viernes, 17 de junio de 2016

CROQUETAS DE CHOCOLATE



Hace tiempo leí en algún lugar ésta frase: “El artista nace, de él depende si se hace”.
Siempre estuve convencida y cada día que pasa aún más me reafirmo en ello, que la carga genética determina las habilidades del ser humano, pero el entorno, el lugar en el que se vive e incluso las vivencias de cada persona influye en todos los aspectos de la vida.

Será por ello que Málaga es tierra de artista, grandes artistas diría yo en muchas facetas ya sean pictóricas, teatrales, músicos, cantantes, escritores y poetas, sin dejar atrás el mundo de la gastronomía.

Puede que sea a que Málaga, gracias a su luz, su color, sus campos, montañas, sierras o la mar, es fuente inagotable de inspiración o porque los malagueños ya tienen el arte en sus genes desde hace miles y miles de años.      

El que es artista, nace artista, pero tiene que irs perfeccionando día a día, cada minuto, porque como decía el poeta nos hacemos “golpe a golpe, verso a verso….”  

Cada persona nace con aptitudes, llámese talento o  don…. una piedra en bruto que hay que pulir, darle forma hasta por último hacerla brillar.

Yo conocí hace unos pocos años a un chef nacido en un pueblecito de Lyon, en Francia, su nombre es Dani Moscugat, quien me comentó que sus orígenes maternos son del Palo, de ésa barriada marinera donde yo nací, vivía justo al lado de mi abuela, María del Carmen Rosa “La Rosilla”, fuente de inspiración que da nombre a mi blog.    Aunque la mayor parte de su vida y su trayectoria profesional la ha realizado en nuestro país, brilla el arte malagueño.

El dice que: “Quien sabe lo que vale no necesita reconocimientos”…Yo prefiero que disfruten conmigo de aquello con lo que disfruto creando.

Yo reconozco su valía como artista y como cocineró disfruté de su cocina y pude comprobar que sus raíces malagueñas no las deja atrás, aunque se ve la influencia de su paso por los fogones con grandes maestros como Martin Berasategui y Pedro Subijana; sabiamos que nuestro amigo Dani es un gran cocinero, bloguero, pintor, fotógrafo, realizador y he descubierto que también es un gran escritor y poeta, ésta es su última publicación: " Jazmines para una biznaga ".  ¡¡ Más malagueño imposible…!!  

Su cocina ha sido fuente de inspiración para “Mi Cocina”, gracias a su receta (pinchando en éste enlace verán su paso a paso) hemos disfrutado de éstas deliciosas croquetas de chocolate. 


¿Como lo hice?


Ingredientes

Para el ganaché:

200 grms. de chocolate de cobertura (fondant), 150 ml de nata (al 33% de grasa), 25 grms. de azúcar, 2 cucharadas soperas de licor de naranja, 20 grms. de mantequilla, una cucharada sopera de ralladura muy fina de una naranja y una cucharada pequeña de esencia de vainilla.

Para el empanado:

100 grms. de almendra cruda en polvo, 50 grms. de coco en polvo (en receta original harina de frutas), 5 grms. de azúcar avainillado, un vaso de maicena, dos huevos y pan rallado (éste último ingrediente es de "mi cosecha" personal, debido al miedo de que se deshicieran al freirlas)

Los pasos a seguir:

En un cazo echar la nata y a fuego lento calentarla sin que llegue a hervir.  Añadir el licor de naranja, la esencia de vainilla, la ralladura de la naranja y el azúcar.   Remover bien de forma que queden todos los ingredientes totalmente diluidos, en el momento de que empiece a salir vapor de la nata, apartar del fuego y reservar caliente.

En un recipiente poner el chocolate troceado junto con la mantequilla e introducirlo en una cacerola con agua, para que al baño maria y a fuego lento, removiendo con unas varillas conseguir que ambos elementos se integren formando una crema suave, con cuidado de que no queden trozos, ni grumos….y que no se llegue a quemar ni pegar en el fondo del recipiente.

