lunes, 5 de mayo de 2014

AJO BLANCO DE ALMENDRAS Y PIÑONES CON QUESO FRESCO DE CABRA, UVAS PASAS Y GELATINA DE VINO DULCE MALAGUEÑO



El Diccionario de la RAE, nos indica que el néctar era un licor que estaba destinado al uso y regalo de los dioses.   En la antigua mitología griega, la ambrosía es a veces la comida o la bebida de los dioses griegos, a menudo descrito como el otorgamiento de la inmortalidad eterna a quien lo consume.


Los dioses griegos eran inmortales y el uso constante del néctar y ambrosia les aseguraba no sólo la inmortalidad, sino también la eterna juventud.


El néctar era la bebida con que los Dioses del Olimpo regaban sus banquetes; en cambio, los textos antiguos, indican que la ambrosía podía ser tanto sólida, como liquida y según explicaban era “nueve veces más dulce que la miel”.   


Si bien se considera al néctar como la bebida y a la ambrosía como la comida de los dioses, es probable que originalmente fueran lo mismo.


En la Odisea, Polifemo compara el vino que le dió Ulises a la ambrosía y néctar.  Homero escribió que Ganímedes, el copero de los dioses, servía un vino que podría haber sido néctar.., se menciona igualmente que cuando Odiseo le dio a tomar un barril lleno de vino al cíclope Polifemo para que cuando se durmiera y pudieran escapar de su cueva, éste lo llamó “crema de néctar”…..


Cuentan también los antiguos escritos griegos que el efebo Ganímedes, amante y copero de Zeús/Júpiter, escanciaba el néctar en las copas de los dioses olímpicos, procurando que nunca estuvieran vacías mientras disfrutaban de sus veladas músico danzantes, amenizadas por la lira de Apolo y las Musas….


Y que Tántalo fue condenado al suplicio eterno de no poder comer ni beber, por haber rogado a los dioses el néctar y la ambrosía para dárselos a los humanos y hacerlos inmortales.


¿Qué pensarán los eternos Dioses griegos, de que del mejor néctar malagueño, de los dulces vinos de la Axarquia malagueña, de esos vinos dorados por el Sol que baña nuestra tierra, más dulces que la miel, dignos del Dios Baco (Dios de la agricultura, de la parra y del vino) ….las Musas inspiraron a una gran bodega para de sus vinos conseguir ésta maravillosa ambrosía. Ambrosía de dioses, para disfrute de sus clientes:    Gelatina de Vino de Málaga Naturalmente Dulce Nº2 Victoria.




Está elaborada a partir del prestigioso moscatel naturalmente dulce N°2 Victoria de la Denominación de Origen Málaga. En este excepcional gelee, el vino representa el 99% de la composición, y debido a su alta concentración, la adición de azúcar es nula.


Ambrosía, manjar, delicia y exquisitez son los calificativos más apropiados para este sorprendente alimento de los dioses.


Con la dulce y dorada gelatina preparé éste plato que encierra todo el sabor de mi tierra…


Almendras de los montes malagueños, piñones de nuestros bosques, uvas pasas moscatel de nuestras vides, ajo de las ricas vegas del Guadalhorce, pan “cateto” de Alhaurin (El grande o el chico…origen de mis ancestros, línea paterna), queso blanco de cabra rondeño, aceite de Periana (lugar tan unido a mi padre) y ambrosía: el vino que se come, la dorada gelatina del néctar de las dulces uvas de la Axarquia…..




¿Cómo lo hice?


Ingredientes para éste plato:


Unas quince almendras, dos cucharadas soperas de piñones. un diente de ajo, sal, una rebanada de pan (preferiblemente: miga), un puñado de uvas pasas, sal, vinagre de vino, aceite de oliva virgen extra y agua.  Y por supuesto la gelatina…


Los pasos a seguir:


En una cacerolita con un poco de agua darle un hervor a las almendras (durante un minuto es suficiente), sacarlas, pasarlas por agua fría, pelarlas y reservarlas.


Reservar cinco o seis almendras, una cucharadita pequeña de piñones y las pasas.

Cortar el queso fresco en trozos y reservar igualmente.


En el vaso de la minipimer echar: la rebanada de pan, el diente de ajo (retirándole la raíz central), dos cucharadas soperas de piñones, las almendras peladas, un pelín de sal, un chorreoncito de vinagre (dos cucharadas), un chorreón de aceite de oliva y medio vaso pequeño de agua y a velocidad fuerte mantenerlo durante unos minutos de forma que la masa quede lo más fina posible y no demasiado liquida.


Probarla y rectificar hasta conseguir el gusto y consistencia deseados. Reservarlo.


Mientras en una sartén con aceite de oliva, freir las almendras y los piñones (con cuidado de que no se quemen)…hacerlo por separado ya que los piñones se tuestan muchísimo antes.


En el mismo aceite echar las uvas pasas dándoles una vuelta rápida, retirándolas inmediatamente…que cojan un poco de brillo y calor.


En un plato colocar el ajo blanco, en el centro el queso fresco, las almendras, las pasas y los piñones alrededor….por último con una cucharadita, intentando por todos los medios resistir la tentación de comérselo a cucharadas….ir colocando la gelatina, el oro dulce malagueño…



Añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

Disfruten de todo el Sabor a Málaga….    
   

7 comentarios:

  1. What a delicious collection of flavors!
    mary

    ResponderEliminar
  2. Por eso cuando decimos que algo esta muy bueno, decimos es nectar de los dioses, pues lo siento por ellos, pero este manjar no creo que lo cataran, nosotros si que nos haremos inmortales, un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encanta esta combinación de sabores, de lujo. Me la copio.

    ResponderEliminar
  4. Esto es un Espectaculo de sabor y color. Pero que rico por Dios!!! Me llevo tu receta que debe ser exquisita.
    Un abrazo desde mi Dornillo/ http://mis-especialidades.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. una combinacion de sabores de lo mas rica!!! delicioso

    ResponderEliminar
  6. Esto lo tengo que hacer yo!! Nunca lo he hecho, pero de aquí no pasa, y mucho menos con tu receta. Como me apetece, encima en Madrid, mañana tenemos 30ºC, vamos que decidido lo tengo. Mañana ajo blanco con todo eso que le has puesto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Desde luego has aunado en una receta la esencia malagueña, que maravilla, ahhh, por cierto yo he vivido muchos años en Alhaurín el chico, y mi familia sigue allí, desde que era muy niña, he estado unida a ese pueblo, y por cierto me encanta el ajoblanco, hace una eternidad que no lo hago, así que gracias a ti voy a darle un nuevo resurgir, besotes, la dulce Ali

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...