles y serranías y el mar (siempre la mar en mi vida….) nos regala magníficos ingredientes que contribuyen a que nuestra gastronomía sea una de las más ricas, variadas y reconocidas no sólo en España, sino también fuera de nuestras fronteras….y entre ésos regalos de la naturaleza, no podía faltar el vino.

Esos caldos malagueños, regalo de ésta tierra que enamoró y cautivó a multitud de culturas a través de los siglos, con sabores y aromas, sensaciones que evocan en el paladar a quien los prueba, a épocas lejanas.

Moscateles, blancos, dulces, secos…una amplia gama de colores desde el amarillo hasta el negro más intenso, donde los frutos de la tierra florecen en los vinos más jóvenes y complejos, como en los añejos, vinos envejecidos en barriles de robles….vinos de Málaga, con una personalidad única….que el buen hacer de los viejos y nuevos bodegueros, desde la época de la antigua Roma hasta nuestros días, han llevado los vinos con Sabor a Málaga al reconocimiento de ésa personalidad única, propios de los vinos malagueños.

Aunque aún queda mucho por hacer, pero las nuevas generaciones de bodegueros malagueños están realizando una gran labor para que los caldos malagueños ocupen el lugar que se merece en las mesas de todo el mundo….y yo quiero, desde Mi cocina, poner mi granito de arena en ésta ocasión.

Para ésta receta, qué mejor que un vino que me aconsejan mis hijos, sin duda no se equivocan, un delicioso moscatel seco, malagueño: Botani.....(Aqui podrán conocer sus caracteristicas).
 
Las uvas destinadas a este vino proceden de las viñas de Almachar (En éste enlace pueden saber un poco más de tan precioso pueblo)  Situado en pleno corazón de la Axarquía. Cuna del ajoblanco malagueño, se levanta sobre un pequeño cerro entre los ríos de El Borge y Almáchar, en un paisaje rodeado de olivos, cereales y de suaves lomas jalonadas de viñedos y paseros, donde se obtienen las pasas de reconocida fama mundial. 

Así que éstos pulpitos a la plancha....con un Botani malagueño, una maravilla ¿Lo dudna? ¿Se animan a probarlos?


 ¿Cómo los hice?

Ingredientes para dos personas:

Cuatro pulpos medianos (más bien pequeñitos, los compro en el Mercado de Huelin), aceite de oliva virgen extra (uso malagueño, de la alta Axarquia, sin filtrar), dos patatas (malagueñas, hasta con su tierra “colorá” bien pegadita), dos dientes de ajo, una ramita de perejil, un limón (cascarúo…del Valle del Guadalhorce), un sobre de tinta de calamar (la venden en cualquier super, en congelados), dos cucharadas de harina, la clara de un huevo y sal.

Los pasos a seguir:

Cocer los pulpitos en agua con sal, enteros, durante unos treinta minutos, con un pelin de sal. (No necesitan más tiempo, suelen ser muy tiernos).

Cocer las patatas en otra cacerolita, una vez tiernas, escurrirlas y reservarlas caliente.

En un cuenco batir la clara de huevo con un pellizco de sal y diluir en ella la harina y la tinta.
Precalentar el horno a 180º C.
En un papel de hornear, con una cuchara echar la mezcla dándole la forma que gusten y hornear durante unos diez minutos aproximadamente.
Sacar y dejar enfriar.

En un mortero majar los dientes de ajo con el perejil hasta conseguir que queden bien amalgamados.
Añadir un chorreón de aceite de oliva y mezclar bien.
Echar el zumo de medio limón, un pelín de sal y reservar.   

Calentar la plancha ( o si carecen de ella, una sartén les puede servir) engrasándola previamente con aceite de oliva.
Cuando esté bien caliente, colocar los pulpitos, dándoles la vuelta de vez en cuando a fin de que queden doraditos por todos lados.

Truco: Si se “despega” la cabeza de las patas, al emplatar introducir un palillo de madera de forma que estéticamente no quede mal, las patas por un lado y la cabecita por otro.

Mientras machacar las patatas con un pelín de sal.

Presentación:
Poner el puré de patatas sobre el plato, los pulpitos encima, en un lado el crujiente de tinta y echar la salsa por encima tanto de los pulpos como por las patatas machacadas.

¡¡ No olviden: Regar con un buen vino malagueño y sigan ése consejo de mis hijos, un delicioso, bien frio, afrutado moscatel seco !!

Sabor a Málaga, siempre en Mi cocina…..



11 comentarios:

  1. Delicioso sabor a Málaga, claro que sí!!! Con los buenos productos que tenéis en nuestra vecina provincia sería un delito no disfrutar de ellos.
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las Chachas.

    ResponderEliminar
  2. Que ricos, como me gustan, ahora lo de los crujientes de tinta ha sido toda una revelación, que bonitas quedan, con lo que me gustan !!! Lo que dices de los vinos, no conozco muchos pero mis torrijas muchas veces van con un moscatel dulce que es una maravilla, las ultimas que he publicado con el y estaban de lujo. Un beso Toñi

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no sé con el moscatel seco, Toñi. Pero lo que es con un Albariño bien fresquito, a estos pulpitos los "regaba" yo de buena gana jejejeje
    Besines

    ResponderEliminar
  4. Pues claro que me animo a probarlos, con lo apetecibles que se ven y lo ricos que tienen que estar dudo que alguien se negara a probarlos besos

    ResponderEliminar
  5. Pero que ricos los pulpitos con ese sabor a mar me encantán. El crujiente de tinta estará de miedo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Qué ricos se ven los pulpitos, pero lo que más me ha llamado la atención es el crujiente de tinta, toda una novedad para mi.
    Hace unos años hablar de vino español era pensar en un Rioja, por suerte hoy en día van saliendo vinos de otras regiones buenísimos también. Con el clima de Málaga seguro que este vino recomendado por tus hijos es de mucha categoría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Este plato se ve un verdadero lujo! que delicia debe ser
    cariños

    ResponderEliminar
  8. this looks so delicious - I wish I could find these ingredients here!
    Mary

    ResponderEliminar
  9. tienen que estar deliciosos

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Toñi: ¡Qué buena pinta tienen esos "purpitos" malagueños, con ese crujiente que debe de estar tan bueno y esas patatitas. He tenido la suerte de tomar en varias ocasiones el vino de Almachar, y según tengo entendido fue uno de los elegidos para ser tomado en la cena de los Premios Nobeles. Todo un orgullo para nuestra tierra.

    Saludos y buen fin de semana wapa!!

    ResponderEliminar
  11. Que tapita tan rica, me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...