miércoles, 3 de septiembre de 2014

¿Tabbouleh, tabulé, taboulé o taboulet? (ENSALADA DE COUS COUS)



Describir es mostrar con palabras una realidad e informar sobre cómo son los lugares, objetos, personas, procesos, ambientes, emociones... para que quien nos escuche o lea pueda imaginárselos con exactitud.


No hay nada más gratificante para alguien, que como yo, publica un blog de recetas de cocina o mejor dicho, describiendo ordenadamente en éste cuaderno de bitácora que llamé hace ya poco más de cinco años Mi Cocina, los procesos culinarios que suelo realizar en mi cocina real, que me digan: “He preparado éste o aquel otro plato y me ha salido delicioso”.


Ése hermoso y generoso detalle es lo que realmente, hoy por hoy, es uno de los motivos que me animan a publicar cada día esos platos que cocino para mi familia.


Porque debo de decir que no cocino para el blog, el blog nace y crece por lo que cocino.  Y Mi Cocina virtual no es perfecta, tiene sus grandes defectos, soy consciente de que cuando indico como hago una receta intento describir como la preparo de forma muy básica, dejando en gran medida la interpretación real de la misma en manos de la persona que va a cocinarla.   

Así me lo plantean mis propios hijos:


¡¡ Mamá !! si es que tienes que poner las cantidades y medidas exactas de las recetas.  Si es que no indicas para cuantos comensales….. Es que, tal o cual amiga/o no ha entendido cuanto es un “puñado”….y menos un “chorreón”.       Sí, es que pusiste que se enrollaba el langostino con la hoja de albahaca y se abría la pasta al freírla…había que pegarla…. si, si, si...
A lo que suelo contestar:

La cocina no es una fórmula matemática, es experimentar, probar, hacer los platos una y otra vez; no hay que olvidar que la experiencia es un grado.   Y es comprensible que el resultado, cuando sobre todo no se tiene el hábito y la costumbre de cocinar, el resultado sea rotundamente perfecto la primera vez que se hace una receta.    


Sé que mis medidas no son estándar, que las indico de una forma popular o coloquial, que cocino a ojo aunque procuro indicarlas de la mejor forma posible, aunque a veces las indique de ésta forma: un puñado (lo que cabe en mi mano), un chorreón (depende de qué y para qué….), una taza (¿la de chocolate, la de café?), una cucharada (las hay de tantos tamaños….), una cucharadita (la más pequeñita que tengan….), “harina la que admita”, un huevo (¿pequeño, mediano, grande, XXL…de codorniz?). 


Dicen que “describir” es pintar con palabras…..y yo añado: describir una receta en Mi cocina es contar lo que suelo cocinar y como lo hago   No hay que olvidar que una receta de cocina, en gastronomía, es una descripción ordenada de un procedimiento culinario.


Refrescante, ligera, llena de vitaminas, deliciosa……receta de claros orígenes árabes, que generalmente se prepara con bulgur (trigo molido y desecado) y que sobre todo en Marruecos y los países norte Africanos se suele preparar con la nutritiva sémola de cuscús.




Viajamos pués a paises exóticos una vez más en Mi cocina, preparando ésta receta de hoy, una ensalada fría, que intentaré describir lo mejor posible.



Por cierto ¿Cómo lo llamarían Vds. Tabbouleh, tabulé, taboulé o taboulet?


¿Como lo hice….para mi sola?


Ingredientes:


Un tomate que esté madurito (tipo castellano, de las Huertas del Guadalhorce), un pimiento verde mediano (retirarles igualmente las semillas), un trozo de cebolla blanca (tipo cebolleta, dulce), un trozo de pepino (depende del tamaño, si es muy pequeño, entero), el zumo de un limón (si está muy seco, usar el zumo de dos e incluso tres limones), un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra (como un dedo en posición vertical echados en un vaso de agua), sal al gusto (dos o tres pellizquitos en el salero), dos puñados de cous cous (lo que cabe en mi mano, suelo usar el que no es precocinado, al natural de la marca Gallo y he de reconocer que en ésta ocasión, una vez cocido me pareció mucha cantidad y no lo puse todo en mi plato), una ramita de hierbabuena (seis o siete hojas) y otra de perejil (solo las hojitas).


Los pasos a seguir:


Cocer el cous cous siguiendo las instrucciones del fabricante, aunque con cuidado, no demasiado….es preferible que quede con cierta textura crujiente.


Mientras lavar bien las verduras y picar en dados (trocitos) pequeños.


En un cuenco echar la verdura, agregar el aceite, el zumo de limón, salar al gusto y mezclar bien.




Picar la hierbabuena junto con el perejil.


Añadir el cous cous y las hierbas, mezclar bien todo el conjunto y servir.




Mi Consejo:


Intenten que no predomine ningún sabor, crear una sensación de mezcla de aromas.  Y ya saben disfruten de la cocina, experimenten, prueben, hasta conseguir los resultados que deseen…..y buen provecho. 

7 comentarios:

  1. Yo le llamo tabulé y que sepas que me encanta. Fíjate que ahora mismo llevo una temporadita sin prepararlo en casa y como que al verlo en tu cocina se me ha antojado. Bien fresquito es una delicia, además un plato sano y muy fácil de preparar, no se le puede pedir al más ¿verdad?.

    Besinessss

    ResponderEliminar
  2. Yo la he probado varias veces, me gusta mucho esta receta

    ResponderEliminar
  3. Eso de cocinar a ojo también suelo hacerlo, aunque cuando lo pongo en el blog miro de pesar las cantidades, pero no siempre me acuerdo.
    A mi el cous-cous me gusta mucho en ensalada, aunque también está rico en caliente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Este tabulé o como se llame hoy lo tengo para comer,pero en vez de cucus,arroz, muchas veces me lo preparo y yo pensaba que habia inventado una receta.
    Lo probaré con cuscus a ver que tal.

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a las cantidades, las recetas mientras se van haciendo hay que ir probándolas, porque quien te dice a ti que la cantidad de sal que yo pongo es la que a ti te gusta? en fín tu receta una delicia, como siempre. Besos

    ResponderEliminar
  6. Buena receta, Toñi. Lo del dedo en posición vertical, me ha encantado!!!
    Di a tus hijos que en la cocina hay que tener sentido de las proporciones, que una veces los ingredientes admiten más y otras menos, que lo de las cantidades exactas es para cuando no has pisado una cocina en tu vida.
    Tus recetas son muy buenas y las explicas muy bien. El resto es para los químicos.
    Otra cosa es la repostería, ahí ya tienes que medir rigurosamente.
    Besitos, maestra!

    ResponderEliminar
  7. Buenísimo, además me ha venido estupendo para un día de calor como el de hoy!, fresquita estaba estupenda. Gracias!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...