miércoles, 1 de julio de 2015

FILETES DE ATUN EN SALSA DE VINO BLANCO



¡¡ Ozú que calor !! Vueltas y  más vueltas….no puedo dormir.    Abro los ojos y en la tenue y grisácea tiniebla de la habitación distingo pequeños rayos de la luna llena que entran junto con una leve brisa que me huele a mar por los agujeritos de la persiana de una de mis ventanas.

Abro el otro ventanal de mi habitación, justo enfrente, intentando que corra un poco de aire.     Los hermosos postigos marengos abiertos de de par en par, me permite distinguir la altiva araucaria que se mece suavemente, como intentando tocar las centelleantes estrellas que tintinean al unísono del cri-cri-cri de los grillos y el ulular de algún búho posado en sus ramas.

Cierro los ojos y presto atención a los sonidos de la noche, los grillos han dejado de cantar y sólo escucho el silencio……un silencio roto por un lejano ladrido de algún perro aullándole a la luna llena y de aquel gato callejero maullando y yo imagino que galantea a su amada.

Dos plantas más abajo, en la sala de estar, con las ventanas abiertas  aspirando los aromas de los jazmines y la dama de noche, mi hija está viendo la televisión, me consta, aunque no se escucha ruido alguno, está viendo la final de Masterchef.   A ella, también le apasiona la gastronomía……

Sigo dando vueltas y mi mente vuelve a la cocina ¿Qué haré mañana? Con la “fresquita” iré al Mercado de Huelin, compraré atún y lo prepararé con vinito blanco, cebolla y ajitos……



El calor va remitiendo, el silencio de la noche me relaja, cierro los ojos, solo escucho el silencio absoluto, me vence el sueño pensando en ése atún en salsa de vino blanco…..

¿Cómo lo hice?  

Ingredientes para dos personas: 
Un filete de atún por comensal, dos hojas de laurel, una cebolla blanca dulce (tipo cebolleta), cuatro dientes de ajo, 12 granos de pimienta negra, un vaso pequeño de vino blanco, medio vaso pequeño de aceite de oliva virgen extra y sal.

Los pasos a seguir:

Picar la cebolla en juliana (en tiras finas y alargadas), los ajos en láminas.

Echar el aceite en una cacerola plana y pochar a fuego lento la cebolla y los ajos, salando previamente, removiendo con cuidado de que no se lleguen a quemar, aunque dejándolos que tomen un poco de color (le aportará sabor y color a la salsa).

Añadir las hojas de laurel y la pimienta, incorporando y colocando encima del refrito los filetes de atún dejándolo hacer durante un minuto por ambos lados (a fin de que se sellen).

Agregar el vino y llevar a ebullición, tapar la cazuela y dejar cocer unos minutos, removiendo la sartén sobre el fuego a fin de que no se pegue al fondo los ingredientes y que el líquido cubra también los filetes de atún, dejándolo reducir al gusto.   Rectificar de sal.

Acompañar con arroz blanco…..

¡¡ Buen provecho ¡!

5 comentarios:

  1. Sí que hace caló!!! Madre mía y lo que nos queda todavía...
    Esta salsa de vino blanco me encanta por su sencillez, su sabor y porque igual te sirve para un pescado que para una carne, en casa la elaboro muchísimo (yo le incorporo además un par de clavos), Enhorabuena Toñi, un beso y que lleves el caló lo mejor que puedas!!!

    ResponderEliminar
  2. Olá Toñi!!
    Esses filés estão belíssimos e resultaram num delicioso prato!
    Beijos! =)

    ResponderEliminar
  3. Cuesta pillar el sueño con estos calores, buen momento para pensar en el menú del día siguiente.
    El atún con salsa que lleve cebolla queda perfecto, más meloso que si lo hacemos a la plancha además el vino también ayuda a que quede tierno y sabroso.
    Muchísimas gracias por tus palabras tan amables Toñi!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me apunto esta idea, me encanta el atún.

    ResponderEliminar
  5. Excelente plato como todos los de tu blog.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...