miércoles, 24 de junio de 2015

TARTA HELADA DE YOGUR Y LIMON



"La risa es un alimento prodigioso para el alma, y la tenemos muy olvidada" José Mota (humorista español)
Acaba de entrar el verano y va apretando la calor, aunque el agua en éstas fechas aún en nuestra bahía está fría, el color azul celeste de la mar y la calma de levante me dicen lo contrario y me invitan a bucear, aunque francamente sin traje de buceo es complicado y mi traje se me está quedando pequeño (el neopreno encoge o yo he cogido peso).

No por ello me resisto a pedir que nos llevemos las aletas y las gafas de buceo para poder disfrutar de ése otro mundo paralelo que me apasiona.

Son poco más de las diez de la mañana y me pueden las ganas de entrar en el mar, de sentirme y convertirme en mi propio avatar sumergiéndome en ésa otra dimensión, siendo un ser más de los muchos que viven en la profundidad azul del mar malagueño.

Sin tan siquiera el chaleco de calor de neopreno, con mis prisas unidas a las ganas de bucear saco de la mochila las aletas, las gafas y el tubo.   

Me adentro un metro escaso e intento con muchísima dificultad calzarme la primera aleta….¡¡ Virgen santísima, habrán engordado mis pies o los tengo hinchados !!.  Qué trabajito me cuesta el primero y me viene a la mente "Give me hueco, give me hueco, que habiendo hueco, yaaa, yoo yaa..."

Me agacho y me siento en el agua, "behind the rocas” …. “aberrrrrrronchá cooooontra el rrrocaje vivo” y pienso igual me las estoy poniendo al revés y hablando sola me digo:  "Perhaps ésta is pa otro lao" “¡Oh my god!", por fin lo conseguí…aunque me duelen muchísimo los pies.    Así que ahora, vamos con las gafas.
Escupo en ella para evitar que se empañen y  le coloco el tubo….intento ponérmela, no veo bien, me las vuelvo a quitar, las meto en el mar, una vez, otra, vamos “dando tantas vueltas como una vaca sin cencerro”.

Me pueden los nervios, lo veo todo borroso, al intentarlo una vez más me hago daño con el tubo…siento que no es el mio al meter la boquilla entre mis dientes  y vuelvo a hablarme a mi misma:  "Be carefull, be carefull with your hocico, what the final is breaking.".

Me vuelvo a la orilla, con las gafas y el tubo en las manos y me quito las aletas “me queda menos honra que a un gato asomado a una horza”, aunque salgo poco convencida en cuanto a salir del agua, aunque siendo realista “si hay que ir se va…..pero ir pá ná es tontería”; cuando escucho su voz diciéndome: ¡¡¡ el annnnnnnnssssia viva !!!  ¡¡ Lo que pasa es qu´ eres múuuuu teeeeeerca !! ¡¡ que no pasa ná…pero no pasando ná, que sepas que ser eres !!

Pués sí….utilizando otro de los muchos “gritos” y frases que ha popularizado el genial humorista José Mota, de quien las he ido tomando prestadas para contaros ésta historia verídica que me ocurrió éste pasado Domingo…..y no miento “me caí con todo el equipo” y es que él equipo no era mio….las gafas de buceo graduadas (como iba a ver) y el tubo de mi marido, las aletas dos números menos, de mi hija.    Las mias, se quedaron en la orilla....

¡¡  Ay señor,señor, llévame pronto...!!

Así que visto lo visto…..se fastidió el buceo y me dije "Hoy no, Mañaaaanaaa".

Pero el Domingo dio mucho de sí y disfruté no sólo preparando una tarta bien fresquita para mitigar las calores, sino que lo hice en buena compañía, las de nuestros amigos y vecinos….a quienes en broma les dije ésta otra frase de José Mota: "Mira, pero no toques. Toca, pero no pruebes. Prueba, pero no saborees". 
Sí que la saborearon, por supuesto……”se liaron a comer……igual que un caiman en Miami”

Y Vds. ¿Qué no la van a probar?.....Mis amigos se lo aconsejan…les encantó, sobre todo a su niña, Laurita, quien aún tan pequeña no dudó en sacar una foto y subirla a las redes sociales en nombre de su madre.

 Por ella mereció la pena prepararla.

¿Cómo la hice?

Ingredientes:

Un paquete de galletas tipo Maria dorada, 75 grms. de mantequilla, 2 yogures de limón, el zumo de un limón, un bote pequeño de nata para montar, 100 ml. de leche condensada, cuatro cucharadas soperas de azúcar glas, un limón cortado en finas rodajas (un poco de la piel cortada en tiras), un sobre de gelatina en polvo, un vaso pequeño de agua.

Los pasos a seguir:

Engrasar los laterales de un molde y colocar en la base papel de hornear.

