miércoles, 10 de diciembre de 2014

PASTEL DE TURRON Y CHOCOLATE CON ALMENDRAS CHOCOLATEADAS Y FIDEOS DE CHOCOLATE BLANCO



Sidarta Gautama, más conocido como Buda Gautama, Sakiamuni, o simplemente el Buda, fue un sabio en cuyas enseñanzas se fundó el Budismo.
Buda, el “iluminado”, comprendió el sufrimiento humano y desarrolló a lo largo de su vida la benevolencia y la compasión.   
Cuenta su historia que entre sus primos se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.
Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido pero permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

Dias después, el Buda se encontró con su primo y lo saludó afectuosamente; éste muy sorprendido le preguntó: ¿No estás enfadado, señor?...a lo que le contestó Buda: No, claro que no.

Sin salir de su asombro, le inquirió: ¿Por qué no estás enfadado conmigo después de lo que te hice?.  Y Buda le respondió:

Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.

Hace mucho tiempo que leí una frase que se quedó grabada en mi mente, dice así:el rencor es un veneno que te tomas tu esperando que dañe a otro

Cuando las personas no se comportan según lo esperado, cuando nos decepcionan, cuando nos hacen daño, es normal que nos sintamos mal, por el dolor sufrido y que éste sentimiento se convierta en rencor.

Pero si se prolonga excesivamente en el tiempo empieza a ser un problema llamado resentimiento, que aún siendo difícil de superar en gran medida, hay que intentarlo y disfrutar del poder liberador que tiene el dejarlo ir.  

Olvidar es liberarse y perdonar aún lo es más….aunque no se olvide, el rencor malgasta energía, pensamientos y tiempo.  Ese tiempo y ésa energía que podemos dedicar a momentos más provechosos, vivir el presente, mirar al futuro, procurando ser felices, compartir y disfrutar, llenar la vida incluso de pequeños momentos que nos llenen de felicidad.
 
Aunque hay quien afirma que la verdadera felicidad incluye dolor, tristeza y orgullo, es aprender a vivir con lo que nos rodea, con lo que tenemos y disfrutar de ello, sobre todo en la época que se avecina: La Navidad.
Navidad es la época perfecta para reinventarse, olvidar rencores y regalar felicidad.   Felicidad que no necesita papel de regalo, ni sacrificios económicos, pero sí actitud, coraje, pasión y decisión sobre todo para olvidar lo malo, lo negativo….
Y aunque hoy les propongo hacer un pastel que es un auténtico pecado, propia para regalar a los comensales, deliciosa, fácil de hacer, dulce, que invita a alegrar la mesa en éstas fechas que se avecinan, ideal para un día de fiesta y sacar una sonrisa, reunirse y olvidar duros momentos ….. aunque la tarta es de las que no se olvidan.

Tomen nota y no olviden como hacerla.  Yo seguí la receta de una gran bloguera Fabrisa (En éste enlace irán a su cocina) ….
¿Como la hice?

Ingredientes:
Para la base:
200 gr.de galletas tipo Maria dorada, 75 gr.de mantequilla.
Para la primera capa:
Media tableta de chocolate negro, un bote de nata especial para cocinar (200 ml. usé la marca Asturiana), 200 ml de leche, 100 gr. de azúcar y dos sobres de cuajada (suelo usar de la marca Royal).
Para la segunda capa:
3/4 tableta de turrón blando (poco más de media tableta),  un bote de nata (200 ml., igualmente usé Asturiana), 200 ml.de leche,  100 gr.de azúcar y dos sobres de cuajada.
Para la decoración:
Seis almendras, una hoja de árbol (usé de un árbol de plátano de India), cinco pastillas de chocolate negro, dos cucharadas de aceite de oliva, unas cuantas almendras, un trozo de chocolate blanco y un cuenco con agua muy fría.
Los pasos a seguir:

