miércoles, 3 de febrero de 2016

ESPAGHETTIS AL "NERO DE SEPIA" ACOMPAÑADO DE SALMON Y LANGOSTINOS AL PIL PIL CON CHILE, TOMATE FRESCO, PIMENTON, VINO BLANCO Y CILANTRO



Tirando, tirando y tirando del hilo, mejor dicho del espaghetti….intentado una vez más aprender un poco más sobre el origen de uno de los alimentos más conocidos y reconocidos a nivel mundial, comparto a continuación lo que he llegado a leer éstos días sobre la pasta.

Dejo atrás la leyenda de que fue gracias a Marco Polo su descubrimiento y posterior difusión por Europa…..La pasta ya era conocida y reconocida inclusive en Italia. 

La Historia una vez más se reafirma en que la pasta es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad; su raíz es tan antigua como el de la agricultura.   No hay que olvidar que la pasta al fin y al cabo es agua mezclada con un cereal molido, secado al sol para mejorar su conservación, nació así el pan y la pasta.

Probablemente fue desarrollada en diferentes partes del mundo de forma paralela. Existen teorías que establecen su origen en China, India, en el mundo árabe y en el mediterráneo. La referencia más antigua se data de 4.000 años antes de nuestra Era, concretamente en China.

No obstante, hay constancia de que en el continente americano, concretamente los Incas y pueblos mas antiguos elaboraban una pasta aplastada con la mano llamada quispiño hecha a base de quinua, que es cereal que tiene mas 10,000 años de antigüedad,esta pasta se consume en la actulidad en los pueblos andinos, los ingredientes son entre otros, harina de quinua, agua y cal.

Volviendo al Mediterráneo, en la antigua Grecia, Aristófenes y Horacio nos hablan del “laganon”, una mezcla de agua y harina estirada y cortada en tiras.   Cicerón lo cita como su plato preferido.

Curiosamente, en la antigua Roma, en el siglo IV a.C. ya existían utensilios dedicados a formar y cortar pasta.

En la edad media se usa el término genérico de maccheroni para referirse a la pasta.  En el siglo XV a la pasta se le denominada lasagna y los artesanos que la elaboraban eran los lasagnare.

Posteriormente, en el siglo XVI aparecen los fidelli a cuyos fabricantes se les llama fidellai. En el siglo XIX los llaman vermicelli actualmente a los artesanos, generalmente mujeres, que elaboran pasta fresca se las llama pastaia.

En 1740 Paolo Adami abrió la primera fábrica de pasta en Venecia. A finales del siglo XIX y principios del XX se introducen muchas mejoras en los procesos de fabricación: nuevos tipos de molinos para el trigo, prensas hidráulicas para formar la pasta seca, secado artificial de la misma; que permiten mejorar su producción y alargar la conservación.

Una cosa es cierta: los italianos son quienes han convertido la pasta en lo que es hoy en día, tal como se la conoce en todo el mundo, creando nuevas formas, colores, sabores, texturas y formatos.  Incluso para ponerles nombre, traspasando idiomas y fronteras.  

¿Sabian que……?  Los nombres en italiano dan una pista de la forma de la pasta. Los que acaban en "-elle" y "-elli" se usan para referirse a pastas gruesas (ej. pappardelle), las finas suelen acabar en "-ette" y "-etti" (ej. spaghetti). Las que acaban en "-one" y "-oni" suelen tener un diámetro amplio, mientras que "-ine" e "-ini" son los sufijos que se emplean para referirse a las que tienen un diámetro reducido: en concreto, a los spaghetti más finos se les llama spaghettini, mientras que los gruesos son "spaghettoni"

Además, siguen siendo los principales productores e innovadores, lo dicho: la pasta no tiene limites…

Los espaguetis negros están preparados con tinta de sepia, lo que les da ese color tan particular y original con un ligero sabor a sepia, así que ideal para mezclar con pescados y mariscos.    En ésta ocasión los he preparado con salmón y langostinos, que junto con el refrito de ajitos con un toque picante hace resaltar el sabor especial a mar de ésta receta.

El color es importante a la hora de vestir un plato y en las pastas es el elemento protagonista. En este caso el negro de los espaguetis y el contraste del rojo que le aporta el pimentón al salmón y a los langostinos hace que sea muy apetecible a cualquiera que le guste la pasta.


¿Cómo lo hice?

Ingrediente para dos personas:

200 grms. de pasta, 2 filetes de salmón fresco (unos 150 grms.aproximadamente),  10 langostinos, una cucharada de pimentón dulce (pimiento molido, no picante), dos dientes de ajo, dos pimientos chiles pequeños (guindillas), una rodaja de tomate (sin piel), medio vaso pequeño de vino blanco, una rama de cilantro fresco (solo las hojas), , medio vaso pequeño de aceite de oliva virgen extra, 2 litros de agua y sal.

Los pasos a seguir:

´Trocear el salmón en taquitos pequeños, pelar los langostinos. Reservar.

Pelar y cortar los ajos en trocitos pequeños.

En una sartén echar el aceite y pochar a fuego lento los ajos durante medio minuto, agregar el tomate y los pimientos chiles y dejar hacer unos segundos, añadiendo a continuación los trozos de salmón y los langostinos, removiendo con cuidado durante uno o dos minutos.

Agregar el pimentón y echar el vino llevando a ebullición dejando reducir uno o dos minutos.  Apartar del fuego y mantener caliente.

Mientras, calentar en una cacerola el agua salando al gusto y añadiendo una cucharada de aceite dejar que empiece a hervir.     En ése momento añadir los espaghetis, removiendo con una cuchara de madera para que no se peguen y queden sueltos.

Dejar cocer siguiendo las instrucciones del fabricante o hasta comprobar que están al “dente”.
Apartar del fuego y escurrirlos bien.

Añadirlos a la sartén y remover a fin de que absorban el sabor del pil pil.

Al emplatar decorar con el cilantro muy picadito.

¡¡ Buen provecho !!

7 comentarios:

  1. Que maravilla, no puedo dejar de babear, esto tiene que estar de muerte, me los hago pero ya. Besos

    ResponderEliminar
  2. Toda una lección sobre la pasta, que siempre aprendemos algo nuevo.
    Me gusta mucho el contraste del color de la pasta con el salmón y los langostinos y también me encanta su sabor, un plato 10.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh cosa rica, me encanta esta pasta y el acompañamiento que lleva tiene que estar para chuparse los dedos!!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  4. Un plato para quitarse el sombrero y disfrutarlo de principio a fin, Toñi. Al igual que Ana, me encanta ver el contraste del color en el plato, es llamativo, vistoso y aún hace que te apetezca más, si cabe.

    Besinessss

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado de relujo que pena no poder catar un plato seguro estan de muerte relenta uummmmmmm.
    Como siempre es un placer venir a visitarte el post es de lo mas instructivo.
    Bicos mil y feliz finde potita mia.

    ResponderEliminar
  6. Fantástica entrada Toñi, porque nos das a conocer además de la historia de la pasta, sus variedades. Gracias por darnos a conocer la cultura italiana, y gracias también por esta fantástica receta que te hace a boca agua nada más que imaginándola. Ja ja. Besitos Toñi, y buena semana. Me la llevo para hacerla. :)))

    ResponderEliminar
  7. Con lo que me gusta la pasta y la sepia, esta combinación tiene que estar de vicio!
    Yo acabo de hacer un blog y soy una novata pero te lo paso por si quieres echarle un vistazo o darme algún consejito. https://justfoodlovers.wordpress.com/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...