lunes, 13 de julio de 2015

HELADO DE YOGUR



Para una persona muy especial, en un dia muy especial: el cumpleaños de mi hijo.

Me guía una vez más la curiosidad e intento buscar el significado de una palabra en concreto, en ésta ocasión, una que cuando las mujeres que somos madres la decimos, inmediatamente, se nos engrandece el corazón; un sentimiento inexplicable florece a la vez que se nos dibuja una sonrisa en los labios.

Quise buscar la etimología de la palabra: hijo.   Y me encontré con una clara y concisa respuesta: para saber lo que ha detrás de ella, sólo tienes que preguntarle a una madre.
Aunque me quedo con la definición que escribió el genial poeta y novelista José Saramago 

Definición de HIJO
"Hijo es un ser que nos prestaron para un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y de nosotros aprender a tener coraje.
Sí, ¡es eso! Ser padre o madre es el mayor acto de coraje que alguien puede tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo de perder algo tan amado.
¿Perder? ¿Cómo? No es nuestro, ¿recuerdan? Fue apenas un préstamo...
Cierto pero es un préstamo que llega a convertirse en el don más preciado que jamás llegamos a tener en el efímero tiempo que dure el empréstito. Un préstamo por el que damos la vida, sabiendo que hay que devolverlo. Un préstamo sin intereses ¡pero cuyo cuidado lleva implícito el mas alto sacrificio y la defensa mas sólida!
Cuida tu préstamo, muchos lo querrán, otros lo odiarán, pero para vos ¡no tiene precio!"
Para mi, como madre, mi hijo, Alejandro, tal y como dijo el poeta: no tiene precio.    Mañana, 14 de Julio, cumple 34 años. 

Por y para mi hijo, he preparado éste helado, su favorito, el helado de yogur.

Un helado por el que siente debilidad desde que era pequeño.   Tradicionalmente lo preparan en Heladeria Ignacio Mira en la Avda. Mayorazgo, en la zona El Limonar, de la capital malagueña.    
Allí, casi cada tarde…él degustaba su tarrina de helado de yogur, aún hoy en día, es allí donde lo compra y saborea…..

Espero, ya que aún no lo ha probado….haber conseguido ése sabor que tanto le gusta.  

¿Cómo lo hice?  

Ingredientes:

Las yemas de 3 huevos, cuatro yogures (he usado azucarado de la marca Danone), dos cucharadas pequeñas de azúcar avainillada, 50 grms. de azúcar glas, dos botes de nata especial para montar.

Los pasos a seguir:

Meter el recipiente donde se vaya a montar la nata en el frigorífico (tanto éste como la nata deben estar muy frios).

En un cuenco echar las yemas, el azúcar glas y el azúcar de vainilla y con unas varillas batir hasta conseguir una masa homogénea y blanquecina.

Añadir sin dejar de remover los cuatro yogures, uno a uno…removiendo bien de forma que queden integrados todos los ingredientes (1)

Sacar el recipiente donde se vaya a montar la nata del frigorífico y montar la nata con unas varillas.

Agregar la nata montada a la masa con movimientos suaves y envolventes hasta que quede una masa homogénea.

Si tienen la heladera, siguiendo las instrucciones del fabricante, echar la masa en ella hasta conseguir la consistencia deseada.

Sacar el helado de la heladera, echar el helado en el recipiente donde se vaya a guardar y meterlo en el congelador.

Si no lo van a realizar con heladera, deben seguir éstos pasos:

Una vez se haya preparado la mezcla de todos los ingredientes, el paso que he indicado con la señal (1) continuar según explico a continuación:

Pasarlo al recipiente donde se vaya a guardar (el consejo es que sea a ser posible un recipiente de aluminio), tapar con papel film y meter en el congelador durante tres horas.

Transcurridas las tres horas, sacarlo del congelador dejando que se ablande un poco, remover bien.

Montar la nata y añadirla  al helado removiendo con suaves movimientos envolventes hasta conseguir una mezcla homogénea.

Volver a tapar con papel film y meter nuevamente en el congelador durante una hora.

Pasado ése tiempo, sacar del congelador y remover para evitar que se cristalice, realizando ésta operación al menos dos o tres veces más.

Fácil y rapidamente obtendrán, de forma manueal o con heladera un riquísimo helado casero, natural e ideal para pequeños y no tan pequeños.

3 comentarios:

  1. Muchas felicidades a tu hijo, espero que mañana podáis celebrarlo todos juntos. Seguro que va a encantarle el helado que le has hecho, siendo su favorito no puede fallar, incluso encontrará el tuyo más rico que ninguno.
    Se ve muy cremoso, dan ganas de coger la cucharilla, qué digo cucharilla, mejor una cuchara bien grande y empezar a comerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que rico¡¡¡, yo me comia uno ahora mismo, muchas felicidades a tu hijo, besitos

    ResponderEliminar
  3. Olá Toñi!!
    Perfeito, a textura ficou linda!!! Sorvete de iogurte combina super bem com todos os tipos de caldas para acompanhamento!
    Beijos e linda semana pra ti! =)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...