Incorporar poco a poco, sin dejar de batir, la nata aún caliente al chocolate hasta conseguir una crema untuosa.    

Apartar del baño maria el recipiente, a fin de que se atempere un poco antes de continuar el proceso.

Preparar una manga pastelera con una boquilla sin estrías,


taponándola de forma que quede hermética, con papel film o de aluminio, procurando así que no se llegue a salir el ganache de chocolate cuando se introduzca en el interior de la manga

Cuando haya atemperado el chocolate, verterlo en el interior de la manga, ayudándose de una lengua de pastelero, procurar rebañar la cacerola donde se hizo el ganaché (así se aprovechará al máximo tan deliciosa crema de chocolate).

Cerrar la manga pastelera, introducirla en el frigorífico y dejarla enfriar hasta comprobar que la ganaché ha endurecido, pero aún es maneable, que no esté dura y pueda salir fácilmente de la manga pastelera.   Esto podrán realizarlo palpando la manga y comprobando que el ganaché ha tomado algo de dureza.

En una bandeja colocar tiras de chocolate,


tapar con papel film y guardar en el frigorífico unas cinco o seis horas, tiempo suficiente para que endurezca lo suficiente para trabajarlo con facilidad.

Sacar del frigorífico y cortarlo en porciones más o menos iguales para trabajarlos de inmediato con las manos y darles la forma que deseen.   Volver a meter en el frigorífico mientras preparar todo para empanar:

En un plato echar el huevo y batirlo.  

En otro plato echar la maicena y en un tercer recipiente echar, mezclando bien la almendra en polvo con el polvo de coco (suelo hacer el polvo uniendo las almendras con el coco rallado en la minipimer) y el azúcar avainillado.

Por ultimo poner el pan rallado en otro plato.

Pasar los trozos de chocolate por la maicena, posteriormente por el huevo y a continuación por el recipiente de almendras y coco en polvo.

Pasar nuevamente por huevo y por último por pan rallado (esto último es de mi propia  cosecha, pensé que así, con éste último paso no se me romperían al freírlas).

Terminado todo el proceso, guardar en el congelador.   (suelo hacerlo en pequeñas tandas a fin de sacarlas del congelador conforme las necesito).

Para freírlas aconsejo freidora y aceite de girasol o un aceite de oliva muy suave que deberá estar muy caliente (suelo usar freidora) a fin de que se doren por fuera, que queden crujientes y el chocolate quede semi-derretido por dentro. 

Acompañarla con helado a ser posible casero (AQUI encontrarán las recetas) : hecho con el mismo ganaché, con helado de jazmin, con un helado de vino moscatel, con un helado de piñones “carapino” o el que prefieran….  


Unos hilos de caramelo y frutos secos machacados (en ésta almendras fritas machacadas, algo típico de Málaga).

Y como diría Dani Moscugat: Et voilà. ¡¡ Deseándoles un buen fin de semana !!

7 comentarios:

  1. Qué ricas!!! En casa gustan mucho... y hace tiempo que ni las preparo... A tí te quedaron de lujo y es que, malagueña... tú si que eres una artista!!! Besazos preciosa

    ResponderEliminar
  2. Es un plato de autentico Chef.Felicidades!!!!

    ResponderEliminar
  3. ohhhh Toñi que maravilla por favor!! y que ricas deben estar!! que artista hija mía!!

    ResponderEliminar
  4. !!Impresionante!!pero viniendo de ti, me lo espero todito Toñi. Estas croquetas de chocolate tienen que estar divinas. Ese interior semi derretido y ese crujiente exterior, madre mía es que se le hace la boca agua a cualquiera. Con el helado ya es el no va más, reina. !! Lo has bordado !!

    Besinesss y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo querer es poder todo el mundo tiene aptitudes como siempre un post maravilloso.
    Las croquetas de muerte relenta no lo siguiente,te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz domingo wapisimaaaa 😘

    ResponderEliminar
  6. Málaga, tierra de artistas! De eso no nos tienes que convencer... solo hay que entrar en tu cocina, leer tus post para saberlo!
    Excelentes croquetas dulces, un pecado!

    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...