Machacar las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida de forma que quede una masa homogénea.
Forrar la base de un molde de unos 20 cmts. aproximadamente, con papel especial para hornear y engrasar los bordes untándolos con mantequilla.
Echar la masa de galletas en el interior del molde de forma que quede compacto e introducirlo en el frigorífico.
Mientras se enfría preparar la primera capa:
En un cazo echar la leche, la nata, el azúcar y el chocolate. 
A fuego lento, calentar todo el conjunto, removiendo de forma que queden bien integrados y se disuelva el chocolate.
Una vez haya hervido, añadir los dos sobres de cuajada (mirar las instrucciones del fabricante), remover bien y mantener la cocción durante uno o dos minutos sin parar de remover.
Retirar del fuego y echarlo en el molde.  Dejar que se enfríe a temperatura ambiente unos minutos y volverlo a meter en el frigorífico a fin de que cuaje.
Mientras preparar la segunda capa:
En el vaso de la batidora echar el turrón desmenuzado, la leche, el azúcar y la nata, batiendo hasta que todos los ingredientes estén bien disueltos.
Echar el liquido resultante en un cazo y a fuego lento, removiendo llevar a ebullición.
En ése momento añadir los dos sobres de cuajada, remover bien durante un minuto (seguir las instrucciones del fabricante de la cuajada), retirar del fuego y dejar enfriar un minuto a temperatura ambiente.    
Sacar el molde del frigorífico, comprobar que la primera capa haya cuajado y si es así, suavemente agregar la segunda capa.
Dejar enfriar unos minutos y volver a meter la tarta en el frigorífico para que cuaje.
Mientras preparé la decoración:
La hoja de chocolate:
Intenté seguir los pasos de Fabrisa, pero, soy sincera, he de reconocer que tras varios intentos, resultaron fallidos, bien por mi inexperiencia o por mi falta de paciencia.  
Sí que tengo la suerte de vivir rodeada de jardines, parques e incluso en mi porche y en mi patio suelo encontrar hojas de plataneros.  Unos días antes lavé y las sequé bien entre dos hojas de papel de cocina y las guardé, de hecho las uso incluso como molde para decorar bizcochos con azúcar glas, quedando la forma de la hoja sobre ellos (queda precioso).
Pero que conste que intenté hacerlo, tal y como ella explica en su blog, sólo que yo fundí en chocolate al baño maria y no en el microondas.    Ella lo explica así:
Fundí el chocolate en el microondas (ya sabéis en tramos de 45 seg. y revolver comprobar, así no se os quemará). Puse las hojas con la parte interior hacia arriba, así los nervios de las hojas (pensé) quedarían fijados en el chocolate, como así fue y pinté con un pincel mojado en chocolate todas las hojas. Al cabo de una hora y cuando el chocolate estaba seco, procedí a darle la segunda capa y las dejé así toda la noche.
Retiré con muuuuchísimo cuidado las hojas verdaderas de lo que terminaron siendo las hojas de chocolate, ayudándome en algún momento de un cuchillo de hoja muy fina para despegar los extremos y os diré que tuve mucha suerte porque no se me rompió ninguna, aunque hice 4 pensando utilizar 3 y previendo que se me rompiera alguna, no ocurrió así, mejor, la cuarta nos la comimos “.
La mia pués, como habran podido entender es sólo de decoración, una hoja cubierta de chocolate que lógicamente derretí como indiqué al baño maria y pinté con una brocha, en dos capas, una primera que dejé secar, dándole posteriormente una segunda ….pero ya puetos, se le puede dar algún que otro lametón….
Las almendras:
En una sartén con un poco de aceite tostar las almendras, secarlas bien y pintarlas con el chocolate derretido, al igual que las hojas, dejándolas secar.
El chocolate blanco:

Ví en tv., como derretía un maestro chocolatero, el chocolate, lo introducía en un cucurucho de papel de hornear, cortaba la puntita y dejaba caer hilos en un cuenco con agua fría…consiguiendo unos nidos realmente preciosos….Los sacaba del agua, los dejaba sobre papel de cocina y reservaba para decoración.
Mi prueba, con poco chocolate, inexperiencia y lo dicho….impaciencia, consiguieron éste resultado.
Resultado:

Al dia siguiente, montar la tarta, desmoldando con sumo cuidado, retirando el papel de la base y colocándola en el plato.
Clavar la hoja de chocolate en la tarta, alrededor ir colocando el chocolate blanco y las almendras chocolateadas….
Ahora sí...¿apetece un trocito?

