jueves, 23 de julio de 2015

GAZPACHO DE NECTARINAS



Quienes visitan Mi cocina, saben que me siento orgullosa de Málaga, que procuro divulgar, compartir en la medida de mis posibilidades sus bondades, sus paisajes, su cultura y la gastronomía de ésta maravillosa tierra que me vio nacer procurando no ser exagerada, aunque hay que reconocer que me mueve lógicamente mi pasión por ella.

La vida ha sido muy generosa conmigo y he tenido la suerte de poder viajar por muchos países pudiendo visitar los cinco continentes, pudiendo asegurar que me ha cautivado cada uno de los lugares que he conocido….por lo que, sin lugar a dudas, debo decir, en mi humilde opinión, que Málaga es uno de los mejores lugares del mundo para disfrutar de la vida.

Sí, ya lo sé, mis raíces, mi lugar de origen, la pasión, tal y como he dicho antes, me mueve pero Málaga lo merece, aunque Vds. mientras me leen piensen y les parezca sumamente exagerada….Procuro no serlo, pero lo reconozco, como buena malagueña,  lo soy, es habitual en la idiosincrasia de cualquier malagueño, lo llevaremos en los genes, en nuestra forma de ser.   

Desde que el mundo rueda, desde el comienzo de los días y sobre todo en éste país, existen los tópicos y los estereotipos, y a los malagueños, como no podíamos ser menos, nos tienen catalogados de exagerados…..¡¡ quizás sea verdad, quién sabe !!

A mi me suelen decir que lo soy y mucho….y pienso: bueno, a veces, no siempre…..

En ésta ocasión, en cuanto a mi tierra, a Málaga, no les exagero….como no exagero cuando digo que en ésta Costa del Sol, hace muchísimo calor.      

Al Sol le gusta Málaga, vive aquí y brilla más de 300 dias al año; en invierno se agradece, pero probablemente, en éstos días de verano, cuando pega sobre todo el viento de poniente, o el famoso “terral”  no nos haga tanta gracia a los malagueños.

Dias con tanta calor que igual no echaríamos de menos al astro rey; días en los que el calor aprieta tanto que a pesar del aire acondicionado se me quedan pegadas las teclas del ordenador a mis dedos, mientras procuro escribir la introducción para que ésta receta salga de mi horno personal, mi imaginación, y poder publicarla lo antes posible.

Horno, sol, calor, terrá……y es que la calor no se quiere ir de ésta bendita tierra, parece que se ha asentado de forma que los termómetros no pueden bajar de los grados necesarios para que los malagueños podamos sobrevivir.   Y Vds. dirán: ¡¡ qué exagerada !! y ahora sí, debo reconocerlo….somos exagerados hasta para pasar calor.

Y ya no digo en Mi Cocina, en la real….que al mediodía sobre todo el Sol se auto invita y entra a raudales.   

Aunque me consta fehacientemente que me visitan desde todo el globo, desde zonas lejanas del mundo, donde en éstos momentos muchísimos de los amigos lectores están pasando frio, con la chimenea encendida, la estufa o super abrigados, mi sugerencia para hoy, vuelve a ser una sopa fría…..aconsejo si pueden, una vez más disfrutar de mi Málaga, en la mar, tomar una bebida refrescante, comer en un merendero…o quizás bajo la sombra de cualquier árbol de los bosques, montañas o valles malagueños.    

Si tienen que entrar en la cocina, les animo a preparar éste delicioso (y no exagero, que conste) gazpacho de nectarina, donde procuro una vez más hacerlo lo más completo posible.  

He elegido ésta fruta similar al melocotón, pero un poco más pequeña y con la piel lisa, con un sabor es un poco ácido, lo que ya indica que es rica en vitamina C, que apenas tiene calorías, sólo unas 55 kcal por cada 100 gramos, es básicamente azúcar, agua y cantidad de fibra, vitaminas y minerales, algo así como una bebida isotónica que se mastica.

Frutas, verduras, un plato completo, lleno de salud….para combatir las calores, que a la hora de añadir ingredientes para guarnición me dicen en Mi Cocina: ¡¡ Eres muy exagerada !!   Pués sí, como buena malagueña…..soy “mú exagerá”.

¿Se animan a probarlo?


¿Cómo lo hice?

Ingredientes para dos personas:

Tres nectarinas, media cebolla pequeña blanca (tipo cebolleta), medio pepino, un pimiento verde, dos pimientos baby de color naranja, un huevo cocido, una lata de atún en conserva (bien escurrido), aceitunas aloreñas (de Málaga, aliñadas y partidas a las que hay que quitarles el hueso), dos cucharadas soperas de vinagre de vino, dos rebanadas de pan (sin corteza), cuatro cucharadas soperas de agua fría, sal, aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño), jamón serrano cortado en taquitos (ya suelen venderlo en supermercados), un diente de ajo.

Los pasos a seguir:

Poner el pan a remojar en un cuenco con un poco de agua fría.
Pelar las nectarinas y cortarla en trozos, reservando algunos trocitos para guarnición e incorporar en el cuenco.

Lavar los pimientos y el pepino quitándole la piel procurando dejar algo de verde (así conseguimos que no se repita), pelar el diente de ajo (quitarle la raíz central), cortarlo y añadirlo al cuenco.  Dejar algunos trocitos del pimiento baby naranja para decorar.

Sazonar al gusto, echar un chorreoncito de vinagre de vino, un poco más de agua, un chorreón de aceite de oliva, sal al gusto y triturar con la batidora procurando que quede una masa lo más fina posible.

Colar por un tamiz el gazpacho, si desean obtener una textura más suave y delicada..

Probar y rectificar si fuese necesario, bien de agua, de vinagre, aceite o sal….hasta que quede al gusto y obtener la consistencia deseada.

Para servir bien frio, guardar una media hora en el frigorífico.

Mientras se enfria, cocer un huevo en un cazo con agua durante unos diez minutos aproximadamente.   Una vez cocido, pelarlo, cortarlo en trozos y reservarlo.

A la hora de servir echar el gazpacho en el recipiente y colocar por encima el resto de la guarnición; en ésta ocasión he puesto una rodaja de pepino, atún, jamón serrano, trocitos del pimiento baby, de cebolla, aceitunas, huevo y un buen chorreón de aceite de oliva.

¡¡ Repetirán….no les exagero !!

6 comentarios:

  1. Ummm que pinta más buena, de lo más apetecible y debe de estar de muerte. Tomo nota
    Besos guapetona

    ResponderEliminar
  2. Ya lo creo que repetiría y más con las altas temperaturas, no tan altas como las de Málaga, pero en ello estamos este año.
    El punto dulce de la fruta queda muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. riquisimo se ve delicioso y con esta calor es lo que mas apetece me lo apunto besossss

    ResponderEliminar
  4. Ay que caló mas mala está haciendo, aqui por Estepona al terral lo llamamos poniente, dicen que no es lo mismo, yo creo que si, la cuestión es que no exageramos, este mes de julio es muy muy caluroso, pero bueno, si echamos manos de platos tan refrescantes como este, seguro que será mas fácil soportar el verano, por supuesto que esto pienso prepararlo, porque en mi casa, porras o gazpachos, es diario.....besos

    ResponderEliminar
  5. Que buena receta, y me encanta lo de acompañarlo con tropezones :) Yo soy de morder y también echo mucho tropezón.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante. Una combinación sorprendente!

    https://www.homedelicatessen.com

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...