viernes, 28 de abril de 2017

ESTOFADO DE TERNERA CON PATATAS FRITAS



El despiste a veces es necesario, es un recurso recurso del cerebro para hacernos descansar.
Sí, me he despistado sin darme cuenta, creía que tenía ésta receta, tan común en mi cocina real que a todo aquel que ha visto la foto en las redes sociales y me ha pedido la receta insistentemente, les he enviado al blog, a “Mi Cocina” virtual.

Llego a pensar que mi mente me juega a veces una mala pasada o que realmente necesita descansar de la cocina.   Pero todo tiene un por qué, les cuento lo que me pasó hace unos dias con ésta foto subida a las redes sociales:

No todos los días hago fotos de lo que cocino, tal y como suelo hacer cuando pienso o creo que una receta no la tengo publicada en el blog.    De hecho, hay momentos en los que mi marido me regaña cuando me ve con el móvil en una mano y el plato en la otra intentando sacar una foto, buscando los rayos de Sol para conseguir una instantánea y subirla a las redes sociales nada más termine de comer: ¡¡ Si ya la has publicado ¡! ¿Otra vez vas a sacar foto de ése plato? Vamos, que se tiene que enterar todo el mundo de lo que vamos a comer……

En el fondo tiene razón y más paciencia conmigo que el santo Job.    Sí, lo reconozco, me apasiona mi blog, la gastronomía y a veces es casi una obsesión, siento la necesidad constante de fotografiar cada plato para compartirlo, al comprobar el resultado, lo bien que me ha salido (y no tengo abuela…..), o pensando en cambiar o reponer las fotos de “Mi Cocina” e incluso dudando si tengo publicada la receta o no.

Es más, hay ocasiones que recuerdo tenerla en el blog desde hace años y últimamente estoy procurando volver a publicarla aunque esté repetida; siempre se hacen algunos cambios, nuevas técnicas o intentando explicarla aún mejor.   

Pero debo reconocer que desde hace un año que mis hijos me regalaron mi actual teléfono móvil y que con él me puedo conectar a Instagram y a twitter…(las demás redes sociales las dejo para mi ordenador), disfruto subiendo algunas fotos.   La fotografía siempre fue uno de mis hobbies y la dejé aparcada hace décadas.

Hace dos o tres días preparé un estofado de ternera y quedó tan apetecible al quitar la cacerola del fuego que no me pude resistir, le hice una foto y la subí a la nube; a continuación las patatas fritas que sirvió como acompañamiento.

Cuál fue mi sorpresa que comenzaron varios seguidores a pedirme la receta tal y como comenté al principio de éste relato, hecho éste que me suele ocurrir con relativa frecuencia.   

Cuando la tengo publicada suelo poner en enlace o bien les explico la forma de buscar una receta en el blog (hay un buscador específico e incluso apartados por ingredientes incluso); cuando es fácil y rápida contesto escribiéndoselas bien en privado o un email mayoritariamente si me indican que la quieren hacer enseguida.  

¡¡ Qué despiste el mio !! les indicaba que pusiesen “estofado de ternera” y ahí (les enviaba a éste enlace) podían ver el estofado…..pero para mi sorpresa, lo más parecido era un “rabo de vaca” pero con vino tinto.       

Tenía que haber revisado bien el blog, pero es que hay más de 14.000 entradas-recetas, así que salvo error, creo que va a ser que no, por lo que le pongo remedio y aunque no hay fotos del paso a paso, ni del emplatado, voy a explicar cómo prepararlo.

Las demás recetas van a tener que esperar, unas 25, pacientemente a ser publicada.   Se me acumula el trabajo en el blog…pero me muevo por impulsos y la mayoría de las veces por las peticiones de mis seguidores en las redes sociales.

Así, que hoy, sin más dilación vamos a preparar el estofado de ternera que tanto ha gustado no sólo en casa, también en la nube.

¿Cómo lo hice?

Ingredientes:

1 kilo de carne de ternera (suelo pedírsela a mi carnicero de confianza, indicándole que los trozos no sean demasiado pequeños), 2 tomates maduros, un pimiento verde, una cebolla grande(fresca, tipo cebolleta, dulce), cinco dientes de ajo, diez granos de pimienta negra, dos hojas de laurel, medio vaso de aceite de oliva virgen extra, un vaso grande de vino, dos vasos grande de agua, una cucharada sopera de concentrado de carne (Bovril), una cucharada pequeña de pimentón (pimiento molido), una cucharada pequeña de colorante alimentario, dos zanahorias, seis champiñones grandes, una alcachofa, 150 grms. de guisantes y sal.

