jueves, 15 de mayo de 2014

MALAGA EN EL ORIGEN DEL ARTE PREHISTORICO EUROPEO (AUTORES PEDRO CANTALEJO DUARTE Y MARIA DEL MAR ESPEJO)




La historia de las generaciones pasadas es nuestra historia, y es necesario conocerla para saber quiénes somos....nuestros orígenes.

Se sabe que el homo sapiens estuvo aquí, en Málaga, dejó su huella en las paredes de las cuevas malagueñas, las pinturas rupestres más antiguas de Andalucia.   
Allí se encontraron las lámparas con las que se iluminaban usando cera de abeja y que tan maravillosamente bien lo explica y las enciende Pedro Cantalejo.  Incluso quedaban restos de sus cuerpos y de los alimentos que consumían (chicharos, habas, garbanzos….) 


Se conservan en el Museo de Ardales, al igual quedan restos de sus cuerpos…pero no fueron los primeros en vivir en las cuevas malagueñas, se refugiaron en ellas también los Neandertales, el hombre del Paleolítico medio; más de 50.000 años atrás, los últimos de su especie.

Aquellos homínidos malagueños, eran los últimos de su especie. Ya entonces eran muy pocos, la población se estaba reduciendo progresivamente desde miles de años antes, y sobrevivían en condiciones de extrema dureza. Era un mundo peligroso.

Se alimentaban de caballos  (por el femur de un caballo encontrado se sabe que pesaba sobre mil kilos), también de ciervos, cabras, aves, conejos, liebres e incluso se han encontrado huesos de lince y tortuga.  Incluso es probable que comieran vegetales.
Multitud de herramientas (sobre unas 800, bien talladas y conservadas en el Museo de Ardales), nos enseñan que las usaban para su alimentación; cocinaban en el interior de las cuevas, hacerlo fuera era jugarse la vida y aprovechaban hasta el tuétano. Por eso se han encontrado tantos huesos rotos de animales.

La provincia de Málaga atesora un patrimonio prehistórico ingente que puede convertirse en un producto cultural de gran importancia estratégica. El hecho de que en nuestras montañas existan cuevas naturales de la magnitud de Pileta, Gato, Ardales, Tesoro o Nerja y que fuesen refugio y contenedor de actividades culturales desde hace, al menos, ochenta mil años, nos sitúa a la cabeza de un registro arqueológico único en todo el Mediterráneo y dentro de los mejores territorios paleolíticos de Europa.


El desconocimiento de lo que atesoran estos y otros muchos yacimientos malagueños, impiden una necesaria valoración por nuestro profesorado y como es lógico, por nuestros estudiantes y ciudadanos, restando importancia social a lo que tiene una enorme trascendencia científica.


Desde hace más de treinta años, Pedro Cantalejo Duarte y Maria del Mar Espejo, escritores, historiadores, arqueólogos e investigadores han conservado la pasión, el impulso y la sensibilidad por la naturaleza y por la historia de nuestros ancestros y la comparten a través de éste nuevo libro que han publicado y presentado en la última feria del libro malagueña.


Siguen recorriendo esos sitios al igual que hace años, cuando no todo era accesible, ésa historia escrita en paredes, en objetos que casi nadie entendía, ni comprendía, estudiando cada piedra, cada detalle como algo único, algo que nos cuenta nuestra más remota historia, detalles y lugares que había y que hay que cuidar, proteger, entender….son para mi, héroes en el silencio de las cuevas y de las montañas malagueñas. 


Ellos, que han escrito éste libro, ésta guía, sin el argot científico para que todo el mundo pueda entender, comprender y conocer nuestro tesoro cultural, que podamos apreciar los yacimientos prehistóricos claves de nuestra tierra: La Cueva de Ardales, la del Cantal (Tesoro, Higuerón y Victoria), La Cueva del Gato, La de Nerja, la necrópolis de las Aguilillas…y un largo etc…


Pedro y Maria del Mar, han sabido tejer una importante red de relaciones tejer una importante red de relaciones con universidades y centros internacionales que les permiten desarrollar investigaciones y análisis en el campo del patrimonio prehistórico con garantías de eficiencia europea.


Y en sus proyectos y estudios mantienen siempre mantienen una relación directa con las nuevas tecnologías, lo que permite trasladar la presión investigadoras a los laboratorios y no a los yacimientos, lo que se traduce en una mejor conservación de los mismos para las generaciones de investigadores del futuro. 

Asimismo, desarrollan su trabajo con costes mínimos, gracias a los convenios con instituciones científicas internacionales y nacionales, que están interesadas en los estudios prehistóricos de vanguardia.

La tarea divulgadora que presenta este libro es necesaria para conocer la Historia de Málaga.


