jueves, 12 de junio de 2014

ENSALADA BLANCA Y VERDE CON VINAGRETA DE MANGO




Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña…..
Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento, dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.


Romance Sonámbulo de Federico Garcia Lorca Gran poeta y dramaturgo andaluz…
 

Y el verde en el poema de Lorca, el verde en el campo andaluz, el verde que predomina en Andalucia, incluso en su bandera y ése verde que predomina en Mi cocina….



El verde, cualquier tono para mi cocina, me cautiva, me enamora y me atrae…no concibo ya éste espacio donde paso gran parte de mi vida, sin ésos tonos que me transmite esas sensaciones de aire fresco, de alegría cargada de energía y que a la vez me evoca a la naturaleza.

Un color unido a Andalucia, a su bandera, también llamada y conocida como Arbondaira o Arbonaida.   Y aunque hoy no es el día de Andalucia, si me lo permitén les hablaré de ella.

Hay testimonios de que en la antigüedad los colores más representativos de nuestra tierra eran el rojo y el blanco; estudios basados en los colores que se usaban antaño, como las franjas rojas que decoran la Dama de BazaDama de Baza, 
las túnicas de los Sacerdotes de Hércules o la alternancia del color blanco y rojo en los arcos de las construcciones romanas, que serían retomadas por los musulmanes para, como por ejemplo los arcos de la Mezquita de Córdoba.

La primera bandera verde que ondeó en el cielo andaluz fue el estandarte de la dinastía Omeya (Siglo VIII) y el primer texto que hace referencia a una bandera verde y blanca fue escrito en verso por un poeta granadino llamado Abu Asbag (Siglo XI); siendo utilizada en Al Andalus y en el reino nazarí granadino.

Aunque el responsable directo de la bandera andaluza, la que aún hoy en día es señera de ésta tierra donde vivo; fue un malagueño, nacido en el precioso pueblo de Casares, Blas Infante el llamado “Padre de la Patria Andaluza”.

Fue en 1916 cuando fundó y presidió el Centro Andaluz en Sevilla; dos años más tarde propuso recuperar la vieja bandera andalusí, la verde y blanca, creando el escudo andaluz inspirándose en un escudo con Hércules de la ciudad de Cadiz.

Ocurrió en Ronda, donde tuvo lugar la primera asamblea regionalista andaluza.
Verde, el color de los Omeya, el blanco propio del Imperio Almohade, dos épocas de gran esplendor en el territorio actual andaluz; el escudo se inspira en la figura de la fuerza, de un Hércules sujetando a dos leones entre columnas y a cuyos pies reza la leyenda:

Andalucía por sí, para España y la Humanidad.

Soy andaluza, soy española y por supuesto….malagueña; como malagueña es Mi cocina.

Hace varios años…un blog andaluz, que publica recetas de cada provincia y que por desgracia, he perdido el enlace y no recuerdo su nombre, con mi permiso y poniendo el enlace a Mi cocina, publicaba recetas malagueñas de mi blog; me pidieron que preparara una receta con los colores de la bandera andaluza, un día por otro no lo llegué a hacer…y se quedó en mi baúl de los recuerdos.

Hoy, aunque me considero ciudadana del mundo, soy española, malagueña….y andaluza y como su bandera, Mi cocina, es verde…..verde y blanca.

Así salió ésta ensalada, verde y blanca como nuestra bandera, con un toque dorado como el sol que ilumina Andalucia.



¿Cómo la hice?

Ingredientes:

Corazones de cogollos de lechugas, palmitos, puntas de espárragos, aguacates y mango de la Axarquia, zumo de un  limón del Valle del Guadalhorce, vinagre de vino blanco, una ramita de perejil, aceite de oliva virgen extra de Ardales, aceitunas partías “aliñas”…..de aceitunas Roldán (no pueden faltar en ninguna ensalada que preparo)….



Los pasos a seguir:

Preparar la vinagreta de mango:



En el vaso de la batidora echar medio mango, unas hojitas de perejil, el zumo de un limón, sal al gusto, un chorreoncito de vinagre de vino y aceite de oliva virgen extra.
Batir hasta obtener una preparación untuosa.

Cortar los corazones de las lechugas, pelar el aguacate y cortar en trozos, quitar los huesos a las aceitunas y junto con el resto de los ingredientes emplatar decorando al gusto de cada cual….salando y salseando generosamente.

Buen provecho....y a ser posible disfruten de los sabores malagueños. 

9 comentarios:

  1. Esta ensalada es una delicia. Sencilla e ideal.

    ResponderEliminar
  2. I'm with you Carmen, Green is Gorgeous! and so is this wonderful salad!
    mary

    ResponderEliminar
  3. Que rica Toñi, las ensaladas en casa están a la orden del día, a la cena sobre todo que ahora con esta calor no apetece ponerse a cocinar y encender los fogones. Esa vinagreta de mango es ideal para coronar como es debido a esta ensalada.

    Besinessss

    ResponderEliminar
  4. Los palmitos me gustan algo menos, pero el resto desaparecería pronto del plato. En cuanto a la vinagreta, esa es para hacerte la ola Toñi.
    Por cierto, muchas felicidades si mañana celebras tu santo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Menuda ensalada, una ensalada para hacer patria me ha encantado esa vinagreta, me la llevo

    ResponderEliminar
  6. No me hables de sol, que hace hoy un día que duelen los ojos si miras para la calle !!! Me quedo mejor en casita comiéndome una ensalada tan rica como esta tuya. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las ensaladas, son mi plato preferido. Con una ensaladita, si es como ésta mejor, soy feliz!!! Un beso

    ResponderEliminar
  8. Toda una declaración de principios y una buena clase de historia andaluza. Se me van los ojos detrás de los palmitos y los espárragos... Que buen color tiene esa ensalada, y la salsa de mango está tan buena!!! Muchos besos de una malagueña orgullosa!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...