Los pasos a seguir:

Pelar los ajos, la cebolla y el tomate; enjuagar el pimiento y picarlos todos en trozos muy pequeños.

Pelar las zanahorias, cortarlas en trozos redondos de poco grosor.

Lavar bien la alcachofa, desechar las hojas exteriores, cortar las puntas y partirla en cuatro trozos.

Limpiar los champiñones de la posible tierra que puedan traer, con un paño, o si lo prefieren bajo el grifo, partirlos en cuatro trozos y reservar.

Desgranar los guisantes (éste hecho es todo un placer en mi cocina...la mitad se consume en crudo)

Diluir en medio vaso de agua el concentrado de carne.

Mientras poner una cacerola honda en el fuego con aceite de forma que el fondo quede bien cubierto.  Una vez que comience a humear echar los trozos de ternera y a fuego fuerte dejar que se frían de forma que queden doraditos (no quemados) uniformemente.   Sacar la carne y reservarla en un recipiente tapándola.

Bajar el fuego y en el mismo recipiente sofreir los ajos, el pimiento, la cebolla y el tomate durante unos minutos, hasta que el refrito esté bien pochado (cuidado de que no se llegue a quemar).   Apartar del fuego y añadir el pimiento molido, removiendo bien.

Mientras en una cacerolita echar el resto del agua y cocer los trozos de zanahoria durante unos diez minutos, pasado éste tiempo agregar los guisantes y dejar en el fuego cinco minutos más. Apartar del fuego y reservar.

En una sartén echar un buen chorreón de aceite y freir los trozos de alcachofas, cuando se estén poniendo de color dorado, añadir los trozos de champiñones, ir removiendo hasta que éstos estén doraditos.   Reservar.

Volver a poner en el fuego la cacerola con el refrito y agregar el vino blanco llevando a ebullición, dejándolo hacer unos dos o tres minutos.    Meter en la cacerola el brazo de la minipimer y pasar toda la verdura de forma que quede lo más fino posible.

Incorporar el caldo de cocer las zanahorias y los guisantes, reservando las verduras en otro recipiente.   Echar el colorante alimentario, el agua donde se ha diluido el concentrado de carne, echar la pimienta negra, las dos hojas de laurel y los trozos de ternera. Salar al gusto y a fuego lento dejar cocer durante una hora aproximadamente.

Una vez tierna la ternera, suelo pasar el estofado a una sartén-cacerola plana que puede ir en el centro de la mesa, añadir la zanahoria, los guisantes, los trozos de alcachofas y los champiñones.  Remover todo el conjunto, rectificar de sal si fuese necesario, dar un hervor de uno o dos minutos a fuego lento y retirar del fuego.

Para acompañar aconsejo un buen plato de “papas” fritas en aceite de oliva virgen extra.

Un buen pedazo de pan (si es hecho en casa, con masa madre, mejor que mejor…ésta es una de las recetas que están por publicar)

Y una buena copa de vino tinto (saben mi consejo, a ser posible malagueño).
No se despisten demasiado, disfruten de la cocina preprando un buen estofado....







7 comentarios:

  1. A veces pasa, que pensamos que tenemos una receta habitual ya publicada y resulta que no, pero nunca es tarde y un estofado es un clásico que acompañado con esas patatas y el pan casero con masa madre es para dejar el plato brillante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y te extrañas de que te pidan la receta? Pues claro si tiene este estofado una pinta espectacular! Y tan rico está que corriendo quieren tener la receta y ni buscador ni nada.
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que te pidan la receta, la pinta es sensacional, que colorcito amiga!!

    ResponderEliminar
  4. Toñi, qué rico estofado. Te ha quedado de lo más apetecible Me encantan los guisos y este además tiene mis hortalizas de primavera preferidas, guisantes y alcachofas, un lujo.
    Saludos, Carmina.

    ResponderEliminar
  5. Pintraza tiene tu estofado para no variar te ha quedado un plato de relujo y no dudo lo mas minimo que este de rexupete,en casa no dejarian de hacerte la ola.
    Bueno lo que cuentas de hacer foto a lo que comes y comentario del costillo me suena jajaja y lo de dudar si ya tienes o no publicada la receta idem con todas las que hay en el blog una pierde la cuenta de cuales hay o como le ha llamado al publicarla ,asi que no te preocupes que creo que ese mal es de tod@s los bloguers jajaja.
    Como siempre es un placer venir a visitarte y disfrutar de tus maravillosos post.
    Bicos mil y feliz finde wapisima.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Toñi por publicar estas deliciosas recetas, en particular de esta tengo que decir que está es toda una delicia,la hice y doy fe de ello
    Un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...