viernes, 23 de junio de 2017

HUEVOS DE CODORNIZ CON MAYONESA Y POPURRI DE PIMIENTAS



¡¡ Manda huevos....!!

Segurísima que recordarán la ya famosísima exclamación que durante una sesión parlamentaria, allá por el año 1997, resonó a micrófono abierto, cuando el entonces presidente del Congreso, el Sr. Trillo, no pudo dejar de exclamarla cuando se vio obligado a emplazar una votación.

Frase ya que pasará a la historia, como muchas otras, por graciosa, curiosa e incluso como es el caso por estar fuera de lugar, que no de contexto todo sea dicho de paso.

 La ya conocidísima expresión ¡¡ Manda huevos !! Aunque parezca mentira, viene a significar algo así como: “la necesidad manda hacer esto contra mi voluntad” y a pesar de que se crea lo contrario, no tiene nada que ver y por supuesto no tiene su origen en los “atributos” masculinos.   

Viene del latin.  De hecho “manda huevos” es en realidad una derivación en romance del latín mandat opus (la obligación manda), frase usada antaño por los letrados en el ámbito jurídico.

La evolución mandat opus > manda uebos > manda huevos, incorporando la hache, a la postre, se justifica por la sustitución de un arcaico uebos (derivado de opus, en plurarl). 

"Manda huevos" pasaría a expresar ese momento en que uno no tiene más remedio que hacer algo o está obligado a hacerlo.

Curiosamente intentando saber el origen de la peculiar frase, he podido encontrar que existe otra teoría que dice así:   (Fuente de Información)

Se trata de un ingenioso invento de la literatura humorística contemporánea, creación del blog Emitologías, que lo vincula hábilmente con la España del siglo XVI, reinando el hijo de Felipe II, Carlos II “el Hechizado”, Debido al ingenio y la gracia con que está escrito, no nos resignamos a resumir su contenido.
Cuenta el autor de este blog cómo este enfermizo monarca, al que las crónicas pintan de carácter débil y maniático, sentía una profunda debilidad por toda clase de huevos de ave, que devoraba con verdadera fruición. Su obsesión por ellos llegó a colmar la paciencia de Fernando Joaquín Fajardo, a quien el rey había encargado viajar por toda la Península para controlar la recaudación de impuestos, maltrechas como estaban las arcas del reino en un periodo de profunda crisis financiera. Fajardo soportaba estoicamente que su señor le reiterara constantemente en sus misivas el encargo de seleccionar los mejores huevos que encontraba a su paso y enviarlos directos a palacio para consumo real.  El rey Carlos parecía más preocupado por el abastecimiento de aquellas ovales exquisiteces hispanas, que por otros asuntos de estado de mayor importancia para la corona. Y así en cada misiva el monarca repetía cansino y suplicante a su vasallo: “doquiera te halles, Fajardo, manda huevos”, con el propósito de que no echara en el olvido su peculiar encargo. Fajardo, confundido por la actitud del rey, llegó a comentar esta obsesión real ante sus contertulios repitiendo la misma frase, aunque de forma exagerada, entre el histrionismo y la indignación: “¡manda huevos, manda huevos!”. De esta manera, vino a hacerse proverbial.

Y como “la necesidad manda cocinar en contra muchas veces de la voluntad”….”manda huevos” con éstas calores veraniegas meterse mucho rato en la cocina, por lo que hoy, yo no les voy a dejar una receta hoy complicada, de ésas que hay que estar tiempo soportando el calor….pero sí que voy a preparar un aperitivo, fácil, sencillo y resultón.  Éste:

Ideal para aperitivo de una noche de verano, pero si que si no tienen tendrán procurar “mandar por huevos”, unos huevos pequeñitos, riquisimos, un bocado delicioso: Huevos de codorniz y les aseguro que sus comensales, cuando los prueben no comentarán al comerlos: ¡¡ manda huevos !! 

Los disfrutarán con sumo placer gastronómico.

¿Cómo los hice?

Ingredientes:

Huevos de codorniz, un huevo de gallina, medio vaso de aceite de oliva virgen extra, sal y popurrí de pimienta (granos de pimienta negra, blanca y roja).

Los pasos a seguir:

Poner al fuego una cacerolita con agua  fría, y echar los huevos de forma que queden cubiertos.   Una vez comiencen a hervir, dejar cocer unos cinco minutos.
En cuanto pasan ésos cinco minutos de hervor, enseguida, sin perder tiempo, sumergirlos en agua fría del grifo, esto provoca un shock térmico que ayuda a que se puedan pelar mejor.

Ir sacándolos del agua fría, empezar a pelarlos rodándolos un poco sobre la encimera o una superficie dura y empezar con sumo cuidado a pelarlos desde la base más ancha. La cáscara suele salir casi entera con poca dificultad.    

Enjuagarlos bien a fin de que no queden trocitos de cáscaras adheridas y colocarlos sobre papel de cocina.

Preparar la mayonesa:

Cascar el huevo en el vaso de la batidora, salar al gusto y añadir el aceite de oliva virgen extra.

Introducir el brazo de la batidora hasta el fondo y a máxima potencia triturar sin levantar la batidora hasta que la mezcla emulsione.

Cuando empiece a emulsionar, moverla suavemente de arriba abajo. Ya está lista la mahonesa o mayonesa.


(Si quieren echarla sobre los huevos con forma o dibujo, introducir la mayonesa en una manga pastelera).


Colocar los huevos de codorniz en el plato donde se vayan a servir, echar la mayonesa sobre ellos y a continuación el popurrí de pimienta bien molida.


Y ahora sí…..”Manda huevos” que no puedan disfrutar de un buen fin de semana, que no piensen ya en las vacaciones, en descubrir y visitar Málaga, conocer su cultura, sus paisajes, sus playas, su historia, sus bellísimas ciudades y pueblos…y el mar, recuerden: siempre la mar.

5 comentarios:

  1. No sabia de donde venia la frase de Manda huevos y me ha encantado descubrir gracias a ti el origen de la misma.
    Los huevos se ven de relujo y seguro que estan de rexupete , guardame un plato para la cena que ya voy de camino.
    Como siempre es un placer venir a visitarte ,no hay vez que venga que no aprenda algo nuevo , receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  2. Viniendo a tu cocina siempre salimos bien alimentados, tanto el estómago como el cerebro. Cuánto aprendemos.No sabía el origen de la frase "Manda huevos", todo tiene su explicación y tú nos la has enseñado.
    La receta muy sencilla, pero ya te digo que si, que me gusta.
    Buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  3. Querida Toñi: La verdad es que contigo siempre aprendemos "Manda huevos", una frase que no escucho hace mucho tiempo, pero que a partir de ahora la voy a rescatar. Ja, ja :)

    Los huevos de codorniz me encantan y aderezarlos con el popurrí de pimientas es una muy buena idea. Yo los hago y los aderezo con aceite de oliva, comino y trocitos de cebolleta. Están de rechupete también. Besitos guapa y buena semana. Ahora nos tendrás que enseñar recetas veraniegas y fresquitas para aliviar el calor. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Pero qué propuesta tan sencilla y tan rica. Excelente para tomar de entrante o de aperitivo. Todo un acierto!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  5. Muy fresquitos y apetitosos esos huevos aderezados con mahonesa y pimientas. Siempre que pongo puré de patatas lo acompaño con huevos cocidos pero mi familia se los comen como si se tratara de aceitunas. La verdad es que están muy buenos.
    Besos, Carmina.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...