viernes, 26 de septiembre de 2014

HOJALDRE RELLENO Y CUBIERTO DE MERENGUE CON UN TOQUE DE CANELA



Aún caía la noche, tenues luces bordeaban el sendero cruzando entre el espesor de los grandes de ése jardín natural que se extendía hacia la orilla misma de la lejana línea de arena; el olor a tierra mojada, los extraños sonidos de los pájaros que comenzaban a desperezarse en aquella jungla, el chirriar de los grillos, el calor húmedo, el aroma salvaje de los manglares por los que atravesaba el camino, me envolvieron por completo.  

La suave brisa me acarició mi piel, me impregna y escucho el eco de las olas, el olor del mar inundó mis pulmones; me acerqué a la orilla, la blanca arena estaba fría y miré al horizonte, el amanecer comenzaba a clarear, el primer rayo  de un dorado sol se reflejaba sobre el mar, brillando en las tranquilas y cálidas aguas en un estallido de luz y color.

De pie, en la orilla, extasiada por la visión del resplandor de ése primer rayo de luz de la mañana que me rodea, aspiro el olor de los mangles, del mar y soy consciente de que ése mar tranquilo y amable, es el Caribe. 

Fue nuestro primer viaje a Republica Dominicana a mediados de 1998 (volvimos en tres ocasiones más), descubrimos ésa maravilloso lugar, ésa isla Caribeña, La Española conocida por sus pobladores originales como Quisqueya…..y el mar, ése mar que guarda tan maravillosos tesoros naturales en sus coralinos fondos.

En sus playas escuché por primera vez al rey de la música tropical, el llamado “merenguero boricúa”, a Elvis Crespo….su canción “Suavemente” marcó aquel primer viaje, luego al siguiente año “Pintame”…sus canciones fue el fondo musical, su ritmo, el “merengue” me suena a Punta Cana, Playa Bávaro, Santo Domingo, Puerto Plata, Samaná, La Romana…. “Merengue, merengueeeeeee”.

¿Sabían que en  algunos momentos de la historia las autoridades prohibieron el merengue, o el perico ripiao como también se conocía, en los grandes salones de baile de la Republica Dominicana?   Fue en 1930 cuando ése baile empezó a expandirse hasta que Rafael Trujillo (ejerció como Presidente durante más de 30 años), lo selecciona como música y baile oficinal de la República Dominicana.

Al igual que otros bailes tropicales, como la salsa, el baile del merengue nace de la fusión entre el ritmo africano y lo europeo, aunque es posible que el merengue tenga su origen de un baile africano: la meringha.

Aunque éste otro merengue…no es caribeño, es el merengue de origen francés..un merengue que no se baile, que no se escucha, se degusta, se disfruta también pero comiéndose…


Con merengue “francés”, preparé éste pastel a petición de mi suegro:  mucho, mucho merengue, poco hojaldre y un pelín de canela.



¿Cómo lo hice?

Ingredientes para el merengue:
240 grmos. de claras de huevo (usé las que venden ya embotelladas) a temperatura ambiente, 240 grmos. de azúcar blanca y 240 gramos de azúcar glass (especial repostería, muy fina), media cucharadita pequeña de crémor tártaro
Una placa de hojaldre (de las que venden refrigerada en cualquier supermercado).

Para adornar:
Canela molida (al gusto), un trozo de canela en rama y guindas en conservas.
Los pasos a seguir:

Precalentar el horno a 200º C y una vez caliente hornear hasta que esté dorado, con cuidado de que no se llegue a quemar.
 (la que compre era cuadrada, una vez horneadas la partí por la mitad, recorté los bordes con cuidado de que no se rompiera y dejé dos rectángulos del mismo tamaño).

Mientras preparar el merengue:

En un cuenco echar las claras, batir hasta que estén espumosas.

Agregar el crémor tártaro al batido.

Sin dejar de batir incorporar el azúcar a cucharadas o en forma de lluvia, para darle tiempo a que se disuelvan los cristales.

Continuar batiendo hasta lograr un punto firme. 

Con una espumadera cernir sobre el merengue el azúcar glas batiendo a velocidad máxima. El merengue ya tendrá el volumen necesario (el tiempo batiendo aproximadamente unos diez minutos desde el comienzo).
Se puede comprobar que está en su punto cuando al levantar las varillas se forma un pico consistente o bien (y esto último tiene su peligro) al volcarlo no se cae el merengue.  (en éste momento me salió mi lado infantil, he de contar que lo hice….y menos mal: no se cayó absolutamente nada).


Rellenar con el merengue las placas de hojaldre de forma que no quede aire en el interior.

Colocar la primera capa de hojaldre relleno en el plato donde se va a presentar y untar con cuidado de merengue, colocando encima lo otra capa (también rellena).

Con una espátula comenzar a cubrir todo el hojaldre rellenando huecos y que quede uniforme.

Espolvorear con canela molida, adornar con las guindas y la canela en rama.



Dulce fin de semana…..

7 comentarios:

  1. Pues mira que yo he nacido bailona y mira que me gusta a mi pisar una pista de baile, aunque bueno....tampoco es que me haga mucha falta pista alguna, porque no es la primera vez (ni será la última) que me pego un bailoteo en plena calle jajajajajajaja. Pero si, gustándome tanto el baile y entre ellos el merengue, sin duda alguna me quedo con este que le has preparado al "abuelo", que bailar no se bailará Toñi, pero se come sin sentir hija mía. Ese toque de canela te lo agradezco en el alma !! chapeau !!.

    Besiness

    ResponderEliminar
  2. Esehojaldre con el merengue tenia que estar de muerte relentaaaaaaaaa me encanta y como todo lo que haces te ha quedado divinisimo.
    No me extraña que legasen a prohibir esos bailes por qe los nativos de alli lo bailan con una sensualidad que ya me gustaria a mi he ido a clases de baile con una amiga y es uno de los que se me resisten y mira que me gusta el baloteo ,nada mas llegar de mis vacaciones huvo fiesa aqui cuatro dias y no me perdi una bervena jajja eso si unos bailes se me dan mejor que oros pero no pierdo uno de principio a in asi termine rendida el martes por suerte aun estoy de vacaciones y pude recuperarme jajjaa.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  3. Que rica, es como una milhoja y seguro que a tu suegro la disfruto de que manera huuuuu

    ResponderEliminar
  4. Que delicia Toñi, con esa canela estara de vicio, besos

    ResponderEliminar
  5. A mi me pierden los merengues, no los hago mas por las calorias que luego ni bailando otro merngue se van las lorzas, te quedo muy apetecible, y el abuelo quedaria encantado, besos

    ResponderEliminar
  6. En casa el merengue no les va demasiado, aunque seguro que con la canela esto cambia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonitos tus recuerdos de la República Dominicana. Tuve la suerte de conocerla y nunca olvidaré sus paisajes salvajes, su música y sus bailes. En aquella época había un grupo muy famoso que se escuchaba mucho por allí: Jossie Esteban Y la Patrulla 15: "Ese huevo quiere sal", era una de las canciones que oíamos y a mí me encantaban.

    Qué buenos recuerdos y aún más endulzados con este bonito hojaldre relleno de merengue con el que hoy nos deleitas. Besitos y buena semana.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...