Después de un siglo de investigaciones prehistóricas en Málaga, han abordado el asunto mediante una guía de divulgación, que permita conocer y comprender mejor los orígenes de la cultura malagueña, desgranando lugares y aportando numerosos datos escritos y visuales que harán fácil comprender el complejo mundo del Paleolítico y las claves del comportamiento productor del posterior Neolítico, origen de la estructura social actual.


Además, sus autores han aportado al contenido numerosas referencias a investigaciones científicas que andan dispersas en artículos imposibles de recopilar por la ciudadanía.

En definitiva, no se trata de una recopilación de sitios, sino de un recorrido por las distintas épocas, aportando una información básica, pero interesante, de cada fase o lugar.

Al final del libro, se aportan una serie de fichas de visitas por la Prehistoria de Málaga, con toda la información útil necesaria, teléfonos de contactos, etc., que permitirán al lector adentrarse en uno de los mejores legados prehistóricos del sur de España y adquirir su propia experiencia.


Con éste libro les animo a disfrutar de un viaje a la máquina del tiempo más antigua de Málaga, quizás de toda Europa, a la cuna de nuestros orígenes….a los emplazamientos prehistóricos.  Les animo a valorar el patrimonio que se atesora, clave para entender que Málaga es cuna de la humanidad.

Así me lo ha inculcado éste gran experto en la Prehistoria malagueña: Pedro Cantalejo Duarte....
Y dirán Vds. ¿Qué tiene que la prehistoria con recetas de cocina?.... Algo tendrán cuando ellos en la dedicatoria que me han realizado así me indican: Si en Mi cocina está el Sabor a Málaga, en su libro, en nuestra Prehistoria está el Sabor a nuestros antepasados.....





Independientemente, de que Pedro Cantalejo Duarte y Maria del Mar Espejo, los autores del libro cuentan con todo nuestro cariño ya que forman parte de mi familia, le admiramos profundamente por su gran trayectoria profesional…..





¿Se imaginan ustedes a los agricultores del Neolítico comiendo pan, queso, habas, guisantes y leche y, más allá, bebiendo cerveza? Puede parecer descabellado, pero con las conclusiones del estudio de Maria del Mar y de Pedro, la incredulidad deja paso a la sorpresa.

Más allá de las rutinas alimentarias, los moradores de la zona cazaban todo tipo de animales, pescaban en los ríos y en el rebalaje de la playa, comían marisco y recolectaban frutas, vegetales y miel...

Siete mil años después, la cosa no ha cambiado tanto. Es cierto, somos los mismos, malagueños con prácticamente la misma materia prima para cocinar.


La observación, siempre me la han hecho saber ellos, haciéndome llegar en algunos momentos a conclusiones realmente sorprendentes….como en ÉSTA receta ancestral, de mis mayores…




Maria del Mar y Pedro, son claros ejemplos de que la pasión, la paciencia, la disciplina y la lucidez para interpretar los restos son las herramientas del arqueólogo del siglo XXI en la recuperación de su pasado.  


En su libro, nos indican:  Estos son los doce lugares prehistóricos de Málaga que recomendamos su visita. Describimos los enclaves, su importancia patrimonial y sus números de contacto.
 


Mi consejo: 

Conozca la Málaga Prehistórica, no le defrauda...y un primer paso es tener éste fantástico libro que les abrirá las puertas al pasado más remoto de la provincia malagueña.

4 comentarios:

  1. Que suerte tenemos con personas como tus amigos que están dando sentido a nuestra historia lejana. Felicidades a los dos y espero poder comprarme el libro para disfrutar con nuestra Prehistoria. Y el potaje era uno de mis platos favoritos. En mi casa lo comíamos mucho pero nunca lo probé en otro lugar, y ahora me entero que ya lo comían nuestros antepasados. ¡Qué sorpresa!.

    Me ha encantado tu entrada de hoy wapa. Pasa buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Siempre se aprenden cosas al entrar en tu cocina, y sabes vender muy bien a tu tierra, cosa que es de alavar, ojala yo supiera proclamar a los 4 vientos que vivo en la ciudad mas antigua de occidente, aqui decimos que Cadiz es tan antiguo, que ya no quedan ni ruinas jajaja, un beso Malagueña salerosa

    ResponderEliminar
  3. La cultura siempre es útil. Ahondar en el pasado nos puede ayudar a comprender mejor el presente, seguro que se encuentran puntos en común en la gastronomía por mucho que haya cambiado.
    Ha de ser un libro muy interesante para leer con tranquilidad e irse situando en la misma tierra, pero en otro momento de la Historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que lindas son tus entradas,que didácticas y sabrosas!!!
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...