Meter en el frigorífico el recipiente donde se vaya a montar la nata (ambos deben estar lo más frio posible)

Triturar las galletas de forma que quede lo más fina posible y derretir la mantequilla en el microondas.
En un cuenco mezclar las galletas con la mantequilla derretida y hacer una pasta, echándola en el molde, esparciéndola de forma que quede compacta y homogénea.  Meter en el frigorífico.


Mientras:

Montar la nata añadiéndole dos cucharadas de azúcar glas (suelo batirla con las varillas eléctrica, pero pueden realizarlo con la batidora) procurando que quede firme pero con cuidado de no prolongar el batido, ya que se cortaría.  Reservar.

En otro cuenco echar los dos yogures, la leche condensada, dos cucharadas soperas de zumo de limón y remover bien hasta conseguir que todos los ingredientes queden bien integrados.

Agregar la nata montada con movimientos envolventes y echar la mezcla en el molde, de forma que quede la superficie lo más lisa posible.


Meter en el congelador mientras se prepara la cobertura.

En un cazo echar el resto del zumo de limón, del azúcar glas y el agua, añadir las rodajas de limón (con cuidado de que no tengan semillas) y cocerlas durante cinco minutos a fuego lento.

Sacar el limón y dejarlo enfriar.

En el mismo liquido diluir siguiendo las instrucciones del fabricante el sobre de gelatina, removiendo bien a fin de que quede bien disuelta. Apartar y dejar atemperar.

Sacar la tarta del congelador cubriéndola con las rodajas de limón.

A continuación añadir con cuidado el líquido de la gelatina y meter nuevamente en el congelador, dejándola hasta que esté totalmente cuajada. 
Cuando esté lista, sacarla del congelador, desmoldar con cuidado y adornar con trocitos de piel de limón. 
A la hora de servir, la parte superior estará bastante endurecido; quizás mi falta de experiencia a la hora de realizar éste tipo de postre hizo que el resultado, aunque delicioso estuviese más helada de lo que hubiese deseado.   

Pero les puedo asegurar que el conjunto en sí, la base de galletas, el interior del pastel, el “toque” de los limones endulzados y el crujir del helado, quedó realmente delicioso…….


"No te digo que me lo mejores, iguálamelo"


10 comentarios:

  1. Me parece deliciosa y fresquita.Muchas gracias cielo.

    ResponderEliminar
  2. Olá Toni, fiquei muito feliz em saber que você já esteve no Brasil. Adoraria conhecer a Espanha, um país maravilhoso, pois vejo muito pela tv e fotos. E que menina corajosa fazendo mergulho, que delicia esse mar tão límpido e azul. Deve ser muito bom. Adorei sua tarta, gosto demais de frutos cítricos e com iogurte. Ficam fresquinhas e muito saborosas. A tarta está linda. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Menuda odisea la tuya intentando bucear a contracorriente porque con unas aletas dos números menos demasiado que te las calzaste, jejeje, todo esto son anécdotas o historias tan realistas como las de José Mota.
    La tarta me encanta, los postres de limón son de mis preferidos, sobre todo si se comen después de una buena comida, son refrescantes y digestivos. Te ha quedado una tarta muy bonita, con razón tus amigos quedaron maravillados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. una maravilla de receta, qué rico
    en casa hacemos una parecida
    un beesote

    ResponderEliminar
  5. Que tarta más buena!!! Me encanta se ve deliciosa y fresquita.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. Esta tarta es perfecta para el verano me encanta la preparo todos los años asi y es sencilla de preparar y muy refrescante.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Jajaja lo de las gafas graduadas podrían servir de inspiración para un sketch de Mota, no se si será verdad, pero el "aberronchao" es malagueño, nosotros es que lo vemos y nos hace mucha gracia.
    La tarta de limón helada, es de mis preferidas, yo tampoco es que sea una experta,pero las que he hecho,salen muy duras, tanto, que en mi casa la primera vez causó una sobremesa muy cachonda, hay que sacarla mucho antes que una tarta helada industrial, pero merece la pena, y sino, se espera!

    ResponderEliminar
  8. Madre mia te imagino con las aletas dos numeros menos ains yo ya no hubiera insistido mas de una vez al no entrarme con lo delicados que tengo yo los pies no soporto el calzado apretado y luego las gafas graduadas , si es que hay veces que nos pueden mas las ganas que nada.
    Nunca he buceado pero tiene que ser una gozada poder nadar entre los peces , seguro que la proxima vez si miras antes de ir si llevas tu equipo.
    La tarta de relujo como todo lo que sale de tu cocina no es de extrañar que la hija de tus amigos la subiera al faceboook , no creo que haga falta mejorarla como te he dicho te ha quedado de relujo , cuando apriete el calor la hare un dia me ha encantado.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus.....el ansia vivaaaaaaa....mi equipo estaba en la bolsa, en la playa. Si es que como me dice mi marido: soy "maria bullas".... Gracias por estar siempre ahi, en mi cocina. Besitos.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...