¡¡ Ya va entrando los aromas navideños en Mi cocina !!

Con ésta entrada, es mi deseo abrir mis brazos a aquellas personas con las que me he reencontrado en los últimos meses.    Quienes me conocen realmente, de verdad, saben que mi cariño, mi amistad….siempre estuvo y estará ahí; mi corazón no puede ni quiere guardar rencor…  

La vida es demasiado corta para pasarla resentido.

12 comentarios:

  1. Toñi, hoy es el cumpleaños de mi hermano (es el único que tengo), y por tercer año consecutivo no he tenido tiempo para prepararle una tarta. Cuando he visto ésta me he emocionado, pensando que debería haberle hecho algo parecido. Como todavía no es tarde, voy a ver si puedo prepararla mañana para tomarnos un café el viernes y así poder celebrar su cumpleaños, aunque sea con retraso. Muchas gracias por la propuesta y por tu introducción, de verdad que es una lección de vida, aunque a veces nos cueste tanto olvidar y perdonar. Por cierto, yo también soy fan suya, aunque ahora no comente en ningún blog, sigo viendo todo lo que hacéis. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Siempre que tengo un día raro, me sale alguna receta en tu blogs con esas reflexiones tuyas que tanto me ayudan....vamos, te voy a poner un altar...bstsssssss

    ResponderEliminar
  3. La receta en sí tiene una pinta impresionante, pero es que encima te quedó precioso.. y con los adornos ya, ni digamos :)
    En cuanto a la historia de Buda y la reflexión, estoy muy de acuerdo, pero creo que hay una diferencia entre ser rencoroso y resentido, y estar siempre recordando lo malo y echándolo en cara, y simplemente ser consecuente con los actos y tener memoria. No me considero alguien rencoroso, pero sí es cierto que cuando alguien hace daño la relación ya no es la misma, y hay algunas amistades o familias que por mucho que los quieras, hay cosas que marcan y ponen un antes y un después :)
    pero bueno, yo soy de las que les gusta estar con la gente que quieres, y Navidad es de esas épocas que me gustan porque aprovecho para juntar a gente importante e intentar sonreír lo más posible
    un beesito

    ResponderEliminar
  4. Uummmmmmmmmm que ricaaaaaaaaa a mi me encantaria seguro ,te ha quedado divnisimaaaaaaa.
    Como siempre un placer venir a visitarte y disfrutar de tus fantasticas recetas ,mañana volvere a leer el post de la feria que hoy ya no me da tiempo tengo que ir hacer la cena.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Hoy puedo decir que es una tarta muy buena, ya que en su día también se la copié a Frabisa.
    La hoja de chocolate te ha quedado bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Toñi preciosa tarta y preciosa propuesta para estas fiestas, procuro pesar lo bueno y desligarme de lo malo, soy feliz con mi familia y mis amigos son los de verdad, no quiero mas, quien quiera verme mis puertas estan abiertas, y quien no, pues ellos se lo pierden, no le deseo mal a nadie, y si mis mejores deseos para todo el mundo, un besito

    ResponderEliminar
  7. Solo puedo decirte que !! olé tú !!. Es una tarta ideal para las fechas que se avecinan y por supuesto a tener muy en cuenta porque tiene que estar de chuparse los dedos. El corte habla solo Toñi.

    Besines

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado preciosa y bien rica, un lujazo de tarta. Para las fechas que vienen ya muy pronto, es ideal lo tiene todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Buen día, Toñi!!!!!!!

    Bueeeno, bueeeeno, qué maravilla de tarta, qué linda te ha quedado, me encanta!! Te felicito, seguro que estaba de deliciosa.

    Muuuchas gracias por citarme, pero aquí, todo el mérito es tuyo por haberle puesto ganas y hacerla.
    un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Toñi.
    La introducción a la receta es un ejemplo de lo que todos deberíamos practicar, así no tendríamos que protegernos de tanto resentido como hay por ahí.
    Y la tarta, de diez!!!
    Besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Pero qué ricura de tarta! En cuanto la he visto me he enamorado, directa a favoritos. Además, es super vistosa y quedas como un dios :D

    1 besazo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...