miércoles, 7 de enero de 2015

PICANTON ASADO CON BACON, AJOS Y TOMILLO



Una vez más como es habitual, un producto, una receta hace despertar en mi ése afán por saber, por aprender y descubrir detalles, historias y orígenes de lo que cocino.  En ésta ocasión, la curiosidad me ha llevado a intentar saber el origen del pollo ¿Cómo, cuándo y por qué llegó a ser uno de los alimentos más consumidos?

Llego a suponer que el éxito de la gallina y el gallo estribaron en el hecho de que sería y es una especie muy dócil por su escasa capacidad para volar, lo que la haría muy dependiente de los humanos, que a cambio la mantenían a salvo de depredadores.     Curiosa esta asociación consistente en ser defendido para luego ser comido.

Hoy por hoy, presente en todo el mundo, el antepasado de la gallina doméstica aún hoy en día se puede encontrar en estado salvaje, el “Gallus Bankiva” en su lugar de procedencia: India.

La domesticación de tan noble animal, tuvo su origen en Oriente, extendiéndose hacia el oeste; existe documentación  sobre las primeras gallinas en Egipto, concretamente  en tiempos de Tutmosis III (entre el 1500 y el 1450 a.C.), las cuales formaban parte de un tributo de un pueblo asiático.

Pero el pueblo del antiguo Egipto, no sólo domesticó gallinas, sino lo verdaderamente importante de ésta gran civilización fue el descubrimiento de la incubación artificial: nació la avicultura.

Fueron los egipcios los primeros en occidente que se dedicaron a la cría de éste animal, pasando más tarde al mundo greco-latino.  

En España, los primeros restos hallados pertenecen al siglo VII a.C. y se encuentran en las colonias fenicias de la costa de Malaca (la actual Málaga).

El conjunto de los platos típicos de Málaga alberga una versatilidad fruto de su historia y geografía; historia que ha ido dejando huella en la gastronomía malagueña, desde los primeros pobladores en la prehistoria, los fenicios, cartagineses, griegos y romanos, el mundo árabe y el pueblo sefardí,  sin olvidar la influencia de América…y en los últimos tiempos, al igual que antaño nos siguen llegando nuevos productos que llenan nuestros platos de desconocidos aromas y sabores exóticos.

Después de repasar la historia, voy a lo que debo y por lo que supongo que realmente les interesa, a la receta en sí, a explicar como he preparado éstos pequeños pollitos, que en definitiva es por lo que Vds. visitan mi blog.

(El picantón es un pollo de un mes que suele rondar los 500 gramos, cuyo tamaño resulta perfecto para una ración individual). 


¿Cómo los hice?


Ingredientes para dos personas:
Dos picantones, cuatro trozos de mantequilla, 50 grms. de bacon cortado en tiras (lo suelen vender ya preparados en cualquier supermercado), una ramita de tomillo fresco, la piel de medio limón, medio vaso de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño, en ésta ocasión de Periana), una cabeza de ajos, cuatro hojas de laurel y sal.

Los pasos a seguir:

Precalentar el horno a 180º C.

Mientras introducir en cada picantón un trozo de la piel del limón, dos dientes de ajos pelados, una hoja de laurel, una cucharada de mantequilla y una ramita de tomillo, bridar (amarrar con cuerda especial para la cocina) las patas a fin de que conserven la forma.

En una fuente especial para hornear echar los trozos de bacon y colocar encima de ellos los picantones, salar al gusto.

Colocar encima de cada uno de ellos la mantequilla y regar con el aceite de oliva.

Cortar los ajos restantes (sin pelarlos) por la mitad e introducirlos boca abajo en el aceite junto con dos hojas de laurel y el resto del tomillo.  



Introducirlos en el horno y dejarlos cocinar durante unos 60 minutos aproximadamente (calor arriba y abajo); estando pendientes de darles la vuelta para que vayan dorando por ambos lados, siendo la última vuelta la que dejemos la parte de la pechuga a la vista.

El resultado es un pollito maravilloso, que podemos acompañar con unas patatas fritas, huevos fritos, verduras al vapor aliñadas con limón y aceite de oliva o con una ensalada.

Fácil de hacer, sano y rico, rico, rico……

8 comentarios:

  1. Feliz Año Toñi!!!
    Qué bonito color tienen estos picantones, ya me imagino el rico sabor con todos esos ingredientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. desde luego q lo q mas me llama la atencion es el color tan rico q tienen!!! y esos ajos, bacon y tomillo le dan un toque rico y lleno de sabor

    ResponderEliminar
  3. Hola wapisimaaaaaa en primer lugar desearte un feliz año nuevo aunque sea con retraso pues he estado desconectada unos dias del blog y no lo habia echo ,los picantones ademas de estar de muerte relenta te han quedado de relujo como siempre es un placer venir a tu cocina me marcho babeando uummmmmmm.
    Bicos mil y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Oooohhh qué bueno! Mira, el otro día me encontré los picantones en el super y me dió curiosidad cocinarlos, ya que nunca lo he hecho. Creo que he dado con la receta perfecta para mi estreno ;)

    1 besazo y feliz año!

    ResponderEliminar
  5. Pero que buena pinta tiene!!! madre mia jejeje

    saludos

    ResponderEliminar
  6. que colorcito y pinta tan apetecible!! un bocado divino! bicos y feliz año

    ResponderEliminar
  7. Que ricos y que doraditos!!! Tienen que estar muy buenos.
    Un abrazo!!!
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...